X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡A la escucha!

A por la octava

Publicada el 20/11/2020 a las 06:00

Pues ya tenemos una nueva ley de educación, la octava de la democracia y con muy pocas posibilidades de sobrevivir más allá de lo que dure este gobierno. Una vez más, la reforma educativa no ha logrado el apoyo de una buena parte del hemiciclo, no ha conseguido sumar el apoyo de fuerzas políticas diferentes a las que ya están gobernando y eso, inevitablemente, aboca a esta reforma a morir cuando los que están ahora en la Moncloa pasen a la oposición. Es el baile de reformas educativas a las que nos tienen acostumbrados, y sinceramente, agota. Algunos hemos perdido ya la cuenta de cuántas leyes hemos vivido, estudiado y sufrido, bien como estudiantes, bien como padres (son 8, sí). Ya no sabes si el examen de paso de etapa escolar es vinculante o no, cuenta para la nota, es simplemente de control de cómo va o si, por ejemplo la filosofía, es asignatura troncal sólo en la ESO o también en Bachillerato.

Al final, las leyes educativas, como tantas otras, se han convertido en un arma política para demostrar al contrario que da igual lo que haga porque se quedará en nada cuando yo llegue al poder. Y creo que deberíamos plantarnos, al menos en esto. No es de recibo que lo que estudian nuestros hijos y cómo lo estudian, se convierta en una batalla política. Deberíamos pedir unas mínimas líneas rojas, basadas en algo tan básico como la igualdad de oportunidades. Saber que da igual en qué zona vivas, en qué barrio estudies.

Tener la confianza de que eso no determinará de una forma inevitable tu futuro. Confiar en que si llega una pandemia, si los colegios se tienen que cerrar por fuerza mayor, no habrá estudiantes de segunda y de primera según sus posibilidades, las capacidades de su centro o el presupuesto de su comunidad. Lo mínimo, pactar lo mínimo, y luego dejar las batallas de lo ideológico en un segundo plano. Si lográramos al menos eso, todo el ruido que hemos escuchado estos días se desactivaría por completo.

Se dejaría de simplificar el debate entre educación concertada y educación pública, porque no habría grandes diferencias, o no debería haberlas. Se dejaría de hablar de “bandos” en un tema en el que todos deberíamos de estar aportando ideas, mejorando un sistema que, lo vemos en muchas de las evaluaciones que nos hacen organismos independientes, se ha quedado muy atrás, y apenas sirve para generar y detectar más talento. Nuestros hijos siguen memorizando contenidos que olvidan al poco de haberlos vomitado sobre el papel. Seguimos estudiando para una nota y no para crecer en un pensamiento más crítico y constructivo. Seguimos sin saber debatir en público, sin saber analizar el porqué de las cosas y por tanto sin entenderlas.

Pero lo peor de todo esto es que los diputados, los señores que tienen que redactar, mejorar, aportar a la redacción de una ley que versa sobre la educación, den el peor de los ejemplos durante el debate parlamentario. Sí, hablaban de educación y es precisamente lo que faltó este jueves en el Congreso. El debate acabó con varios diputados de pie, aporreando el escaño, protestando. Las aportaciones de algunos desde la tribuna o desde el escaño fueron poco edificantes. Y eso que hablábamos de educación. Lo peor es que esto se volverá a repetir. Cuando la ley que acaba de aprobarse la tiren a la basura los siguientes que lleguen. Una oportunidad perdida.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




23 Comentarios
  • Argaru Argaru 21/11/20 02:49

    “Nuestros hijos siguen memorizando contenidos que olvidan al poco de haberlos vomitado sobre el papel. Seguimos estudiando para una nota y no para crecer en un pensamiento más crítico y constructivo. Seguimos sin saber debatir en público, sin saber analizar el porqué de las cosas y por tanto sin entenderlas”. Este párrafo resume la principal carencia de todas las leyes de educación que hemos tenido hasta ahora. ¿Es pura casualidad o absolutamente intencionada, esta “carencia”? Visto el triste panorama, me inclino de lleno por la segunda. Y  está relacionado con el abandono TOTAL y ABSOLUTO de una de las asignaturas fundamentales  para desarrollar una sociedad democrática de hombres y mujeres libres e iguales: la FILOSOFÍA. Una asignatura que enriquece nuestro intelecto y nos enseña a pensar con mayúsculas. Por esta razón, la principal riqueza de una nación está en sus gentes. Una excelente educación a un pueblo le da un importante valor añadido a todo lo que crea, a todo lo que fabrica en todos los órdenes. No hace falta poner ejemplos, porque todos conocemos, casos de países con mayor territorio, con mayores recursos naturales que el nuestro, cuyos ciudadanos, sin embargo, viven, en su mayoría, en la extrema pobreza, por carecer de la educación adecuada. Son países, donde las clases dominantes han esquilmado toda la riqueza en su propio beneficio. No hace falta ser un lince para darse cuenta que un ciudadano “que no practique la gimnasia cerebral” es más fácil de manipular y gobernar. Esa es, a mi juicio, la principal razón por la que la filosofía ha sido desterrada de los planes educativos. No interesa crear ciudadanos críticos, ciudadanos que piensen, ciudadanos libres que puedan llegar a cuestionarlo todo, incluido el propio sistema. En cambio, gracias a los planes educativos de los últimos cuarenta años hemos sido capaces de fabricar, entre otros, a millones de cretinos que votan a VOX. ¡Ojo! No me refiero a sus representantes políticos. ¡Esos son más listos que el hambre! Y no me canso de repetir de que es fundamental una Educación Pública fuerte, acorde con nuestro nivel de país y el de nuestro entorno. Y mucha FILOSOFÍA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • mealjo mealjo 20/11/20 20:26

    La iglesia ha mordido en la tarta del dinero de la educación y no van a soltar el mordisco. Si acaso, morderán más fuerte en cuanto puedan. Esta ley no les merman en casi nada sus privilegios, pero ellos quieren más, de he hecho, lo quieren todo. Bueno, todo no, " la chusma " no, eso para la pública.
    Por otra parte, hubiera sido deseable haber incluido un espacio de formación permanente para legisladores y expertos en educación, a ver si fuera posible que aprendieran algo sobre lo que significa la educación, sus necesidades y los recursos que necesita para desarrollarse adecuadamente. Con esto tal vez se conseguiría no dar tantos palos de ciego en este asunto vital para la sociedad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Nicole Nicole 20/11/20 20:23

    Pero esta periodista de qué país es. Acaso no ha visto la constitución que establece el derecho de lso españoles a la educación, no a la elelccion de centro. El derecho a la educación da igualdd d eoportunidades el derecho a centro no. se crean dos circuitos, uno para ricos y con alumnos cuyos padre tendran influencias para encontar trabajo y otro para pobres o creyentes de la verdadrea igualdad de oporutnidades. El primero la concertada, el segundo la pública

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • antoshi antoshi 20/11/20 18:56

    Ayer, el periodista Juan Cruz tuvo un recuerdo para el maestro anarquista y librepensador, Francisco Ferrer Guardia, sus ultimas palabras antes de ser fusilado fueron: "Viva la escuela publica, viva la educacion laica, vivan los niños". Pues eso, viva.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • JIRS JIRS 20/11/20 16:52

    La derecha, la derechona, la extrema derecha y la ultraderecha, nos dieron toda una lección de educación, mostrándonos en el parlamento, la que recibieron en esos colegios de la Iglesia y privados de élite a los que asistieron desde pequeñitos.
    ¡¡¡¡ Madre míaaaaaaa............................!!!!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • bidebi bidebi 20/11/20 16:35

    Solamente en un día. Junten ustedes a los herederos del franquismo gritando Libertad, libertad, mientras aporrean sus bancadas. A los antifranquistas aplaudiendo de forma sonora para tapar los gritos de Libertad. Y a Giulani sudando tinta de su pelo defendiendo a Trump : https://www.youtube.com/watch?v=3AY5IZR8i7I
    Y tendremos la foto de la decadencia en la que vivimos.
    Porque a los estudiantes no se les pregunta por su parecer, pero si lo hicieran la respuesta segura sería : “¿Y esta manada de brutos nos va a educar a nosotros?”.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • Atea Atea 20/11/20 18:25

      Ay pobre Rudy y menudo desgraciao jajajajajj. No he podido reírme más.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • GRINGO GRINGO 20/11/20 13:31

    Qué Ley de Educación se va a aprobar en España, con vocación de permanencia, si una parte importante del hemiciclo no la demuestra, y eso que habrán ido a "colegios de pago" la gran mayoría.

    Fuera subvenciones, el que quiera exigir un tipo de educación específico que la pague de su bolsillo, no del de los demás.

    Si hay que construir colegios públicos, lejos de las garras de la SMI, será el dinero mejor invertido para una sociedad libre y con futuro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • luzin luzin 20/11/20 13:25

    Menudo troleo ... los campeones nacionales de concertada-privada son los vascos, junto con madrileños y catalanes ... es decir, los socios del Gobierno del Bien Común concertado y privado ... más del 50% del Consejo de Ministros estuvo en privado-concertado y los hijos de la casta se educan de otra manera ... la basura de enseñanza que están recibiendo los hijos de los trabajadores es un espectáculo ... mientras los que tienen posibles los llevan fuera de la pública ... el remate ha sido cargarse las licenciaturas y bajar los niveles para tener títulos que no valen nada y que los que tengan pasta se metan en los masteres de Begoña y cia para enchufarse y ver si se colocan ... menuda banda de troles ...

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    2

  • gualdo gualdo 20/11/20 11:22

    Los brutotes de siempre se pusieron a gritar la palabra “libertad” tras previamente haberse dedicado, como acostumbran, a insultar y menospreciar sin aportar nada al debate. Además retuercen la ley aprobada, mienten y confunden al ciudadano de a pie. Tenemos un problema con la democracia española que se llama fascismo-estupidez, aunque bien pensado ese griterío garantiza un gobierno mínimamente presentable, si no bastante aceptable, por muchos años.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • Larry2 Larry2 20/11/20 11:12

    Sí, habría que preguntarse porque no hay mucho mas consenso en estas reformas educativas. Cada uno tenemos un plan. Pero yo también me inclino por el tema de los priviliegios. La iglesia los tiene, los tuvo, y aún los tiene. Debiera de haber una escuela pública bién estructurada, y ahí se acabaría la historia. Las privadas que marquen su rumbo, su politica, y que las mantengan los que quieran. Las concertadas debieran ser absorbidas por la pública, y se evitaría todo este lío cada cuatro años. En algo estoy de acuerdo con Helena Resa, dentro de cuatro años, ojalá no, estaremos en las mismas, agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7



Lo más...
 
Opinión