x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




XIX Congreso Nacional del PP

Los apoyos que ya han cosechado los siete candidatos a suceder a Rajoy

  • Soraya Sáenz de Santamaría, que no ha precisado cuántos avales tiene, y Pablo Casado, que ha llegado a Génova con alrededor de 5.000, han acudido a la sede del partido acompañados de altos cargos del PP
  • Cospedal, la principal contrincante de Santamaría, quiso distanciarse de ella y se presentó acompañada de militantes y afiliados de todas partes de España, aunque cuenta con apoyos de altos cargos

Publicada el 20/06/2018 a las 21:20 Actualizada el 20/06/2018 a las 21:56
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

La candidata a presidir el Partido Popular, la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al diputado José Luis Ayllón, y la exministra de Empleo, Fátima Báñez, tras la presentación de avales, en la sede del partido en Madrid.

La candidata a presidir el Partido Popular, la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al diputado José Luis Ayllón, y la exministra de Empleo, Fátima Báñez, tras la presentación de avales, en la sede del partido en Madrid.

EFE
Se acabó el plazo. A las 14.00 horas de este miércoles terminó de conformarse el tablero de los candidatos a presidir el PP. En total, son siete los aspirantes a suceder a Mariano Rajoy al frente de los conservadores: Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal, José Manuel García-Margallo, Pablo Casado, José Luis Bayo, José Ramón García-Hernández y Elio Cabanes, que apuró hasta pocas horas antes el anuncio de su decisión de presentarse a la elección. Desde ahora, todos se encuentran en la casilla de salida para el XIX Congreso Nacional del PP, una cita extraordinaria que tendrá lugar en Madrid los días 20 y 21 de julio y de la que saldrá el nuevo líder del partido. 

Génova fue el escenario del comienzo de la batalla. Todos los candidatos acudieron a la sede madrileña a presentar los avales que habían obtenido en estos días, después de que el expresidente del Gobierno anunciara su decisión de abandonar la dirección del PP. Fue el pasado 5 de junio cuando Rajoy, al contrario que su sucesor, José María Aznar, dejaba en manos de la militancia la decisión de decidir quién seguirá sus pasos en el partido. "El PP debe seguir avanzando y construyendo su historia de servicio a los españoles bajo el liderazgo de otra persona", dijo. 

Cada uno de los candidatos acudió a la sede de su partido con una puesta en escena que reflejó, a primera vista, los apoyos con los que cuenta cada uno. La exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, no fue acompañada de ningún alto cargo de su partido. La exvicepresidenta y su principal rival en el proceso, Soraya Sáenz de Santamaría, sí, al igual que el exvicesecretario de Comunicación, Pablo Casado. Esta fue la primera medición de fuerzas. Hasta la cita de finales de julio, los distintos cargos del PP irán mostrando sus apoyos aunque, de momento, algunos ya lo han hecho.
 

Soraya Sáenz de Santamaría


 

La exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, entró y salió de la sede de Génova sin desvelar cuántos avales había conseguido para su candidatura. "Solo dije a mi equipo: 'cuando tengamos más de 100, estoy tranquila'", aseguró ante los medios.

Pero llegó acompañada. A su lado se encontraban la exministra de Empleo Fátima Báñez, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, y el exsecretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón. Los tres le mostraron públicamente su apoyo, y acompañarla hasta Génova fue el mejor ejemplo, pero no fueron los únicos. Altos cargos y exmiembros del Gobierno de Mariano Rajoy no dudaron en posicionarse este mismo miércoles en el equipo de la número dos del exjefe del Ejecutivo.

Fueron el exministro de Fomento Iñigo de la Serna, el exministro de Energía Álvaro Nadal, y el exportavoz del Gobierno y exministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo. Este último, a pesar de haber alabado el, a su juicio, buen banquillo del partido, afirmó que Santamaría es la más capacitada para ocupar el cargo y aspirar a la presidencia del Gobierno.

Santamaría, por su parte, dijo este miércoles que tiene "ganas" y que se presenta con el "objetivo" de que el PP "recupere el Gobierno cuando antes". "Creo que estoy preparada para dirigir este partido y me siento preparada para poder presentarme frente al resto de partidos políticos y ante el conjunto de españoles de cara a las próximas elecciones generales", aseguró.
 

María Dolores de Cospedal

 
Sin compañía de ningún dirigente conservador, sino de militantes y afiliados de diferentes lugares de España y más de 3.200 avales. Así llegó la todavía secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, a la sede de su partido en Madrid. "He presentado mi candidatura para sumar", proclamó. De este modo, trató de diferenciarse de su principal rival en el proceso, Soraya Sáenz de Santamaría, con la que ha mantenido años de enfrentamiento que, ahora, se escenifican. 

De hecho, en las últimas semanas una de las ideas más extendidas en las filas conservadoras es que si el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo daba el paso de presentarse como candidato, Cospedal no lo haría. Y que esto evitaría el choque directo entre la exvicepresidenta y la secretaria general. Pero la negativa del líder conservador en Galicia provocó que ambas dirigentes se postularan como posibles nuevas presidentas del partido. Y lo hicieron menos de 24 horas después y con pocas horas de diferencia.

No obstante, el no aparecer en Génova acompañada de ningún alto cargo no significa que ninguno le haya mostrado su apoyo. Cospedal cuenta con varios avales. Entre ellos se encuentran el de la exministra de Sanidad, Dolors Montserrat, el del exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido y el del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, el que fuera número dos de Cristina Cifuentes y el que más abiertamente mostró su apoyo a la exministra de Defensa. "Sin duda" que reúne "el perfil", aseguró este miércoles. 

Según aseguró, no teme que dos exmiembros del Gobierno como De la Serna y Báñez le muestren su apoyo a Santamaría. "No me ha sorprendido, las afinidades personales son importantes en la vida, somos humanos", dijo. Afirmó así, para confirmar las diferencias que la separan de la exvicepresidenta, que para ella "vale tanto el voto de un afiliado de Tomelloso que cualquier otro afiliado por muy significativo que sea". 
 

Pablo Casado

 
Es el que más avales ha llevado este miércoles a Génova. El exvicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, acudió a la sede de su partido en Madrid con 5.000 avales y, al igual que Santamaría, con una docena de personas entre las que se encontraban algunos altos cargos conservadores que, de este modo, mostraron públicamente su apoyo al candidato más joven a suceder a Mariano Rajoy. 

Le arroparon, así, el senador por Castilla y León y exdirector de la Policía León Ignacio Cosidó, el diputado madrileño José Ignacio Echániz –antiguo apoyo de Cospedal–, el diputado murciano Teodoro García Egea, la portavoz del PP de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el vicesecretario de Política Sectorial vasco del PP, Javier Maroto, el exalcalde de Getafe Juan Soler y, según informan fuentes del partido, la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy

Casado fue el que más compañía tuvo durante la presentación de avales. Y la tuvo a pesar de que este mismo miércoles se conocieran nuevos detalles sobre su polémico máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Por un lado, Eldiario.es publicó que la universidad ha informado a la jueza de que no hay rastro del tribunal ni del acta de convalidaciones del vicesecretario de Comunicación. Por otro, El País informó de que que las únicas cuatro asignaturas que hizo el candidato a presidir el PP se las aprobaron los principales implicados en el caso del máster de Cristina Cifuentes. Y en este sentido recibió la defensa, también, del coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo. "Será la universidad la que tenga que mirarse a sí misma, no el alumno, que es una víctima", dijo. El candidato, por su parte, se defendió calificando estas nuevas noticias de "palos en la rueda" y "juego sucio". 

Pero más allá de ese asunto, Casado, en una clara alusión al enfrentamiento entre Santamaría y Cospedal, presentó este miércoles su candidatura como la "única que garantiza que el PP no se rompa". "Nos echamos a la carretera a recorrer 6.000 kilómetros en la península y el resto, por avión", dijo. 
 

José Manuel García-Margallo

 
Alrededor de medio millar. Esa ha sido la cifra de avales que presentó este miércoles el exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo. Públicamente, ningún dirigente del partido ha querido todavía mostrar su apoyo público al candidato, aunque él asegura que en los Consejo de Ministros de la época Rajoy cosechó algunos. "Un grupo relativamente numeroso, bastante inteligente y muy reformista", aseguró. No obstante, la escenificación de la entrega de las afirmas contrasta con la de sus compañeros. Margallo, al contrario que Santamaría, Cospedal y Casado, aparece en solitario. 

No obstante, no le pareció extraño que sus principales competidores ya cuentes con apoyos explícitos dentro del partido. Según manifestó, esta es la contrapartida que recibe quien ha estado seis años nombrando cargos. Él, por su parte, se ha limitado a pedir a los afiliados que voten pues, a su juicio, el PP está en "peligro", y el país, "en cuasi emergencia nacional". 

"Me han llamado de todo menos tonto, si creyese eso no estaría aquí. Mi afán de notoriedad a estas alturas de la película es ninguno", afirmó ante los periodistas a las puertas de Génova. Subrayó, además, que apuesta por un programa reformista y que lo quiere liderar él. "Siempre será mejor que lo lidere el padre a otra persona", aseguró.  
 

José Ramón García-Hernández

 
Fue el primero en presentar su candidatura, como recordó a su entrada en Génova, donde no desveló con cuántos avales cuenta. El secretario ejecutivo del PP y portavoz de Asuntos Exteriores del partido, José Ramón García-Hernández, acudió junto a sus seis competidores a la sede en Madrid, donde insistió en que no se integrará en ninguna candidatura que no sea la suya propia. 

Al igual que Margallo, en las fotografías realizadas durante la presentación de las firmas García-Hernández aparece solo, sin ningún cargo del partido que le arropara. Sin embargo, sí tiene apoyos. El más fuerte es el del exministro del Interior de Mariano Rajoy Jorge Fernández Díaz. Está, dijo, "encantado" de contar con su respaldo. 

"Llevo avales de toda España que me han avalado desde el lunes. Hay muchísimos más de los que se requiere. Es la caja de la ilusión", aseguró, a la vez que dijo que el proyecto que él abandera es el "verdadero proyecto" de cambio que va a "transformar el PP, hacer un mejor Partido Popular y que España mejore". Afirmó, además, que hará "todo lo posible" para que "voten los afiliados" porque debe haber primarias "de verdad". 
 

José Luis Bayo y elio cabanes


Fue otra de las primeras candidaturas en confirmarse, la del militante valenciano José Luis Bayo, que intentó rivalizar con Isabel Bonig en el congreso regional. Llegó a Génova con 350 avales y en solitario, y apostó por seguir así "hasta el final". "No he recibido ninguna llamada. Mi idea es llegar hasta el fin y contar con las bases. Vivimos en una crisis interna, de identidad dentro del partido, y hay que apostar por abrir las ventanas de Génova y que entre un aire nuevo", dijo en declaraciones a La Sexta. 

Se reivindicó, en la línea de Cospedal, como candidato de la militancia. "Me siento triunfador porque en el Congreso extraordinario en el que se decidirá el presidente del PP se le ha dado voz a los militantes, que de normal no podían participar dentro de la estructura del partido", añadió.

Por su parte concejal del PP de la pequeña localidad valenciana de La Font de la Figuera Elio Cabanes, el último en presentar su candidatura a la presidencia del PP, se mostró, en el mismo sentido que Bayo, como el candidato de las bases. "No tienen claro lo que el concejal, el ciudadano y el militante necesitan en este partido", ha reivindicado desde la puerta de la sede nacional del PP donde ha entregado los avales. Por este argumento, dijo, ve "muy difícil" que su candidatura se una a ninguna otra.

Cabanes defendió también la figura de Mariano Rajoy tras las duras críticas que le dirigió al perder el PP la moción de censura presentada por el PSOE. Aseguró, en este sentido, que pasó días "muy malos" y que explotó, pero que si tiene que disculparse con alguien es con el expresidente "y nadie más".
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.