X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Dispérsense, el sueño de la inmunidad de rebaño ha muerto: llegaría tras mucho tiempo o muchas víctimas

  • La también llamada inmunidad de grupo podrá alcanzarse en años si se mantienen los anticuerpos de los primeros portadores, aunque aún faltan certezas
  • La tasa de letalidad que se calcula, del 1%, es alta en comparación con otros países, pero los expertos advierten de que aún es pronto para las conclusiones
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 15/05/2020 a las 06:00 Actualizada el 15/05/2020 a las 09:59
Dos personas conversan en Altafulla (Tarragona).

Dos personas conversan en Altafulla (Tarragona).

Efe

En febrero, solo epidemiólogos, virólogos, microbiólogos, médicos y expertos en Salud Pública conocían y utilizaban con asiduidad el término inmunidad de grupo, también conocido como inmunidad de rebaño. Ahora está en el debate público. Es fácil de entender: si un alto porcentaje de la población (entre un 60% y un 70%) desarrollan anticuerpos contra un agente infeccioso, al patógeno le costará mucho encontrar nuevos cuerpos en los que hospedarse y la epidemia se extinguirá. Esta inmunidad se puede conseguir a las buenas, con una vacuna, o a las malas, pasando la enfermedad. Como aún no tenemos vacuna y no la tendremos a corto plazo, algunas voces sugirieron que un alto número de enfermos podría ser beneficioso a la larga para poner coto a esta crisis. Hay, incluso, dirigentes políticos –el caso más conocido es el del primer ministro británico, Boris Johnson– que propusieron que la mejor estrategia pasaba por dejar circular a su aire al SARS-CoV2, cayera quien cayera.

Sin embargo, los datos provisionales de la encuesta de seroprevalencia realizada por el Ministerio de Sanidad, que ha analizado los anticuerpos generados por una muestra representativa de los españoles, ofrecen dos conclusiones principales: una, que alcanzar dicha inmunidad a corto plazo implicaría una cifra de muertes y de colapso sanitario inasumible. Y otra, que sin vacuna vamos a tardar mucho, mucho tiempo en alcanzarla. No es cuestión de meses, sino de años. Si algún día llega.

En torno al 5% de españoles ha contraído el covid-19, según los datos de seroprevalencia que, ha remarcado el Gobierno, son provisionales, no definitivos. Con muchas diferencias entre provincias: en Madrid ha desarrollado anticuerpos en torno al 11% de la población y en Cádiz un 1,7. Ya se sospechaba que la cifra estaría muy lejos de tan siquiera acercarse al 60% de inmunizados que se necesitaría para el efecto rebaño. Así lo ha confirmado este jueves el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón: "Los datos no nos sorprenden". Ya se esperaba una incidencia del 5%, que implica que el 95% aún es susceptible de enfermar. Por lo que abrirle las puertas al nuevo coronavirus confiando en que ya estamos protegidos por anticuerpos, o que lo estaremos en un futuro, se descarta con rotundidad: "La inmunidad de grupo no se puede utilizar como una de las herramientas para tomar decisiones. Así es como estamos trabajando". Para el doctor, la baja prevalencia también demuestra que las medidas que se han ido proponiendo para evitar la transmisión "son las correctas".

El epidemiólogo de Atención Primaria del Hospital de la Cataluña Central Jacobo Mendioroz coincide con Simón: "Contar con una inmunidad grupal para que podamos rebajar las medidas de confinamiento ahora mismo no es viable", afirma. No solo no estamos inmunizados lo suficiente como para librarnos de una lenta desescalada, sino que tardaremos mucho en alcanzarla. El experto hace un simple –pero muy gráfico– cálculo: "Las cifras que se han dado son en torno a un 60%. Tendríamos que pasar por lo mismo que hemos pasado unas doce veces". Eso es mucho tiempo e implica muchos muertos.

El profesor de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid Víctor Jiménez califica la inmunidad de grupo como "un escenario de epidemiología-ficción". "Si hubieramos dejado circular al virus, la tendríamos, pero desde una perspectiva sanitaria, viendo la mortalidad y el problema que supone...". Explica otro cálculo: solo en la Comunidad de Madrid, conseguir un rebaño del 70% habría provocado medio centenar de miles de muertos . Algo no solo sanitariamente, también política, moral y socialmente inasumible. "Lo hemos hecho bien. Es un logro colectivo tener una seroprevalencia tan baja. Esa es la buena noticia. La mala es que 19 de cada 20 españoles siguen en riesgo epidemiológico", asegura. Por lo que, como dijo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este jueves, la lucha debe seguir protagonizada por la prevención, la distancia social, la detección rápida de nuevos casos, el desarrollo de medicamentos retrovirales y la gran esperanza, el descubrimiento de una vacuna efectiva.

No nos queda otra, afirma Jiménez: la condición de pandemia del covid-19 lo convertirá, con toda probabilidad, en un virus "estacionario" que conviva con nosotros y que no podamos erradicar del todo hasta que no fomentemos la inmunidad de manera artificial con la vacuna. Y algunos avances con nuevas técnicas son esperanzadores, pero no hay nada claro todavía. En este escenario, la inmunidad de grupo podría tener su utilidad en poblaciones aisladas donde el coronavirus ha impactado con fuerza pero a donde podría no llegar la vacuna: por ejemplo, en países subdesarrollados con sistemas sanitarios deficientes.

Si seguimos el plan establecido, de medidas de control, prevención y rastreo de nuevos casos, Mendioroz opina que a muy largo plazo "podríamos llegar" a disfrutar de la inmunidad de rebaño para toda la población en general o en grupos amplios, pero en unos cuantos años. Porque con los datos actuales, necesitamos doce brotes como los que sufrió la Comunidad de Madrid para alcanzar el 60%. Y, evidentemente, nadie desea que la población madrileña pase por el infierno vivido hace unas semanas. Así que, para mantener las capacidades del sistema sanitario, hay que reducir la capacidad contagiosa del virus, lo que alargaría en el tiempo la generación de anticuerpos. 

Dudas y esperanzas sobre la inmunidad

En este escenario cobra mucha importancia lo que sabemos y lo que no sabemos del SARS-Cov-2 con respecto a la inmunidad que genera su primer paso por el cuerpo humano. Por ahora, los estudios permiten ser moderadamente optimistas, como recordó Simón este jueves: dura, como mínimo, varios meses. Y, además, el nuevo coronavirus parece bastante estable y muta menos que alguno de sus primos responsables de la gripe, que obligan al sistema sanitario a idear una vacuna nueva cada invierno. Pero si queremos conseguir una inmunidad de grupo, necesitamos que los anticuerpos sigan siendo válidos durante mucho tiempo: si no, los primeros enfermos de covid-19 podrían volver a recaer al tiempo, y tendríamos que volver a empezar.

"Es posible que cuando lleguemos a la inmunidad grupal, los del principio vuelvan a ser susceptibles", reconoce Mendioroz. Sin embargo, no se descarta todo lo contrario: que estos primeros afectados sean cada vez más fuertes. "Las distintas exposiciones al virus pueden ir reforzando dicha inmunidad". La llamada memoria inmunológica puede convertirse en un gran aliado. Lo explica Jiménez: "Sufres el cuadro agudo la primera vez, con síntomas más o menos fuertes, pero generas una memoria inmunitaria. Y cuando el coronavirus vuelve a aparecer en tu cuerpo no es que te infecte, te intenta infectar, pero ya le conoces y esas células de memoria empiezan a proliferar". Y así, los primeros enfermos no solo no vuelven a caer, sino que se convierten en invulnerables. Pero, como muchos otros aspectos del agente infeccioso, aún no ha pasado suficiente tiempo como para asegurar con certeza que este fenómeno está teniendo lugar de manera generalizada. 

La tasa de mortalidad: aún es pronto

Si contamos con una estimación de cuántas personas han contraído el covid-19 gracias a la encuesta serológica, y un conteo oficial de fallecidos de las distintas comunidades autónomas, con un sencillo cálculo porcentual se puede estimar también la tasa de mortalidad: cuántas personas que sufren la enfermedad terminan perdiendo la vida. Este artículo de El País advierte de que se registra una letalidad del 1%, mayor que la detectada en otros países. Influyen factores como el envejecimiento de la población, la capacidad de los sistemas sanitarios, la estructura de las familias o las decisiones políticas. Sin embargo, Jiménez cree que aún es pronto para sacar conclusiones. "Hay que afinar mucho los estudios de seroprevalencia. Es muy pronto, tanto en España como en otros países, que pueden estar calculando de manera distinta los datos".

La mortalidad es, parece claro ahora, mucho más alta que la de la gripe común, en torno a un 0,15%. "Pero podría ser peor", se consuela el microbiólogo: otros coronavirus parecidos, como el que provoca el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS, siglas en inglés) tienen una mortalidad mucho más alta, aunque no se transmiten tan fácilmente. La ironía es que al SARS-CoV-2 no le interesa matar rápido: su gran poder pandémico está, precisamente, en los asintomáticos que pueden convertirse en supercontagiadores

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

 

Más contenidos sobre este tema




10 Comentarios
  • leandro leandro 16/05/20 21:26

    Me gustó ese término de "epidemiología-ficción" es algo nuevo para mi .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 16/05/20 09:51

    Eso que dice el titular sería verdad si todos fuéramos susceptibles de contraer la enfermedad. Es razonable suponer que es así porque se trata de una enfermedad nueva, pero para los niños es más nueva que para nadie y prácticamente no la padecen. Es posible, nadie lo sabe, que haya una proporción desconocida de adultos que, como los niños, si se contagian no padecen ningún síntoma destacado. Creo que hay razones para pensar que es así, aunque desconozco la proporción. Lo creo porque no me parece que la reclusión brusca y total haya servido de mucho para controlar el brote. No me lo parece porque un modelo SIR simplón en una hoja electrónica casera que me he hecho es capaz de ajustar muy bien la curva de muertes diarias en la CAM o en España completa con un parámetro de contagio constante desde el 1 de febrero. Constante hasta ahora, que han pasado tres meses y medio. No se necesita disminuirlo bruscamente a mediados de marzo para reproducir perfectamente los datos y, de hecho, si se intenta modelizar el presunto efecto del confinamiento, el ajuste a los datos reales empeora. Entonces, si la reclusión ha servido de poco, ¿por qué solo han contraído el virus el 11% de los madrileños y el 5% de los españoles? Una razón puede ser que, como con el sarampión de nuestra infancia, el virus es tan contagioso que avanza a tal velocidad que se queda sin susceptibles suficientes que infectar en este brote. Pero, como en el sarampión, los que se han librado de este podrían enfermar en el siguiente: entonces tendría parte de razón el titular. Otra razón podría ser que una parte de los adultos sencillamente no es sensible al virus, por muy nuevo que sea. Ni en la gripe española se contagiaron todos. Desgraciadamente, se sabe muy poco médicamente y, en España, se sabe menos aún estadísticamente. En esas condiciones, el Gobierno sigue matando moscas a cañonazos y sus medidas, que pueden ser acertadas, no se sabe realmente si lo son. Si no se pagara ningún otro precio más que el de aburrirse en casa, no tendría demasiada importancia. Pero si la crisis de 2007 dio para toneladas de quejas por la ruina que causó, esta la va a dejar pequeña: la ruina al cuadrado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Cambris Cambris 16/05/20 14:41

      No entiendo por qué si el virus se ha quedado sin sujetos susceptibles en este brote podría haber uno nuevo. ¿Quiénes serían sujetos susceptibles si ya no quedan? El sarampión tiene un Ro de 17. Este virus lo tiene como mucho hasta de tres, por lo q se ha publicado. La interpretación q yo creo q se puede hacer es q no es muy contagioso pero en el 20 % de personas es muy grave, y en un 1% es letal.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • yokin yokin 16/05/20 02:03

    Como dice cinicoRadical , hasta la vacuna, acongojados, yo diría que también acojonados, esta pandemia lo va trastocar todo, la salud, lo social, lo económico, lo político…, y la vacuna se ve muy lejos en el horizonte, y tal como está el foro de los políticos, nos enfrentamos a una dura prueba, no solo por el maldito virus, la irresponsabilidad, la incongruencia y el egoísmo y la corrupción de los de siempre, lo hará más difícil, espero que seamos capaces unirnos lo suficiente para superarla. Salud
    P.D. que habrá querido decir el amigo Jobi?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Cambris Cambris 15/05/20 15:13

    La tasa de letalidad es diferente de la tasa de mortalidad. La primera es el porcentaje de fallecimientos entre las personas contagiadas. La segunda se calcula es el número de personas fallecidas por cada 100.000 habitantes. No son sinónimos en epidemiología.
    En cuanto a la inmunidad de grupo ( seria muy deseable que se deje de utilizar la expresión " inmunidad de rebaño") no hay nada que demuestre q con el corinavirus se daría con el 60% de la población con anticuerpos. En mi opinión es una cifra demasiado baja. Con el 40% de la población susceptible de infectarse por no tener anticuerpos lo más probable es q siga habiendo casos y brotes. En programas de vacunación la inmunidad de grupo se consigue con un 90-95% de la población vacunada, no con un 60%

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Lucía Oliveira Lucía Oliveira 15/05/20 12:08

    Muy aclaratorio, gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • CinicoRadical CinicoRadical 15/05/20 11:51

    Hasta la vacuna,acongojados -
    Responsabilidad es lo más sano.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • jobi jobi 15/05/20 09:57

    saber meditar aznea visualizas burbuja añil claro,al cabo cinco minutos segregas saliva ESO ES LO QUE IMUNIZA Y PREVIENE ENFERMEDADES . Pongo autores de libros médicos que explican esto son DEEPAK CHOPRA y TED ANDREWS , tienen varios libros . Opino que deberían enseñar a meditar en colegio primaria de esta manera prevención muchas enfermedades.fuerza y que los guicas t santukis os acompañen

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    7

    0

    • María Luisa Pedel María Luisa Pedel 15/05/20 17:06

      De verdad, deja de tomar lo que tomas o no escribas esas cosas en un diario con lectores y lectoras con un mínimo de rigor. Chirría mucho

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/05/20 13:53

      Y tambien las banderas, los santeros, los gurus, los comecocos, los curas, los ayatollash, las misas, las procesiones, los vendedores de crecepelo, los homeopatas, todos ellos son los que de verdad curan. !La Ciencia no! Y todo esto siguiendo su razonamiento.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

 
Opinión