X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Debate en las primarias del PSOE andaluz

Díaz promete un PSOE andaluz sin tutelas y Espadas le replica que su tiempo ya pasó

  • La secretaria general, que afirma que si regresara al Gobierno andaluz haría "cosas distintas" a las que hizo como presidenta, explota la idea de que Ferraz impulsa la candidatura de Espadas para controlar el PSOE andaluz 
  • El alcalde de Sevilla reprocha a su rival su escasez de autocrítica y reivindica su éxito electoral en Sevilla: "A mí sí me creen, por eso me votan"
  • El tercer aspirante, el sanchista Luis Ángel Hierro, sin opciones de victoria pero cuyos votos pueden ser decisivos, choca más con Espadas que con Díaz
  • Unos 45.000 militantes están llamados a elegir el domingo al candidato de la mayor federación del PSOE. Si nadie llega al 50%, habrá segunda vuelta
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti. 

Publicada el 08/06/2021 a las 22:00 Actualizada el 09/06/2021 a las 00:21
Susana Díaz, Juan Espadas y Luis Ángel Hierro posan antes del debate entre los tres candidatos de las primarias del PSOE-A.

Susana Díaz, Juan Espadas y Luis Ángel Hierro posan antes del debate entre los tres candidatos de las primarias del PSOE-A.

E.P.

Nada más iniciarse, a las 20.00 horas, el único debate de las primarias del PSOE andaluz, tanto Susana Díaz como Juan Espadas pusieron sus cartas sobre la mesa. Las dos ofertas lanzadas a la militancia están claras: Díaz afirma encarnar la candidatura andaluza de pura cepa, sin injerencias externas; Espadas –que se prodigó en la crítica a Díaz por, a su juicio, "no escuchar"– se proclama el hombre llamado a devolver al PSOE al poder, convirtiendo el paso de la derecha por San Telmo en un accidente histórico. Si volvemos a "hacer lo mismo", recalcó, "tendremos los mismos resultados". Espadas insistió en que el tiempo de Díaz ya pasó.

La federación más numerosa del partido, donde unos 45.000 militantes están convocados a elegir a su candidato a la presidencia de la Junta en una votación el próximo domingo, tenía este martes una cita clave en el calendario de la campaña. Las primeras intervenciones dejaron claras las bazas de cada cual. Díaz, la secretaria general, presidenta de la Junta entre 2013 y 2018, la mujer que aspiraba a la Moncloa y ahora se juega su supervivencia política, lanzó una pregunta a la cámara: "¿Qué modelo de partido queremos? ¿Un partido que se dirija desde Madrid o desde aquí? Los andaluces nos hemos ganado tener voz propia".

Juan Espadas, alcalde de Sevilla y señalado por sus críticos como "el candidato de Ferraz", no entró al trapo tendido por Díaz en su primera intervención. Y se ciñó a su guión: su candidatura, dijo, pretende "revertir una tendencia", en referencia a la pérdida de la Junta en las elecciones de diciembre de 2018 y a las encuestas, que no auguran un regreso de los socialistas al Palacio de San Telmo. Espadas incluso sacó un gráfico, en el que se veía cómo el partido había pasado entre 2000 y 2018 de 1,7 a 1 millón de votos. "Llevamos diez años perdiendo votos", recordó. En los móviles de los periodistas entraba, enviado por su equipo, un archivo jpg con la gráfica.

Las ideas-fuerza estaban claras desde la primera ronda del debate, celebrado en la sede del PSOE andaluz, en la calle San Vicente, en Sevilla. Y ese fue el terreno de juego. Díaz se presentó como la candidata netamente andaluza, haciendo patriotismo del PSOE andaluz, que sin ella corre –ese es su relato– el riesgo de diluirse y perder su identidad. Esa es su baza, que dirige a una militancia que añora el liderazgo indiscutible y la hegemonía política perdida por el PSOE en Andalucía, donde el partido del puño y la rosa ha sido durante cerca de 37 años casi consustancial a la Junta, a la bandera blanquiverde y hasta a la autonomía. La baza de Espadas es otra: su condición de novedad, de líder de la "candidatura del cambio", llamado a darle la vuelta a una dinámica que parece sonreír al PP y al presidente Juan Manuel Moreno, que según las encuestas podrá gobernar apoyado en Vox si hubiera unas nuevas elecciones. Espadas trata de capitalizar el anhelo de devolver al poder a un partido, el PSOE-A, acostumbrado a la moqueta.

El papel del tercer candidato

El tercer candidato, Luis Ángel Hierro, declarado sanchista, que entiende que tanto Díaz como Espadas son referentes amortizados y con mochila y aspira a recoger la papeleta de los votantes más deseosos de ruptura, trató de distinguirse de sus adversarios subrayando su carácter de economista y profesional que no vive de la política y que ofrece "un perfil distinto". A priori no tiene la menor opción de ganar las primarias, pero su papel no es desdeñable. Su candidatura abre opciones a que ninguno de los favoritos alcance el 50% el domingo, lo que llevaría a una segunda vuelta el siguiente domingo, día 20. Sus votos serían entonces bien codiciados.

De modo que no pasó desapercibido un detalle: cómo Susana Díaz asentía a las explicaciones de tipo económico de Hierro, dándole la razón. En cambio, este chocó más con Espadas, al que reprochó su gestión económica en Sevilla. "No puedes subir los impuestos en un presupuesto y bajarlos en otro. Si no nos creen, no nos votan". Espadas no se arredró: "A mí sí me creen, por eso me votan". El alcalde de Sevilla juega la carta del candidato que ha sido capaz de ganar y gobernar. Precisamente la carta que, hasta que perdió en 2017 contra Pedro Sánchez en las primarias del PSOE, jugaba siempre Susana Díaz.

Los asentimientos tampoco libraron a Díaz de un comentario crítico de Hierro, que como candidato sin opciones de ganar tenía más fácil animar el cotarro: le reprochó a la secretaria general haber "abandonado el patio español", es decir, haber permitido que Andalucía pierda fuerza en la política nacional. Díaz sonrió. No obstante, Hierro se enzarzó más con Espadas que con Díaz. Al alcalde de Sevilla lo acusó incluso de "mentir", por un comentario sobre cómo se había organizado el debate y de quién había sido la idea de incorporar preguntas de los militantes al debate, conducido por la periodista de El País Eva Saiz.

Reinvención y escucha

La secretaria general trata de reinventarse. Si en 2017 era la figura apoyada por el aparato y los históricos, de Felipe González para abajo, ahora es la rebelde que se opone al intento de Ferraz de controlar la federación del sur. Por eso Espadas, en cuanto tuvo ocasión, le recordó que ella también manda en el partido, como su líder en Andalucía. Y lanzó un ataque medido. Dijo que los militantes se habían sentido "desatendidos por el propio partido" durante la pandemia, al mantener su órganos en stand by, una crítica muy extendida entre los críticos al susanismo. "Ahora no es momento de reproches. Vamos a debatir en positivo", replicó Díaz, que una y otra vez cargaba contra el presidente Moreno y su alianza con la "ultraderecha".

Ambos candidatos –así lo reiteran en sus equipos– creen que la militancia, harta de guerras internas, penaliza la bronca entre ellos, por lo que las pullas son medidas, con una sonrisa y la palabra "compañero" en los labios. ¿Ejemplos de pellizcos? Espadas –que se encontró con una manifestación de interinos a la puertas de la sede– afirmó que el PSOE-A había perdido el poder en 2018 por no "escuchar", y que había que pasar "de un partido del yo a un partido del nosotros". Deslizó esa idea una y otra vez: Díaz no "escucha" y no es "autocrítica". 

Díaz no entraba a estas alusiones. Y acudía a su terreno, la defensa de un PSOE en "libertad" y con "lealtad", es decir, no sometido a Ferraz, aunque tampoco enfrentado. Espadas acabó respondiendo que no iba a permitir que el PSOE andaluz fuera "sucursal de nadie". Sabe que esa acusación, la de ser el "candidato puesto a dedo por Ferraz", corre contra él. Contra Díaz corre la de candidata amortizada, que ya tuvo su oportunidad y la desaprovechó. Por eso dijo varias veces que, cuando vuelva a gobernar, hará "otras cosas", "cosas distintas". 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




12 Comentarios
  • Me borras de Africa Me borras de Africa 10/06/21 08:06

    Lo de Susana sería de risa, si no fuese para llorar. Después de haber llegado a donde llegó con su exitazo "Headcut one hundred", la de Sanchez incluida, ahora vamos de Susana Díaz Ayuso, como decían ayer en El Intermedio (pa mearse) con su libertad de Carrefour 3 x 2. ¡¡Una beca pa ti mi arma!!. Eso de que era como la Cruzcampo, que no la quería nadie de Despeñaperros parriba, no llega ni al aeropuerto de Sevilla por un lado ni al Aljarafe por el otro. Triana, mis minolles, el Gran Poder de Abengoa, la Macarena Mapfre de Dios (eso es seguro!!), Maria del Mas de lo mismo. Susana un trabajito mi arma, y que no lo pague yo con mis impuestos si puede ser

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Petín 1 Petín 1 09/06/21 18:49

    Se ha puesto de moda la división de España en reinos de taifas, además de la Zarzuela y de los nacionalistas catalanes y vascos se unen los cántabros, gallegos, valencianos, murcianos, madrileños, canarios y andaluces que no quieren que se les dirija desde sus sedes en Madrid, son muy constitucionalistas, pero menos, ellos a lo suyo.

    También tienen sus pequeñas rebeliones los de Extremadura, Ceuta, Castilla la Mancha y Castilla y León, parece que, por ahora las únicas que parecen conformes con sus dirigentes son Baleares, La Rioja, Asturias, Melilla, Aragón y Navarra, que van por libre.

    Con esta forma de conducirse las Comunidades Autónomas, se ve muy necesaria la conversión del Senado en una Cámara de las Nacionalidades, algo así como la Cámara del Senado estadounidense.

    No sería malo que al Senado se le diese una función y se pusiese a trabajar en algo para justificar los enormes emolumentos que sus señorías se llevan crudo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • deabajo deabajo 09/06/21 17:58

    ¿Alguno de los dos ha prometido políticas de izquierdas o han dado giros para esconder el neoliberalismo monárquico?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Paco I  el viejo. Paco I el viejo. 09/06/21 16:41

    Si Susana Díaz tuviese pelillos en el sobaco y pelillos de bigote se podría decir que Susana es el clon del sr X de los GAL.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Dublin Dublin 09/06/21 16:35

    Los andaluces sabrán o no? pero allá ellos si tanto ha mejorado su calidad de vida con el gobierno que tienen, pues que lo sigan disfrutando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Chuchi1 Chuchi1 09/06/21 10:44

    "Sin tutelas ni tu tía" y vestida para la ocasión de  verdi-blanca. ¿Otra nacionalista más? o que frío hace fuera sin trabajo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Wiseman Wiseman 09/06/21 09:40

    En mi modesta opinión, independientemente del candidato a la Junta elegido, el PSOE, tardará unos años en volver a gobernar en Andalucía, y es una pena.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • New dawn fades New dawn fades 09/06/21 08:29

    Esa se agarra al puesto con uñas y dientes... Tenía que haber dimitido cuando quiso usurpar el trono y le salió el tiro por la culata.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    12

    • Paco I  el viejo. Paco I el viejo. 09/06/21 16:43

      En la PSOE no saben conjugar el verbo dimitir.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • ncvc ncvc 09/06/21 08:28

    En este asunto, mejor malo por conocer que malo conocido, vaya mi voto de confianza para todo aquel que no sea Susana Díaz, bien conocida ella...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Moveros Moveros 08/06/21 23:36

    Tic, Toc,Tic, Toc….Esperando al “Marmolillo”, a ver qué cuenta.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Hammurabi Hammurabi 09/06/21 05:25

      No despertemos la fiera....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

Lo más...
 
Opinión