LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
"Es duro decir a una madre que su bebé ha muerto": la emergencia migratoria dura ya 30 años en Canarias

MUY FAN DE...

Muy fan de... Artur Mas

Mas considera legal la consulta soberanista y la da por comunicada a Rajoy

¿Sabes Artur? Cada día que pasa soy Mas fan de ti, claro, te veo Mas y Mas, en todas partes, y no puedo apartar mis ojos de tu persona. No hay día que no salgas en los papeles, en las ondas, en las pantallas… ¡Mare meva, eres como Deu! lo mismo te vemos a partir un calçot con tus socios de Esquerra –la política hace extraños compañeros de cama–, que presidiendo un acto de canonización de mártires religiosos de la Guerra Civil. Y sin despeinarte, muy fan.

La semana pasada fuiste noticia, una vez Mas, por el plantón a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría en ese acto de Fomento del Trabajo. Allí se presentó Soraya a departir con lo más puntero del empresariado catalán y a ti, Artur, no se te vio el pelazo, se quedó la vice compuesta y sin novio.

He leído que, según la Generalitat, tu desplante se debió a un desacuerdo de protocolo pero claro, una es tan partidaria del “cari, tenemos que hablar”–aunque me pille insomne la luz del alba tratando de llegar al meollo de una discusión– que se me rompió el corazón. Es como si en la escena mítica del Empire State –en “Algo para recordar”– Tom Hanks pasa de encontrarse con Meg Ryan y se pira al Leroy Merlin a comprar una llave Allen, te vienes abajo.

Pero, ya se sabe, cuando uno se siente estrella del rock, le escuece que en un escenario vistoso le pongan de telonero y tú llevas un tiempo sin bajarte del top, encadenando hits: adelantaste las elecciones esperando aumentar el apoyo a tu plan, aunque perdiste la mayoría del Parlamento catalán; te aliaste con un partido de izquierdas con el que te entiendes poco, aunque habléis la misma lengua; a tu socio de Unio Democrática de Cataluña, Duran i Lleida, le estás poniendo tan nervioso que no consigue conciliar el sueño ni en su King Size del Palace; la Unión Europea ha dicho que si Cataluña se quiere independizar, tendrá que abandonar la pandilla; el Gobierno de España te recuerda que ha buscado en la Constitución y que por “independizarse”, no le viene nada; las encuestas dicen que tus votantes se están pensando cambiar de opción, mientras ERC te iguala y te supera en intención de voto y se comenta que los empresarios catalanes no quieren posar en la foto contigo sonriendo al grito de: TO-MA-CA.

Como romántica defensora de que suenen todas las voces, soy de las que quisiera oír lo que opinan de tu proyecto los catalanes, todos, todas, así como el resto de los vecinos de esta comunidad que hoy por hoy compartimos. Y no, no le temo tanto como otros a tocar la Constitución –aún a riesgo de que Corcuera me regañe, ojo, que acojona–, que ya tiene años la Carta Magna como para asustarse por el roce. Pero también soy fan empedernida del diálogo como vía ideal para alcanzar soluciones y no soy amiga de los plantones ni de los whatsapp sin respuesta, casi prefiero recibir una caca con ojos que el silencio, tan despectivo él, llámame maniática.

Mas asegura que permitiría una consulta soberanista en Aran

Mas asegura que permitiría una consulta soberanista en Aran

Dicen las malas lenguas, que tus maniobras –siguiendo la hoja de ruta hacia el destino que te has marcado– ayudan a distraer al personal de lo que ocurre en el día a día en la cubierta de la nave que tripulas, que se habla poco de la gestión de tu gobierno en el presente y mucho Mas de tus planes de futuro. Te describen como si fueras el mismísimo Jack Sparrow de la política: al timón de Convergencia en plena tormenta, consiguiendo que todos hablen de ti pero que nadie sepa, a ciencia cierta, dónde te hallas ni cómo acabará la travesía de tu Perla negra…

Tú sigue triunfando que aquí tienes una fan de lo Mas fan. Y, si ya hablan de ti en el Financial Times, no descarto verte próximamente en la portada de Men's Health sacando músculo.

P.D: Asegura Jorge Wagensberg –en su libro “Más árboles que ramas”– que hay dos tipos de líderes: los que van a favor de los proyectos y los que van a favor de sí mismos ¿En qué rama estás tú?

Más sobre este tema
stats