Muy fan de...

Los que nos 'hackean' a diario

El remate para una semana inolvidable ha sido el ciberataque mundial. Y España está en la lista de los atacados, cómo no, íbamos nosotros a perdernos un sarao como este. Señores hackers, en serio, ¿podrían dejarnos vivir, que bastante tenemos con lo que tenemos? ¿Les parece poco hackeo el que sufre a diario el paisanaje ibérico?hackeo ¡Pero si los españoles ya estamos al borde de un ciberataque de nervios, con tanto figura que nos hackea a diario la red neuronal! ¿Y encima venís vosotros a acojonarnos? Muy oportunos, muy fan.

Por si no sabéis de qué hackeo cotidiano os hablo, voy a presentaros a algunos de vuestros homólogos. Ellos no llevan capuchas rollito Mr. Robot, como esos prototipos de hacker que nos muestran en la portada del New York Times, ni son hachas de la informática como vosotros, pero tecleando en los cajeros automáticos os dan mil vueltas, ya os lo digo yo.

La hacker Marta Ferrusola, por ejemplo. La semana pasada nos contaron que, según un informe de “la UDEF, qué coño es la UDEF”, Marta eligió para sus transferencias alpinas el sobrenombre de “Madre superiora de la congregación”Madre superiora. Esto no lo mejora ni Dios.

Vale que como nickname es un pelín largo, podría haber elegido algo más breve y sugerente, yo qué se, Brujita23. 23 por los años que ejerció como baranda consorte en el reinado de la dinastía Pujol y brujita por… porque tenía hechizados a sus súbditos.

Pero lo de la superiora mola todo, cómo no imaginarla a bordo de un Citröen, rumbo a Andorra, gritando como Gracita Morales: “¡Que soy persona sagrada!”. Aunque ella con voz menos aflautada, sin gracia ni ternura y sin morales ni en el apellido, ni en la calidad de sus decisiones.

Dice Josep, el segundo hijo de los Pujol, que los datos que muestra el informe son una invención de los hermanos Cierco, accionistas mayoritarios de la Banca Privada d’Andorra (BPA). Y que aquello de la madre superiora que coloca misales en la cuenta del capellán hijo, no es más que una broma interna de la family a propósito de su gestor bancario. Si no sabéis aguantar una broma de los Pujol, os vais del pueblo.

Vamos a otro hackeo, el del chivato o chivata de la investigación del caso Lezo. Toda la semana a vueltas con ese asunto turbio de las filtraciones a los hermanos González acerca de lo que se les avecinaba…

Que si los fiscales escriben un informe para argumentar la no conveniencia de excarcelar a Ignacio bajo la premisa de que recibió un chivatazo. Que si la información “chivada” podía provenir del secretario de Estado de Interior, el señor Nieto. Que si después Moix aclara que la cosa no iba con el número dos de Interior, que si Maza pide perdón a Nieto porque hay un error de redacción y de interpretación del texto de los fiscales, porque no es lo mismo “por” que “de”. ¡Manda preposiciones!

Solo faltó que alguien recuperara a Cela para recordarnos la diferencia entre que estemos dormidos o durmiendo y entre que estemos jodidos o nos estén… pues eso.

Concluyo que se podría considerar hackeo del sistema democráticohackeo a esas filtraciones tan frecuentes, oye. Mi querido Juan Herrera, siempre brillante en sus descubrimientos, a esto lo ha bautizado como “spoiler judicial”. La serie spoilereada, sería de gansters, añado yo…

También la semana pasada el juez Andreu dio por cerrada la instrucción del caso Bankia caso Bankia por la salida a Bolsa de la caja.

¿Y digo yo, se puede llamar hackeo a una operación que lleva a la quiebra a una entidad bancaria, aunque los asaltantes del sistema no ataquen desde ordenadores remotos sino desde los despachos de la propia caja, con los pies apoyados sobre la madera noble de sus mesas de juntas?

Pensemos que si lo vuestro del ciberataque se llamaransomware (programa malicioso que pide un rescate económico a cambio de restituir el sistema operativo infectado), lo de Bankia debería llamarse superransomware del copón, porque el rescate lo hemos tenido que pagar los españoles al módico precio de 22.400 millones de euros, según el banco de España, 46.000 millones si sumamos los activos tóxicos que se transfirieron a la Sareb, el banco malo. O sea, la madre de todos los virus…

Ah, y se me olvidaba el hackeo más artesano de la historia de la informática, aquello de romper a martillazos los ordenadores de Bárcenas romper a martillazospara borrar datos, superad eso hackers del mundo. Eso es destruir un sistema operativo y lo demás tonterías.

Podría seguir relatando hackeos, pero no tengo todo el día ni mis lectores tampoco, tenemos cosas más importantes que hacer, como por ejemplo seguir viviendo, aquí, en esta tierra de contrastes que, según Ignacio González le dijo a su hermano “es una puta mierda de país”. Gracias a gente como quién no lo aclaró pero nosotros lo sabemos.

La mayoría de nosotros no tenemos más remedio que continuar con nuestras labores, a pesar de todos estos virus que nos infectan el día a día, que nos atiborran el disco duro de basura hasta que nos vemos obligados a resetear por no tirarnos al ron de caña.

Por cierto, resabiados como estamos de que nos cuenten tantas trolas, yo me pregunto si nos estarán contando la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad sobre vuestro ciberataque. Miedo da.

Consejeros y abanicos y viceversa. La letra con lipotimia no entra

Más sobre este tema
stats