Elecciones europeas

La Academia de Televisión ultima el primer cara a cara bajo un Gobierno del PP

Miguel Arias Cañete, con un pan bajo el brazo, y Ramón Luis Valcárcel, este 9 de mayo en Archena, Murcia.

Si no se cruza ningún contratiempo, el próximo martes, 13 de mayo, se celebrará el primer (y último) cara a cara de esta campaña de las europeas. Y será el primero que tenga lugar con el PP sentado en la Moncloa. Aún no se conoce la estructura definitiva del debate porque la Academia de Televisión (ATV) está cerrando los detalles con socialistas y conservadores, en particular el reparto de bloques temáticos, pero la cita ya parece definitivamente amarrada. 

España tiene cierta experiencia en los duelos televisados de los comicios al Parlamento Europeo. En 1994 hubo dos entre Fernando Morán (PSOE) y Abel Matutes (PP), en Antena 3 y Telecinco. En 2004, otros dos, también en ambas cadenas privadas, entre el socialista Josep Borrell y el conservador Jaime Mayor Oreja. En 2009, se celebraron otros dos, uno en La 1 de TVE y otro en Antena 3, entre Mayor Oreja y el exministro Juan Fernando López Aguilar. Todos ellos, con un presidente socialista en el Gobierno central, Felipe González en el primer caso y José Luis Rodríguez Zapatero en los dos últimos. Pero en 1999, las europeas que le cayeron a José María Aznar, se televisaron dos debates, sí, pero ninguno fue un cara a cara, sino un careo, en Tele 5 y TVE, entre los números uno de los seis principales partidos. Así, estuvieron Rosa Díez por el PSOE y Loyola de Palacio por el PP, y también Alonso Puerta, de Izquierda Unida (IU); Pere Esteve, de CiU; Josu Ortuondo, del PNV, e Isidoro Sánchez, de Coalición Canaria. 

Los conservadores siempre han sido alérgicos a los debates. En 1993, se emitieron en TV los primeros debates entre los dos principales pretendientes a la Moncloa, Aznar y Gonzálezprimeros debates. El primero en Antena 3 (que ganó el líder del PP), moderado por Manuel Campo Vidal, y el segundo en Telecinco (que ganó el presidente), conducido por Luis Mariñas. Para las generales de 1996, el PP, que partía con ventaja en las encuestas, aceptó la propuesta de IU de celebrar un debate a tres con Julio Anguita, pero Aznar rehuyó un cara a cara con González, como le reclamaban los socialistas, que no obstante estaban dispuestos a un encuentro posterior a tres bandas con el coordinador de la federación. En 2000, los conservadores se dirigían hacia la mayoría absoluta, y rehusaron tanto el formato a dos entre Aznar y Joaquín Almunia como la fómula a cuatro, con el concurso de IU y CiU. Cuatro años más tarde, el PP acabó por rechazar cualquier modalidad de debate, y más todavía un rifirrafe entre Zapatero y Mariano Rajoy.

Para los dos siguientes comicios sí que hubo enfrentamientos a dos. En 2008, Zapatero y Rajoy se vieron las caras en dos ocasiones –una presentada por Campo Vidal; otra, por Olga Viza–, y en ambas venció el jefe del Ejecutivo. En 2011, únicamente se organizó un tête à tête entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Rajoy, que venció, por escasa distancia. Tanto en 2008 como en 2011 quien organizó y produjo la señal institucional fue la Academia de Televisión, presidida por Campo Vidal. Él fue además el conductor del último debate.

Conclusión, tras esta ensalada de datos: es ahora, en 2014, cuando el PP aceptará por primera vez un cara a cara con los socialistas, estando él mismo en la Moncloa.

La insistencia del PP en políticas sectoriales

La propia candidata del PSOE, Elena Valenciano, recordaba esa circunstancia nada más arrancar ayer viernes su rueda de prensa en Ferraz: el PP, al ir "arrastrando los pies", está confirmando la "costumbre nefasta" que se ha ido asentando en España de que sólo cuando gobierna el PSOE hay cara a cara. Pero Valenciano, para "impedir" a toda costa que Cañete se aferrase a cualquier "excusa" para no debatir con ella, se ofreció al duelo sin poner ninguna condición, acusó a su oponente de echar mano de "triquiñuelas" y "trampas" y requirió a la Academia que hiciese una oferta. Ella iría sí o sí, acudiera o no su rival. Génova, horas después, en una nota firmada por el director de campaña, Carlos Floriano, descargó la culpa en Ferraz: pidió a Valenciano que "no se esconda detrás de la ATV y deje de buscar parapetos en los que refugiarse para no asistir al debate del próximo 13 de mayo". 

La disputa de los últimos días se ha centrado en los bloques temáticos. La ATV y el PSOE habían propuesto cuatro áreas de discusión, las mismas que en el debate de 2009: economía y empleo, políticas sociales, derechos y libertades en la UE y futuro de Europa. El PP insistió en incluir un quinto apartado: políticas sectoriales, ya que considera que la Eurocámara tiene competencias legislativas sobre ellas y a ellas van destinados la mayor parte de los impuestos que pagan los ciudadanos. Los socialistas veían en esa obstinación del PP un intento de primar las materias de las que Cañete, como exministro de Agricultura, es experto. Pero al final aceptó, incluso con esas cartas marcadas. 

Fuentes de la ATV señalaron a infoLibre que su presidente, Campo Vidal, y dos de sus vicepresidentes, Pepe Quílez y el realizador Fernando Navarrete –también consejero de administración de RTVE nombrado por el PP–, están trabajando a contrarreloj con los dos grandes partidos para cerrar la estructura del programa. "Estamos haciendo todos los esfuerzos posibles y los seguiremos haciendo el fin de semana", indicaba sucintamente el propio presidente a este diario. 

En los estudios Buñuel se preparan los decorados

A falta de liquidar la cuestión de las áreas de discusión, sí que hay otros asuntos más avanzados. El debate lo organiza la ATV pero, a diferencia de los cara a cara de 2008 y 2011, se produce con los medios de RTVE, la única cadena que prevé emitirlo y la única que soportará, por tanto los costes, mucho más reducidos, al utilizar sus propios medios. El duelo entre Valenciano y Cañete comenzará el martes justo después de la difusión del Telediario 2, en prime time, sobre las diez de la noche. Los dos directores de campaña, Óscar López y Carlos Floriano, ya han acordado que lo abra la candidata socialista y lo cierre el aspirante conservador. 

El cara a cara lo moderará, esto es seguro, una periodista de Televisión Española que sea a la vez miembro de la Academia. En los nombres pesa la duda. Los que se barajan, según fuentes de la Academia, son los de Ana Blanco, presentadora del TD2, y María Casado, conductora de Los desayunos de TVE. Tanto este debate como el segundo, con todas las fuerzas que ahora tienen representación en la Eurocámara, el 19 de mayo, se grabará desde los estudios Buñuel, en Madrid, donde se están preparando los decorados. 

"La Academia quiere impulsar la celebración de los debates –subrayaba anoche Campo Vidal–. Creemos que son un derecho de la ciudadanía y del máximo interés político y periodístico, y también queremos que le dé a la televisión una centralidad entre todos los medios. Desde la ATV estamos fomentando el diálogo. Lo hicimos en 2008 y en 2011 y esperamos lograrlo para estas europeas". Ahora ya empieza el tiempo de descuento. 

Valenciano acepta debatir con Cañete sin poner condiciones

Valenciano acepta debatir con Cañete sin poner condiciones

Más sobre este tema
stats