¿Verdad o mentira?

Aznar: "España no mandó soldados" a la guerra de Irak

Blair, Bush y Aznar en la cumbre de las Azores.

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, fue llamado a dar cuentas este martes en el Congreso de los Diputados. Lo hizo en el marco de la comisión que investiga la presunta financiación ilegal de los conservadores. Entre las interpelaciones de los diputados, se repitió una cuestión que fue clave en el mandato del expresidente: la participación de España en la guerra de Irak (2003-2011).

"En aquella guerra no se tiraron bombas por parte de España, es evidente, porque España no participó. España no mandó soldados a aquella guerra", afirmó Aznar tras una primera pregunta, formulada por el socialista Rafael Simancas. Poco después, durante la intervención del diputado de ERC Gabriel Rufián, Irak volvió a hacer aparición. Después de que el catalán le calificara de "señor de la guerra", el expresidente lanzó una pregunta a Rufián: "¿Cuántos soldados españoles participaron en esa operación?". El diputado no tardó en dar respuesta: "2.600, tres unidades, medio millón de muertos", afirmó.

El expresidente, entonces, aseguró que "esos hombres y mujeres", a los que él mismo tuvo "la satisfacción de visitar en su día, actuaban bajo el mandato de las Naciones Unidas en una fuerza de estabilización", junto a "50 países más". Pero, reiteró, en aquella guerra "no participó ni uno solo" de los soldados españoles.

Si bien es cierto que España no lanzó bomba alguna en la contienda, la participación del país en el conflicto es clara y el peso del expresidente en su misma articulación quedó constatado en la polémica cumbre de las Azores.

El 16 de marzo del 2003 se celebró en las Azores una reunión entre los líderes de EEUU, George W. Bush; Reino Unido, Tony Blair y España, José María Aznar. En aquella cumbre, fue adoptada la decisión de lanzar un ultimátum de 24 horas a Saddam Hussein, presidente de Irak, para su desarme. De no cumplirlo, la guerra sería inminente. El 20 de marzo se inició la invasión de Irak por parte de una coalición internacional que no contó con el respaldo explícito de la ONU, bajo el pretexto de unas armas de destrucción masiva cuya existencia nunca fue demostrada.

En el año 2016, y tras siete años de pesquisas, la comisión de investigación independiente sobre la participación de Reino Unido en la guerra, creada por el entonces primer ministro británico, Gordon Brown, alcanzó sus conclusiones. En el conocido como informe Chilcot –en referencia a Sir John Chilcot, presidente de la comisión–, se revelan algunas de las claves del papel de Reino Unido en la intervención, pero también respecto al peso de España y José María Aznar. Según el documento, Aznar, Blair y Bush acordaron en aquella cumbre de las Azores no agotar la vía de la ONU antes de invadir el país.

"Las siguientes discusiones en el Consejo de Seguridad sugerían que sólo Reino Unido, EEUU y España consideraron que se habían agotado todas las opciones que no fueran el uso de la fuerza militar", señala el informe en referencia a la reunión de los tres líderes. Además, el expresidente conservador se mostró reacio a someter a votación una segunda resolución que legitimase la invasión si no había "garantías de éxito".

En junio de 2003, el Gobierno de España autorizó el envío de los primeros 1.300 soldados al país para tareas de seguridad en una zona "relativamente segura". El balance un año después, cuando el presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero ordena la retirada de las tropas, apunta a cerca de 2.600 soldados españoles enviados al país.

En su discurso de investidura el 15 de marzo de 2004, Zapatero señaló que si Naciones Unidas no se hacía con el control político y con la dirección militar de la situación, las tropas regresarían. El 18 de abril fue dada la orden y finales de mayo todos los soldados habían retornado. En total, once soldados españoles perdieron la vida en Irak.  

'Shock 2': ¿Quién se acuerda de la guerra de Irak?

'Shock 2': ¿Quién se acuerda de la guerra de Irak?

Más sobre este tema
stats