Ciudadanos

La candidata de Ciutadans en Barcelona es una destacada antiabortista

Carina Mejías, candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Barcelona.

Carina Mejías, actual portavoz del grupo parlamentario de Ciutadans en el Parlament, es también candidata a la Alcaldía de Barcelona por esta formación, un puesto que obtuvo a mediados del pasado diciembre tras ser la única aspirante que consiguió los cincuenta avales necesarios para concurrir a las primarias.

Mejías ocupa, por tanto, uno de los puestos más relevantes del partido de Albert Rivera en Cataluña. Y eso a pesar de que en su pasado reciente ocupó cargos de responsabilidad en el PP, partido en el que no dudó en alinearse con su vertiente más conservadora acudiendo a manifestaciones antiabortistas o afeando al Gobierno de Zapatero que pusiera en marcha programas de educación sexual o propusiera una ley antitabaco mientras no le importaba "legitimar el hecho delictivo" de que las mujeres pudieran abortar de forma libre hasta la semana catorce de gestación. 

Cuando todavía militaba en el PP Mejías fue concejala del Ayuntamiento de Barcelona (2003-2007) y diputada en dos legislaturas (1999-2003 y 2006-2010). Lo llamativo es que ahora parlamentaria y alcaldable de un partido que defiende "una ley de plazos que despenalice la interrupción del embarazo durante las primeras 12 semanas", tal y como puede leerse en el ideario colgado en su página web. Esta propuesta también se incluía en el programa electoral de las únicas generales a las que Ciudadanos ha concurrido en toda su historia, las de 2008. Pero a Mejías, que se afilió a la formación de Rivera hace "un año escaso" –en las catalanas de noviembre de 2012 fue en la lista de Ciudadanos pero como independiente–, este hecho no le genera "ningún tipo de conflicto", según señala a infoLibre

"Puedo tener unas convicciones personales, pero otra cosa es la realidad social de cada momento", señala a este medio, al tiempo que recalca que cuando entró a militar en Ciudadanos lo hizo aceptando el ideario del partido que, a su juicio, defiende "una regulación similar a la de la mayoría de los países de la Unión Europea". "Yo sabía que Ciudadanos defendía esto y valoré muchas cosas más cuando decidí entrar a formar parte de este partido, valoré el proyecto político en su conjunto", añade.

No obstante, y aunque considera que esta no es en la actualidad "una prioridad programática" del partido en el que ahora milita, sí asume que habrá una "fijación de posición" similar a la que se expresa en el ideario ya publicado y que, a su juicio, establece "una regulación más ordenada de la que existe actualmente, que es muy permisiva". En base a lo que se recoge en su página web Ciudadanos defiende  "una ley de plazos que despenalice la interrupción del embarazo durante las primeras 12 semanas" o que se establezca "un periodo de reflexión para que la mujer tome una decisión libre, consciente y responsable". 

Desde julio de 2010, cuando entró en vigor la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, el aborto es libre en España hasta las 14 semanas. A partir de entonces y hasta las 22 semanas se puede abortar cuando seguir con el proceso suponga "un grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada" y si existe "riesgo de graves anomalías en el feto". En ambos casos, un especialista debe constatar que es así para llevar a cabo la intervención. El Gobierno del PP intentó reformar esta ley pero tuvo que retirarla ante el fuerte conflicto social que generó su propuesta. 

Una regulación "más ordenada"

Mejías defiende que la regulación que propone Ciudadanos es "más ordenada" que la legislación actual porque determina que "las menores de edad no podrán abortar libremente sin el conocimiento de sus padres". No obstante, este es un asunto que sí va a modificar el Gobierno –a través de una iniciativa impulsada por el Grupo Parlamentario Popular– para evitar que las menores de 18 años puedan abortar sin el consentimiento de sus padres, un hecho que no se recogía en la norma de 2010. 

Por otro lado, el partido de Albert Rivera propone que "la interrupción del embarazo se podrá ejercer en la sanidad pública". En la actualidad, aunque la intervención está incluida en la cartera de servicios de la sanidad pública, la mayoría de las intervenciones se siguen haciendo en centros privados pero pagados por la Administración. 

Ciudadanos defiende también la creación de "una estrategia nacional de educación sexual para evitar los embarazos no deseados". Algo con lo que no parecía estar nada de acuerdo en el pasado Mejías, que un artículo publicado en ABC en noviembre de 2009 escribió lo siguiente: "Otra cosa que importa a la ministra [entonces, la socialista Trinidad Jiménez] es acabar con el fracaso escolar y para ello ha decidido sumar a las horas de matemáticas las horas de educación sexual. Al parecer, no bastan las clases de naturales, o las películas que se exhiben a diario, los excesos de las series televisivas, o los debates públicos sin ningún pudor". 

En ese mismo artículo publicado en el diario de Vocento, titulado Cosas que de verdad importan, la ahora candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Barcelona afeaba a la ministra que pretendiera acabar con "la terrible costumbre de fumar", "ese temerario hábito", mientras "nada" le importaba "las consecuencias éticas, por la falta de moral, ni las jurídicas al despenalizar un delito y legitimar con ello el hecho delictivo, o las familiares, al desposeer a los padres de los derechos que les asisten sobre sus hijos". 

En otro artículo publicado en este mismo periódico también en 2009, esta vez titulado Sí a la vidaMejías había defendido que el proyecto de reforma de ley del aborto que preparaba entonces el PSOE era propio de "sociedades enfermas", no dudó en calificar de "delito" la interrupción voluntaria del embarazo al tiempo que lamentó que la legislación anterior –de 1985– pretendiera ser burlada "por unos desaprensivos (...) violando el juramento hipocrático". 

Pero hace menos tiempo, en diciembre de 2013, volvió a dejar clara su posición:

En la actualidad, en un tono más conciliador que el expresado en el pasado, la candidata de Ciutadans a la Alcaldía de Barcelona defiende que el del aborto es una tema que se debe regular "para que la gente sepa dónde están los límites y para que todo el mundo se atenga a la regulación que se establezca". 

Rajoy ordenó presentar la reforma del aborto antes del debate del estado de la nación

Rajoy ordenó presentar la reforma del aborto antes del debate del estado de la nación

Más sobre este tema
stats