Comisión Europea

Cañete se queda sin una comisaría de peso en la UE, pero logra una vinculada a sus intereses

Industria, una comisaría de la UE a medida para un hombre con intereses en el sector del petróleo

La existencia de esa sicav (sociedad de inversión de capital variable), un tipo de compañías para grandes capitales que en Luxemburgo solo tributa el 0,01% de los activos netos del fondo y está exenta del impuesto de sociedades, había pasado inadvertida hasta la fecha. Cañete iba a tener un puesto en la Comisión Europea no albergaba ningún tipo de duda. Hay tantos puestos como países integrantes de la Unión Europea, por lo que el presidente electo de este órgano de Gobierno europeo, Jean-Claude Juncker, no ha tenido más remedio que elaborar el mapa de poder con las peticiones que le llegaron de cada país. En su día, demandó la presencia de más mujeres. Pero en el caso de España, Mariano Rajoy no quiso cambiar sus planes y lo apostó todo a su exministro de Agricultura. En contra de lo que se ha sostenido en las últimas semanas desde el Gobierno, Cañete no ocupará una cartera de peso en el seno de la Comisión Europea. Ni su área tiene rango de vicepresidencia, como se pretendía desde Moncloa. No obstante, sí es una cartera a su medida. Le ha tocado en suerte Acción por el Clima y Política de Energía, un área de nueva creación en la que estará a las órdenes de la vicepresidenta del ramo, la eslovaca Alenka Bratusek. El exministro no es ajeno a su nueva competencia. Es un hombre con vinculaciones en el sector energético, en concreto con el petrolífero. Tal y como consta en su declaración de intereses presentada en el Parlamento Europeo, en el momento de asumir su escaño tiene participaciones en dos empresas del sector.

Según el citado documento, Miguel Arias Cañete posee el 2,5% de las acciones de la Petrolífera Ducar SL y el mismo porcentaje en la firma Petrologis Canarias SL. En un apartado destinado a facilitar información adicional, el futuro comisario europeo de Clima y Política de Energía relata que las citadas compañías mercantiles “se dedican al almacenamiento de combustible propiedad de terceros en las instalaciones de Ceuta y Las Palmas de Gran Canaria”. El accionariado de ambas empresas está controlado por su familia.

También en su declaración, marca una casilla en la que admite para ambas empresas que “durante los tres años anteriores a la legislatura en curso” había ocupado el cargo de presidente en ambos consejos de administración.

Más de 300.000 euros en acciones

Esta misma información ya aparecía en la declaración de bienes y rentas que presentó en el Congreso de los Diputados cuando, en noviembre de 2011, comenzó la legislatura de Mariano Rajoy. En concreto, informó de que tenía 85.349 participaciones en Ducar valoradas en 165.120 euros. A algo menos, a 160.979 euros, ascendían las 23.585 participaciones que declaró de Petrologis Canarias.

“Reforzar la proporción de energías renovables no solo es una cuestión que debe abordar una política de cambio climático responsable; también es un imperativo de la política industrial si Europa quiere disponer de energía asequible a medio plazo”, señalaba este miércoles la Comisión Europea en un comunicado refiriéndose a la cartera reservada para Cañete.

Inhibiciones que se desinflan

A simple vista, la relación de Cañete con el sector de la energía podría haber sido un freno para algunas de las decisiones que ha tenido que tomar en el seno del Consejo de Ministros, sobre todo si se tiene en cuenta que la cartera de Agricultura también englobaba el área de Medio Ambiente. Pero no fue así. Y el Gobierno de Rajoy ha puesto mucho de su parte para que la Ley de Conflictos de Intereses vea rebajado su ámbito de actuación.

El pasado julio, infoLibre daba cuenta de un informe de la Abogacía del Estado que sostenía que el hecho de que un ministro dé luz verde a un proyecto de ley no supone tomar ninguna decisión “sobre ningún asunto”. El citado informe trasladaba, pues, toda responsabilidad a las Cortes y restaba peso a la competencia del Consejo de Ministros como filtro y foro de debate de textos legislativos.

Fue este informe el que hizo posible que Miguel Arias Cañete participara hace poco más de un año en un Consejo de Ministros en el que se tramitó la Ley de Evaluación Ambiental pese a sus vínculos con el sector petrolífero. El texto fue secreto durante un año. Pero Cañete se refirió a él en ese Consejo de Ministros del 30 de agosto de 2013. “He pedido un informe a la Abogacía del Estado, en el cual se ha dicho que, no siendo consejero de la empresa y siendo un simple accionista minoritario, no tengo que inhibirme en la materia”. La citada ley prevé sanciones para las empresas que desarrollen labores de bunkering, de repostaje en alta mar, en zonas protegidas. bunkering

En una comparecencia del ministro en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso negó que Ducar se dedicase al bunkering. Dijo que su campo era el del almacenamiento de combustible, con lo que derivaba cualquier responsabilidad a las empresas dueñas de la mercancía.

Una relación oculta con la Administración

La precampaña y la campaña electoral que condujeron a las elecciones europeas estuvieron llenas de sobresaltos para el Partido Popular y para su candidato. En campaña, fueron las vinculaciones de sus sociedades familiares con paraísos fiscales y sus declaraciones machistas. Y en precampaña, se supo que había ocultado al Congreso la relación de su empresa Ducar SL con la Administración.

Según informó el diario El País, el ya candidato de Rajoy al Parlamento Europeo consignó en su ficha del registro de intereses que Ducar, “dedicada al almacenamiento y suministro de combustibles a buques en la ciudad autónoma de Ceuta” no había tenido “ninguna relación con el sector público”. Pero lo cierto es que, además de tener contratos públicos, funciona gracias a una concesión de la Administración. Así se puede comprobar en el BOE del 27 de mayo de 2008.

Cuando el citado medio reclamó la versión del exministro, éste aseguró que las empresas no facturan a la Administración.

El comisario y los paraísos fiscales

Transcurridos más de tres meses desde que se celebraron las elecciones europeas, el futuro comisario no ha explicado todavía por qué él y su familia han utilizado sociedades en los paraísos fiscales de Panamá y las Antillas HolandesasPanamá y las Antillas Holandesas.

Según esta información, adelantada por infoLibre, Petrolífera Ducar SL y Petrologis Canarias SL, propiedad de la familia de Cañete y de la de su esposa, Micaela Domecq, han mantenido desde hace años una compleja estructura societaria que desemboca en las Antillas Holandesas y Costa Rica.

En informaciones posteriores, este diario desveló que el exministro y su familia utilizaron al menos cinco empresas panameñas para hacer negocios desde este paraíso fiscal. Y que, personalmente, Cañete estuvo ligado a la gestión de dos de esas sociedades: Lucite Development Inc y Angelmo Internacional Corporation. A su vez, ambas eran propiedad de Havorad BV, una tercera firma que en el momento en el que se redactó la información, el pasado 21 de mayo, estaba a pleno rendimiento. Al menos hasta el cierre de 2012, Havorad BV constó como principal accionista de las empresas petrolíferas de Cañete.

Durante la campaña electoral, este diario intentó, sin éxito, obtener una explicación de los hechos por parte de su protagonista. El pasado 21 de mayo, en un almuerzo informativo organizado por el Club siglo XXI, el moderador del encuentro preguntó a Cañete si la nueva legislatura europea iba a ser “la última de los paraísos fiscales”. En una alusión velada a estas informaciones, el exministro añadió que ya tomaría alguna decisión al respecto “algún día” porque el asunto no era propio de la campaña. “En campaña se enreda mucho […] Después de la campaña también hay vida”.

Han pasado casi cuatro meses de estas declaraciones.

Por otra parte, el futuro comisario fue administrador de la sicav (sociedad de inversión de capital variable) en la que un número indeterminado de eurodiputados mantenían su fondo de pensiones en Luxemburgo, tal y como adelantó también este diario.

La existencia de esa sicav, que en Luxemburgo solo tributa el 0,01% de los activos netos del fondo y está exenta del impuesto de sociedades, había pasado inadvertida hasta la fecha. Destacados parlamentarios y cabezas de lista de sus respectivas formaciones en las pasadas europeas como la Elena Valenciano (PSOE) y Willy Meyer (IU) reconocieron su participación en este fondo. De hecho, Meyer se dio de baja de este instrumento financiero y renunció a su escaño.

Acción por el Clima

Junto al área de energía, Cañete asume Acción por el Clima. Precisamente, en este hecho hicieron hincapié los socialistas al conocer la competencia que Juncker le había asignado.

La presidenta de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, Iraxte García, consideró “una broma de mal gusto que el candidato de un partido negacionista con el cambio climático y de un Gobierno que ha sido advertido por la propia Comisión Europea por los recortes en materia de energía renovable sea el que vaya a dirigir esta cartera". En un sentido similar, su compañera Pilar Lucio, secretaria de Cambio Climático y Sostenibilidad de los socialistas, vio “incomprensible” que Europa acepte para estas competencias a Cañete, miembro de un partido “que defiende las prospecciones petrolíferas y el fracking como solución por encima de las energías renovables”.

El presidente del Gobierno busca reconducir la pérdida de peso internacional de España

El presidente del Gobierno busca reconducir la pérdida de peso internacional de España

Más sobre este tema
stats