Extrema derecha

El desalojo de los neonazis de Hogar Social queda aplazado tras el desafío de los okupas

Manifestantes a las puertas de Banco de Madrid para impedir el desalojo del grupo neonazi Hogar Social.

infoLibre

El desalojo de Hogar Social Madrid de su sede okupada en las antiguas oficinas de Banco Madrid ha quedado aplazado ante la resistencia ejercida por los miembros de la organización de ultraderecha y la posibilidad de que se generara un conflicto entre los agentes de Policía y éstos.

Finalmente, la comisión judicial encargada del lanzamiento, pese a contar con todos los requisitos para ejecutar el desalojo, ha decidido evitar males mayores y aplazarlo. El abogado de Hogar Social Madrid, sin embargo, ha defendido que todo se ha parado por un defecto de forma en la notificación.

La portavoz de Hogar Social Madrid, Melisa Ruiz, ha mostrado su satisfacción por esta decisión, aunque también su preocupación porque espera que el siguiente intento de desalojo se produzca "un día cualquiera a las cinco de la mañana", cuando les pille de imprevisto y sin movilización.

Previsto para las 9.30

El grupo neonazi Hogar Social Madrid tenía la orden de abandonar este viernes antes de las 09.30 horas la sede del Banco Madrid, situada en la Plaza de Margaret Thatcher de la capital, okupada por la organización desde el pasado 23 de abril del año pasado.

La comisión judicial responsable del desalojo de Hogar Social Madrid ha llegado pasadas la hora fijada 9.30 horas a la sede okupada para proceder al desalojo. De esta forma, los funcionarios judiciales están notificando a los responsables de Hogar Social la ejecutoria del desalojo, aunque el abogado de la organización defiende que no se les ha notificado nada hasta el momento. El desalojo, sin embargo, sigue adelante.

Simpatizantes de Hogar Social han formado una cadena humana frente a la sede para intentar evitarlo, con banderas de España y de la formación. Todo ello con cánticos como "obrero y español" o "ayudas sociales para los nacionales". Hasta el lugar, en plena plaza Margaret Thatcher, ha llegados tres furgonetas con agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional.

Así lo acordó el Juzgado de Instrucción Número 34 de Madrid en un escrito, fechado a 22 de enero y recogido por Europa Press, donde la secretaría del Juzgado comunica a la organización la diligencia abierta por lanzamiento. El colectivo no ha mostrado intención de cumplir con el mandato judicial.

A través de sus redes sociales, Hogar Social ha convocado a todo aquel que lo desee una hora antes de la fecha límite del desalojo frente a su sede. "Defiende a los que te defienden", rezan en un mensaje, acompañado de la foto de un anciano al que ayudan a bajar unas escaleras.

 

Cuando se hizo público su desalojo, Hogar Social detalló a través de un comunicado que el edificio de Banco Madrid, que anteriormente albergaba "una central de blanqueo de capitales", se ha convertido "gracias al esfuerzo, trabajo y cariño, en un hogar de veinte personas que se encontraban en la calle".

"La Constitución es un papel mojado"

Por otra parte, Hogar Social defendió que la Fiscalía, el Juzgado de Instrucción Nº34 de Madrid, la Audiencia Provincial y otras instituciones "son culpables de que familias, personas mayores, niños y gente honrada acaben en la calle".

El colectivo también cargó contra la Constitución, asegurando que "es un mero papel mojado, donde algunos artículos tienen valor y, otros tantos fundamentales no".

"Seguiremos luchando pese a todo y todos, para que no haya ni un solo español sin casa, ni un solo español sin comida, ni un solo español víctima de quienes ven en la política una execrable garantía económica y no una dedicación total al servicio del bien común para nuestra gente", finalizaron.

"Gracias a nosotros mucha gente tiene casa y trabajo"

Asimismo, desde Hogar Social aseguraron sentirse "preocupados" por el futuro de las personas que se encuentran en este edificio, "principalmente, dos menores de edad de 13 y 15 años, así como de un señor mayor de 81 años que, tras toda una vida trabajando, ha sido abandonado por el Estado".

Además, el colectivo también hizo referencia a varias personas de 65 años y dos personas con minusvalía. "Gracias a Hogar Social tienen un trabajo y una cama que les permite poder rendir laboralmente y salir de ese pozo del que ninguna institución pública intentó rescatarles", señalaron.

 

Amplían el procesamiento a otros 11 miembros de Hogar Social por incitar al odio en el ataque a la mezquita de la M-30

Amplían el procesamiento a otros 11 miembros de Hogar Social por incitar al odio en el ataque a la mezquita de la M-30

Más sobre este tema
stats