La portada de mañana
Ver
El Gobierno pone la primera piedra para un frente común europeo que cambie la relación con Israel

La situación en el PP

Dirigentes del PP piden a Rajoy que no demore la elección de candidatos para las ciudades

Imagen del Comité de Dirección del Partido Popular presidido por Mariano Rajoy.

Todavía en estado de shock por los resultados en Cataluña y por la pujanza de Ciudadanos en las encuestas,Ciudadanos Mariano Rajoy reúne este lunes en la sede nacional del Partido PopularPartido Popular a la Junta Directiva Nacional, el máximo órgano del partido entre congresos. Fuentes de la dirección nacional de la formación conservadora aseguran que la idea de su jefe de filas, que ofrecerá un discurso en abierto a los medios de comunicación como suele ser habitual en estas citas, es "poner a punto" la maquinaria para las elecciones de 2019. Las fuentes consultadas insisten en que en esta puesta a punto es "urgente" que el partido comience ya a designar a los candidatos de las ciudades y comunidades en las que hay dudas.

Tocan municipales y autonómicas y el partido necesita recuperar la presencia perdida en 2015 y renovar o insistir en algunos mensajes. Tras años de soledad en el centroderecha, Ciudadanos pisa los talones al PP y en poco más de un año Rajoy someterá a prueba su tesis de que lo que ha pasado en Cataluña no es extrapolable a otro tipo de comicios. No pasa inadvertido que, si no hay adelanto electoral, tras las municipales y autonómicas llegarán las generales. Y si los resultados en 2019 son malos, el partido se sumirá en una crisis más profunda en la que al presidente le será más complicado mantener en calma a los críticos. Sobre todo porque una de las cuestiones a debatir tendrá que ver con su futuro.

No hacerlo en "el último minuto"

En este contexto, amplios sectores del PP consideran que el partido tiene que empezar a trabajar ya en clave de campaña. Y, por ello, además de movilizar a todos sus simpatizantes y militantes, implica ir dando a conocer sus principales cabezas de cartel donde hay dudas. "No se puede presentar el candidato a los ciudadanos en el último minuto", señalan las fuentes consultadas.

"La gente necesita conocer a las personas que aspiran a gobernarles y esa persona necesita, a su vez, pisar el terreno", añaden.

Para los comicios municipales Rajoy tiene mucho trabajo por delante si se tiene en cuenta que el partido no se ha pronunciado todavía sobre los candidatos a las ciudades más grandes. Es el caso, por ejemplo de Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla.

Una de las principales plazas que el PP pretende recuperar es el Ayuntamiento de Madrid. "Para cualquier partido gobernar la capital de España es clave. Te da un plus de visibilidad. Es un escaparate político magnífico", valora un dirigente municipal.

¿Casado para Madrid o un miembro del Gobierno?

En el caso del Ayuntamiento de Madrid, que en las pasadas municipales pasó a manos de Manuela Carmena tras años en manos del PP, Rajoy tiene que buscar a una persona que haga tándem con Cristina Cifuentes. Nadie duda de que la presidenta de la Comunidad de Madrid será de nuevo candidata.

Cifuentes, que llegó a la Comunidad de Madrid en una situación delicada tras estallar varios escándalos de corrupción de la etapa de Esperanza Aguirre e Ignacio González en el Gobierno regional, lleva más de un año recorriéndose los pueblos y los distritos de Madrid manteniendo encuentros con los afiliados.

"Lleva prácticamente de campaña desde que gobierna la Comunidad", valora un dirigente regional. "Se propuso marcar un antes y después en el funcionamiento interno del PP de Madrid. El cambio es evidente", dice uno de sus diputados en la Asamblea de Madrid.

Rajoy tiene dos opciones para la ciudad de Madrid: trasladar a uno de sus ministros o tirar de la dirección nacional del PP

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, siempre ha sido fija en todas las quinielas. Pero ahora su nombre suena con menos fuerza. Hace unos meses, en círculos conservadores saltó el nombre del portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, algo que fue interpretado internamente como una maniobra de desgaste para quitar el foco del candidato que, a día de hoy, sigue teniendo más posibilidades: Pablo Casado.

El vicesecretario de Comunicación del PP, diputado por Ávila, es excolaborador de José María Aznar y Esperanza Aguirre y reúne, a ojos de las fuentes consultadas, las cualidades necesarias para atraer al electorado más tradicional del PP, el que se siente traicionado por el "distanciamiento" por parte de Rajoy de los "principios y valores" del partido.

Quienes en su propio partido no acaban de verle como candidato al Ayuntamiento creen que su pasado con Aznar y Aguirre le otorga un perfil "algo duro" para competir con Ciudadanos. 

Mientras Rajoy deshoja esta margarita, lo que sí se da por sentado es que el actual portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, no será candidato, aunque en Génova le "reconocen" el trabajo desempeñado desde que Aguirre dejó la política tras el encarcelamiento de Ignacio González.

¿Esperanza García para Barcelona?

El candidato en Barcelona tampoco está claro. Y es una cuestión que el PP nacional y el PP de Cataluña tienen que tomarse muy en serio tras haber pasado de 11 a 4 escaños en las autonómicas del pasado 21D y tras la anunciada "reflexión" sobre la situación de la formación liderada por Xavier García Albiol.

Las fuentes consultadas mantienen que no está "nada claro" que el presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, quiera repetir. 

En sectores del PP de Cataluña ya suena como recambio del hermano del exministro del Interior Esperanza García, que se quedó sin escaño el 21D. En los últimos meses, a raíz de la crisis con Cataluña, esta dirigente conservadora ha acudido a numerosas tertulias para defender la posición del partido.

La situación en Valencia

Tampoco tiene Rajoy candidato para el Ayuntamiento de Valencia. El PP de esta provincia está en manos de una gestora a cargo de Rubén Moreno, diputado nacional y miembro de la dirección del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. Previamente, la operación Taula provocó que el PP local quedara en manos de una gestora. 

Entre los nombres que suenan para intentar conquistar una Alcaldía que en su día estuvo en manos de Rita Barberá está el del portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons.

Hace menos de un mes, el dirigente conservador insistió en que "no existe" tal propuesta y, por lo tanto, es "hipotética". "Honestamente creo que no me la van a hacer porque estoy en Bruselas haciendo un buen trabajo", dijo. 

En este sentido, muchos sus compañeros le ven como un "excelente" candidato para las próximas elecciones europeas arrebatando el número uno a Miguel Arias Cañete. Y en el partido saben que Pons prefiere seguir en Bruselas antes de regresar a la política valenciana.

Como ocurre en Madrid, el candidato tendrá que lidiar con los avances judiciales de los escándalos de corrupción protagonizados por los equipos de quienes les precedieron en el partido.

Crisis a la vista en Sevilla

Prioritario para el PP en su intención de recuperar la alcaldía de las grandes ciudades es la ciudad de Sevilla. Antes de pasar a manos socialistas, el consistorio de la ciudad andaluza estuvo a cargo de Juan Ignacio Zoido, actual ministro del Interior.

Un sector del PP andaluz apoya que Beltrán Pérez, el portavoz en el Ayuntamiento escogido por la nueva dirección general, sea el candidato. Pero en absoluto se da por hecho.

Cifuentes no tendrá que comparecer en la Asamblea por las actas del Canal gracias a Ciudadanos

Cifuentes no tendrá que comparecer en la Asamblea por las actas del Canal gracias a Ciudadanos

¿Qué pasa con Cospedal?

Como es regla a nivel nacional, en las comunidades autónomas el candidato suele ser el presidente regional del partido elegido en el último congreso. En esta esfera, una de las principales dudas que se plantea es si María Dolores de Cospedal repetirá como cabeza de lista en Castilla-La Mancha.

A día de hoy no hay ninguna novedad sobre el futuro de la Cospedal, siempre muy criticada internamente por su acumulación de cargos. Recientemente, en una entrevista concedida a el diario El Mundo y preguntada sobre si será candidata del PP de Castilla-La Mancha, respondió lo siguiente: "Queda tiempo para 2019. Hoy por hoy soy la presidenta de mi partido y haré lo que se considere mejor para el PP y para Castilla-La Mancha, en el sentido también de las responsabilidades que tengo ahora asumidas". Así que, de momento, su futuro sigue siendo una incógnita.

Más sobre este tema
stats