Corrupción política

El dueño de Método 3: “Ignacio González me envió intermediarios para ofrecerme contratos con Caja Madrid”

Captura de pantalla de la intervención de Francisco Marco Fernández en la Asamblea de Madrid.

El director general de la empresa de detectives Método 3, Francisco Marco, aseguró este viernes en su comparecencia en la Comisión de investigación contra la corrupción de la Asamblea de Madrid, que el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González le presionó para que investigara a la persona de su partido, el PP, que encargó dos informes sobre su persona.

El diario Público desveló, en enero de 2009, la existencia de un informe de 69 páginas en el que se analizaba el patrimonio del entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid y las presuntas irregularidades que cometió al realizar adjudicaciones públicas. Posteriormente, en abril de 2009, la Cadena Ser informó de que unos espías habían seguido y grabado a González en un viaje a Colombia.

En su comparecencia ante la Asamblea, Francisco Marco explicó que González pretendía que la agencia de detectives determinara quién estaba detrás de esos informes difundidos por Público y la Cadena Ser. "Y dio una lista de personas de su propio partido que lo podrían haber encargado".

Según el testimonio de este empresario catalán, González pensó en un primer momento que la empresa Método 3 había sido la que había investigado su patrimonio. "Pero no fue así, y al final me negué a realizar el trabajo". Y esta negativa tuvo consecuencias para Marco Fernández, que se sintió "perseguido" por González.

En concreto, habló de estas coacciones al responder a una pregunta del diputado de Ciudadanos César Zafra, que aludía al libro El Método, escrito por el propio Marco, en el que este empresario hablaba de la persecución del entonces número dos de Esperanza Aguirre.

"Me presionó"

"¿Le presionó para hacerle cambiar de opinión?", le interpeló Zafra, que se encontró con una respuesta clara de Marco: "Puede decirlo claramente. No es que me sintiera presionado, es que me presionó. Me envió intermediarios a ofrecerme contratos con Caja Madrid".

Pero estas supuestas coacciones, según el dueño de Método 3, no acabaron ahí. Al no tener éxito por las buenas, González cambió de estrategia, siempre según la versión ofrecida por Francisco Marco: "Me envió intermediarios a decirme que dejaban de trabajar conmigo por orden del señor González. Me envió la Policía a mi despacho con la excusa de realizar una inspección rutinaria y a llevarse mi libro de registro, a lo que me negué".

Francisco Marco también aludió al juez de Madrid Adolfo Carretero, al que llegó a calificar de "pequeño Hitler". Este magistrado, titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, se encargó de investigar tanto el informe de 69 páginas como el espionaje realizado a González en Colombia: "González ha puesto a su servicio todo un procedimiento judicial, en el Juzgado número 47, donde se ha imputado periodistas, se ha investigado a periodistas porque hay informes sobre los periodistas que han solicitado las propiedades del señor González. Ha intentado imputar a policías, ha abierto piezas separadas".

Hermes de Dios

En este último punto, Marco Fernández se refería a la imputación del comisario de Marbella que realizó la investigación inicial del ático de lujo de Estepona del expresidente madrileño: Agapito Hermes de Dios. La denuncia de González contra este agente acabó siendo archivada "al no quedar acreditada la revelación de secretos denunciada, por no tratarse de una investigación delictiva ni tampoco que fuese divulgada por el imputado”, asegura el auto.

"Y mi petición de sobreseimiento tiene un año, y el juez ha necesitado que el señor González se fuese de la política para entonces enviar testimonio a la Audiencia Provincial de Madrid para que resuelva. No es que me haya sentido presionado, es que me ha presionado de todas las maneras posibles que ha podido", completó este detective.

El diputado de Ciudadanos César Zafra también preguntó a Marco si González le había pedido que investigara los "trapos sucios de estas personas", en referencia a los cargos del PP que identificó el expresidente como las personas que encargaron su dossier.

"Los trapos sucios"

Y Francisco Marco contestó al parlamentario: "Si usted me pregunta si me lo dijo directamente, le contesto, no. Obviamente, yo sobreentiendo que si hubiese encontrado a la persona que hubiese encontrado me hubieran pedido que investigara trapos sucios, pero nadie me lo pidió, porque me negué de inicio. Por mi experiencia, si me pregunta si eso hubiese ocurrido, desde luego que sí que hubiese ocurrido".

El exgerente del Canal de Isabel II Ildefonso de Miguel 

En otro momento del interrogatorio, el diputado de Podemos Miguel Ongil aludió a las declaraciones efectuadas por el propio dueño de Método 3 en el Juzgado número 47 de Madrid, en las que reconoció haber realizado un informe patrimonial de varios exdirigentes de la empresa pública madrileña del Canal de Isabel II. Y fue entonces cuando Marco reconoció que sí hizo una investigación en relación a una posible venta de la división internacional de esta empresa pública madrileña, denominada Triple A: "Yo le dije a la Policía que en 2005 un bufete de abogados americano, para un cliente americano, estaba interesado en comprar la [empresa del canal en Colombia] Triple A, y alguien les pidió una comisión".

Once personas

Según el dueño de Método 3, fue entonces cuando el bufete americano le encargó que investigara a las personas que negociaban, "que eran como once. Las personas que integraban la negociación por parte española, incluidos los abogados, con la parte latinoamericana. Y nosotros le dimos un informe que dice quién es cada uno, a qué se dedica, dónde trabaja, y eso es lo que consta en mi declaración". 

Entre las personas a las que Método 3 hizo estas investigación patrimonial se encontraba el entonces gerente del Canal de Isabel II y persona de confianza de González, Ildefonso de Miguel: "La Policía me investigó y me preguntaron por qué hice una petición al Registro de la Propiedad de varias personas, entre las que se encontraba Ildefonso de Miguel, pero no Ignacio González".

Precisamente, un informe del comisario José Manuel Villarejo, fechado el 11 de julio de 2011 y aportado recientemente al caso del ático de González en Estepona, analiza la filial del Canal en el exterior denominada Extensia, cuyo presidente era Edmundo R. Sobrino, que participó en el viaje a Colombia junto al propio Ildefonso de Miguel. 

Canal Extensia

"El Canal, sin razón empresarial lógica, extendió su infraestructura económica en América Latina, adquiriendo el 75% de Canal Extensia, de la que es propietaria junto con la firma valenciana Tecvasa (consorcio de firmas valencianas y la Caja de Ahorros del Mediterráneo), que posee el 25% restante. Toda una estructura con vocación offshoreoffshore, controlada por sociedades públicas, todas ellas vinculadas al mismo partido político, sin razón aparente de existir, salvo el de manejar importantes sumas de dinero en un continente muy alejado y con claras dificultades de control", indica la nota policial.

Y el comisario aseguraba en ese informe que convendría indagar sobre la atípica estructura exterior del Canal: "Todas y cada una de las fuentes del entorno del PP contactadas señalan que es la herramienta perfecta de corrupción, que los responsables políticos de la Comunidad de Madrid utilizan hasta el día de hoy con total impunidad".

En su comparecencia en la comisión de investigación del Endeudamiento, el propio De Miguel aseguró que su papel en la división internacional era velar por la inversión del Canal en el exterior, llegando a especificar que el valor de estas empresas se ha triplicado.

El juez del 'caso Pujol' cita a los comisarios Eugenio Pino y Martín Blas para clarificar pruebas sobre la investigación

El juez del 'caso Pujol' cita a los comisarios Eugenio Pino y Martín Blas para clarificar pruebas sobre la investigación

Más sobre este tema
stats