La situación en el PP

El Gobierno se escuda en una ley y un concurso inexistentes para defender la propuesta de Soria al Banco Mundial

El Gobierno se inventa una “ley” y un “concurso” para justificar la propuesta de Soria al Banco Mundial

El Gobierno de Mariano Rajoy y el propio presidente del Ejecutivo en funciones llevan desde el viernes a última hora, cuando se supo que el Ministerio de Economía había propuesto a José Manuel Soria como candidato a director ejecutivo del Banco Mundial, intentando justificar a trompicones y sin mucho éxito una decisión que no sólo ha indignado a la oposición, sino a dirigentes relevantes del Partido Popular. Este lunes, como ya le ocurrió el sábado en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, el caso que afecta a su amigo Soria empañó su conferencia de prensa tras asistir a la Cumbre del G-20 en China. Mientras otros cargos de su Ejecutivo, como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, siguieron agarrándose a que la propuesta de Soria supone "respetar la ley", argumento ya explotado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, Rajoy optó por vestir de normalidad el proceso. "El señor Soria ya se fue de la política. Es un funcionario y ha regresado a la administración y ha participado en un concurso como todos los funcionarios. El concurso ha sido resuelto y no tengo más que añadir", respondió en rueda de prensa visiblemente incómodo cada vez que los periodistas ponían sobre la mesa este caso.

La realidad, sin embargo, choca con el relato que el Gobierno viene construyendo en los últimos días para trasladar la idea de que Soria, que dimitió en abril precisamente por haber mentido sobre su relación con empresas ubicadas en paraísos fiscales, es un candidato idóneo para el puesto de director ejecutivo en el Banco Mundial. No existe una norma que establezca cómo se cubre esa vacante, de forma que no se sostiene que habría sido "ilegal" optar por otro candidato. Y tampoco, como dice Rajoy, se convocó un "concurso" para que quienes querían optar a la plaza lo hiciesen como ocurre con la mayor parte de los puestos de la Administración. Así lo han confirmado a infoLibre diversas fuentes gubernamentales y expertos en Derecho Administrativo.

"Es a quien le correspondía, según la comisión técnica que es la encargada de estos nombramientos, y de acuerdo con el escalafón y, mire, hay que respetar la legalidad siempre y en este caso también", respondió este lunes Santamaría en declaraciones a los periodistas a su llegada a un desayuno informativo de Europa Press con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. "Si lo ha solicitado y es el primero que ha quedado en esa relación, hay que nombrarlo, por supuesto", dijo preguntada sobre si habría sido ilegal no proponer a Soria. Sólo un día antes, Guindos, cuyo ministerio es el responsable del nombramiento aseguraba algo similar desde China, donde viajó junto a Rajoy para acudir a la citada cumbre

Sin normas específicas

Guindos señaló que el puesto no es político, sino administrativo y que este ya dimitió de todos sus cargos políticos y reingresó en el cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, pidió ese destino y "sería ilegal habérselo negado, porque no está ni imputado ni inhabilitado".

Fuentes del Gobierno consultadas por infoLibre admiten que no existe ninguna regla ni norma específica que regule este proceso de designación de los representantes de España en las instituciones financieras internacionales. Sostienen al respecto que, al tratarse de funcionarios, el marco legal es el que regula a esta carrera, el de la función pública. "Hay una serie de puestos vacantes, los interesados presentan la documentación, quienes reúnen los requisitos son aceptados y se elabora un listado en función de las puntuaciones", mantienen las citadas fuentes.

Otras fuentes del Gobierno señalan que, en todo caso, si Soria hubiese sido excluido del proceso o no nominado siempre habría tenido la opción de presentar un recurso. "No hay reglas específicas", añaden.

Esta afirmación, la de que se trata de un cargo "de libre designación", lleva a la segunda línea de defensa a la que está recurriendo el Gobierno: al "concurso" del que habló Rajoy. No hay rastro en el Boletín Oficial del Estado de tal convocatoria. 

Desde el Ministerio de Economía precisan que "la convocatoria de las vacantes se envía a la Asociación de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado y a la de Diplomados con meses de antelación, aunque está abierta a cualquier persona que se quiera presentar". Al tratarse de puestos de representación de España y de contenido económico, añaden, "son plazas que en su práctica totalidad se han cubierto siempre por funcionarios que han desempeñado cargos relacionados con la materia y por el mismo procedimiento".

Expertos en Derecho Administrativo confirman este extremo señalando que estos puestos se han reservado de facto a los 'tecos', nombre con el que se conoce entre los funcionarios a los técnicos comerciales. Esto ha ocurrido así independientemente de que gobernase el PP o el Partido Socialista.

Propuesta de nombramiento

Recuerdan, además, estos expertos que en el Estatuto Básico del Empleado Público y en el Reglamento 364/95 de Ingreso del Personal al servicio de la Administración General del Estado y de Provisión de Puestos de Trabajo se establecen dos sistemas: el concurso público y la libre designación. Ambos, señalan, deben publicarse en el BOE. Y eso no ha ocurrido con la plaza que se pretende adjudicar a Soria. "Lo que existe en este caso es una propuesta de nombramiento del Gobierno de España de un representante en un organismo financiero internacional", concluyen.

En Economía recuerdan que entre las competencias del secretario de Estado de Economía está la presentación de candidatos a las instituciones financieras internacionales, "una vez recibida la propuesta formulada por la Comisión creada a tal efecto por altos cargos del Ministerio de Economía". "Los candidatos tienen que ser aceptados después por la institución financiera de que se trate, que es quien los nombra", mantienen. Esto implica que la propuesta de Soria tendrá que recibir la luz verde del Banco Mundial.Banco Mundial

Desde el departamento que dirige Luis de Guindos sostienen que, como en todos estos procesos, en el que afecta a Soria se ha utilizado "el criterio de idoneidad y el historial de servicio público, así como la experiencia en las materias que corresponden".

El aviso de los barones del PP

El PP siempre presume de unidad de discurso. Pero se está poniendo a prueba en los últimos días. De un lado, desde el Gobierno se intenta vestir de normalidad que desde uno de sus ministerios, en funciones, se avale a un exministro que se vio obligado a abandonar su puesto por no haber explicado bien las relaciones de sus empresas familiares con paraísos fiscales. De otro, desde el PP, el malestar que se percibe es cada vez mayor y en medio de las críticas que se hacen en privado hay dirigentes de peso que alzan la voz en público

Este lunes, el presidente de Galicia y candidato del PP para las autonómicas del 25S, Alberto Núñez Feijóo, reconoció que la designación de Soria ha generado "polémica" porque "para mucha gente" puede ser "difícil de entender". "Esa polémica existe y me parece oportuna la comparecencia del ministro [Guindos]", dijo al ser preguntado durante un desayuno informativo de la agencia Europa Press. "Cuando la gente no entiende cuando alguien toma una decisión, esa decisión necesita explicaciones adicionales para que la gente la pueda entender", añadió.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, que no había ocultado hace un par de días que este episodio requiere de una explicación por parte de Economía, fue este lunes todavía más contundente al señalar que no se debería haber llevado a cabo esa designación.

"Personalmente, no como presidenta de la Comunidad de Madrid, personalmente, creo que ese nombramiento no se debería haber llevado acabo. Más allá de eso, si hay razones técnicas o no, eso lo tiene que explicar quién haya llevado a cabo ese nombramiento", dijo Cifuentes en declaraciones a los medios en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional.

Un cierre de filas que se estropea

La perplejidad de barones y dirigentes del PP empezó a ponerse de manifiesto pocas horas después de estallar la noticia el viernes. El sábado, Rajoy había convocado por la mañana al Comité Ejecutivo Nacional de su partido por la mañana y el pretendido cierre de filas en torno a su liderazgo al frente de su formación quedó empañado por la propuesta de Soria como director ejecutivo en el Banco Mundial. Nadie se atrevió a comentar el tema en el seno de la reunión, pero a la llegada a la sede del PP, barones con poder institucional como Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, o Juan Vicente Herrera (Castilla y León) dejaron claro que, a su juicio, la noticia requería una explicación de los responsables del nombramiento de Soria

Este lunes, a primera hora, corrió el rumor en sectores conservadores de que Soria iba a renunciar al cargo al que aspira ante la polémica suscitada. Se mantuvo vivo hasta que Mariano Rajoy, desde China, no quiso responder a una pregunta en este sentido. "He dicho lo que tenía que decir sobre ese asunto", zanjó. Antes había señalado que no se estaba hablando de un tema que afecte a "un político", sino a "un funcionario".

El Gobierno pide que Guindos dé explicaciones en la Cámara baja sin mencionar a Soria en su solicitud

El Gobierno pide que Guindos comparezca en el Congreso sin mencionar a Soria en su solicitud

Más sobre este tema
stats