Paraísos fiscales

De Guindos fue directivo en España de la firma que negociaba pactos para eludir impuestos en Luxemburgo

El ministro de Economía, Luis de Guindos, esta semana en el congreso anual de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos.

El escándalo de los acuerdos firmados por Luxemburgo con grandes empresas para que estas tributaran cantidades mínimas salpica directamente a España. Y es que el ministro de Economía, Luis de Guindos, fue entre 2008 y 2010 responsable en nuestro país del sector financiero de la firma PricewaterhouseCoopers (PwC), una compañía que se encargaba de negociar las condiciones de estos acuerdos con las autoridades del Gran Ducado. Es una de las conclusiones XNet y la Comisión Anticorrupción del Partido X a través del BuzónX , que recoge denuncias sobre corrupción. 

La polémica saltó este jueves, cuando el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas en inglés) y sus medios asociados –entre ellos, el español El Confidencial– publicaron documentos en los que se refleja cómo algunas grandes multinacionales utilizan sociedades instrumentales en Luxemburgo para pagar menos impuestos y poder acogerse al régimen fiscal mucho más favorable del Gran Ducado, con cuyo Gobierno firmaban acuerdos secretos que les permitían, en algunos casos, estar sujetas a tipos menores al 1%.

La noticia ha generado reacciones por parte de todos los partidos representados en el Parlamento Europeo, ya que a la controversia generada por este tipo de prácticas se suma que muchos de los acuerdos se firmaron durante el Gobierno de Jean Claude Juncker, primer ministro de Luxemburgo entre 1995 y 2013 y que acaba de ser elegido como presidente de la Comisión Europea. En este sentido, socialistas y liberales han reclamado que el Ejecutivo comunitario comparezca ante el Parlamento para explicar si estos acuerdos son legales y dar cuenta de las medidas que piensa adoptar para combatir la evasión fiscal.

Los Estados miembros también han opinado acerca de estas revelaciones. Este mismo viernes, De Guindos ha asegurado estar "convencido de que la Agencia Tributaria está investigando ya" los acuerdos, pese a que en los documentos publicados no hay ninguna empresa española que haya firmado un pacto de este tipo con Luxemburgo. El ministro también ha señalado que "sería sólo una frivolidad dar una opinión hoy sobre lo que se ha conocido ayer". Pero XNet y la Comisión Anticorrupción del Partido X han denunciado que, entre 2008 y 2010, De Guindos fue el máximo responsable en España de la sección financiera de PwC, una de las mayores firmas de consultoría y asesoría del mundo que se dedicaba precisamente a negociar estos acuerdos entre las multinacionales y el Gran Ducado.

"Bajo el sistema de Luxemburgo, los asesores fiscales de PwC y otras compañías pueden presentar propuestas de estructuras empresariales y transacciones diseñadas para ahorrar impuestos y reciben por escrito el compromiso de que su plan será examinado favorablemente por el Ministro de Finanzas [cargo que ocupó Juncker entre 1989 y 1995]", señala ICIJ, que explica que, por ejemplo, la compañía estadounidense FedEx, dedicada a los envíos internacionales, "puso en marcha dos filiales en Luxemburgo para repartir los beneficios de sus operaciones en México, Francia y Brasil a las filiales de FedEx en Hong Kong", una opeación para la que el Gran Ducado "acordó gravar solo el 0,25%" de los ingresos no procedentes de dividendos de la compañía.

De Guindos sostiene que ya “se ha perdido el miedo a perder el trabajo”

De Guindos sostiene que ya “se ha perdido el miedo a perder el puesto de trabajo”

Más sobre este tema
stats