PORTADA DE MAÑANA
Ver
La bolsa o la vida: las negociaciones secretas que imponen en Europa las farmacéuticas

Educación

“Soy hija de limpiadores; ahora no habría podido pagar las tasas”

Yasmina San Juan, de 27 años, es una de las jóvenes galardonadas que este martes retiró el saludo al ministro Wert en los premios nacionales fin de carrera. Ingeniera geóloga por la Universidad Complutense, donde obtuvo un 8,49 de media, se encuentra ahora realizando su primer año doctoral gracias a una beca. Vestida con un traje marrón, Yasmina decidió pasar de largo cuando el titular de Educación se acercó para saludarla tras recibir el premio por sus excelentes resultados académicos. "Era la única oportunidad de estar delante del ministro y mostrarle mi rechazo a sus recortes. Soy hija de limpiadores, ahora no habría podido pagar las tasas", dice a infoLibre en conversación telefónica. 

"Toda mi vida me he educado en la educación pública porque la valoro por encima de todo y creo que es un derecho fundamental. No fui capaz de hacer otra cosa delante del ministro", señala Alba Contreras, otra de las excelentes estudiantes que retiró el saludo a Wert. Con dos licenciaturas, Filología Árabe y Filología Hebrea, Alba recibió el galardón por la segundas de estas, en la que obtuvo un 9,39 de media.  "Decidí expresar de esta forma mi rechazo a la LOMCE, la subida de las tasas universitarias y la forma en que el Gobierno valora la universidad únicamente bajo criterios economicistas", asevera. Ahora estudiante predoctoral, Alba asegura que lo que se vivió este martes en la entrega de los premios fue una mezcla de "rabia, desasosiego y tristeza". "Muchos de los que estaban allí ya han emigrado y el resto sabemos que tendremos que acabar haciéndolo", lamenta. 

Críticas 

Conscientes de las críticas que en algunos sectores ha despertado su reacción, Yasmina y Alba recuerdan que no fue algo premeditado. "La pregunta es más bien ¿por qué no hacerlo? que ¿por qué lo hicimos? En un grupo de Facebook alguien comentó que había que hacer algo, pero no nos conocíamos entre nosotros, así que la idea quedó en nada", dice la primera.

Alba, por su parte, coincide en que no fue una acción pactada. Y aprovecha para censurar el discurso leído por uno de los estudiantes, Abraham Laguna Cubero, que además de reclamar el apoyo de las autoridades a la calidad en la enseñanza, agradeció al ministro su labor. "No estaba en el programa, que salga un estudiante a leer un discurso pactado con el ministerio no me parece bien", censura. Cuando escuchó ese agradecimiento, Yasmina no pudo evitar reprimirse y gritó "¡Dilo de tu parte!". "Ahora pienso que igual no debería haber chillado, pero me salió de dentro", concluye. 

Más sobre este tema
stats