PORTADA DE MAÑANA
Ver
La bolsa o la vida: las negociaciones secretas que imponen en Europa las farmacéuticas

Conflictos en IU

IU Madrid salta por los aires tras la marcha de Tania Sánchez y parte de sus fieles

Juanma Romero | Mario Escribano

Tania Sánchez Melero no será la candidata de Izquierda Unida a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Ya no. La ganadora incontestable de las primarias abiertas celebradas el pasado 30 de noviembre tira la toalla y decide marcharse, cansada de las luchas internas y del agotador pulso de más de dos meses con la vieja guardia de la federación. 

La diputada autonómica, de 35 años, comunicó su voluntad de dejar IU a los compañeros que la apoyaron en la candidatura Recuperar Madrid, que lideraba con el parlamentario Mauricio Valiente, candidato al Ayuntamiento de la capital, en una reunión celebrada en la tarde de este miércoles en el local La Tercera, en el centro de la ciudad. La diputada manifestó que su intención era contribuir a la formación de un partido de "unidad popular". Para ello también dejará su escaño en la Asamblea de Madrid, que ocupa desde las elecciones autonómicas de 2011. La noticia fue adelantada por eldiario.es y pudo ser confirmada por este periódico.

El de hoy era un encuentro decisivo del sector que ha acompañado a ambos cabezas de lista en un tortuoso trayecto que ha fracturado a IU-CM. Tenía que decidir qué hacer después de que la Presidencia Federal del pasado viernes se inclinase en su contra. Cayo Lara promovió un castigo tibio a los portavoces instituciones, Ángel Pérez y Gregorio Gordo –abrirles expediente, pero no expulsarlos, amén de desautorizarles políticamente–, y no intervenir IU-CM para intentar atajar la cruenta guerra interna. La candidata tenía entonces difícil salida, porque la vieja guardia que ha gobernado y gobierna la federación tiene mayoría en los órganos de dirección, y es reacia a la confluencia. Sánchez, por tanto, no ha querido aguantar más, esperar a dar la batalla en el Consejo Político Federal del próximo 21 de febrero, momento en el que algunos de sus partidarios dentro y fuera de Madrid pensaban pelear por que se reconociese a su sector, por encima de la cúpula regional. 

"Nos queda un mes"

Según fuentes cercanas a Sánchez consultadas por este periódico, la diputada venía madurando su decisión últimamente, pero quería exponerlo a sus compañeros durante la reunión. Sentía que no tenía mucho margen de maniobra, y que todas las salidas eran malas. Que estaba en una ratonera de la que no podía escapar, que la vieja guardia nunca aceptaría que fuera la número uno de una lista de unidad popular. No le faltaba razón. Por si quedaba alguna duda, esta mañana la dirección colegiada de IU-CM confirmó que rechazaba la convergencia con Ganemos y Podemos, que alcanzaron un acuerdo la semana pasada para montar un partido instrumental de cara a las municipales. Además, sus integrantes dejaron claro que si Sánchez y Valiente persistían en la idea de confluir con otras fuerzas contra el criterio de la cúpula, quedarían "fuera" de IU. 

La ya excandidata había advertido el pasado lunes, en un debate que mantuvo sobre unidad popular con Luis Alegre (Podemos), Inés Sabanés (Equo), Enrique del Olmo (PSOE), Yayo Herrero (Ecologistas en Acción) y Justa Montero (movimiento feminista) que urgía construir "un espacio colectivo que sea imprescindible para el cambio" de cara a las autonómicas. "Nos queda un mes", verbalizó. Ahora se dedicará a eso, a montar un Ganemos autonómico apoyándose en los sectores más proclives de la convergencia de Podemos y Equo, entre otros. Ella dejó muy claro en el encuentro con su colectivo que no partirá a la formación de Pablo Iglesias

Tania Sánchez (ya ex IU), Luis Alegre (Podemos), Inés Sabanés (Equo), Enrique del Olmo (PSOE) y las activistas sociales Yayo Herrero y Justa Montero en el debate sobre unidad popular, el pasado lunes, 2 de febrero, en la sala Mirador de Madrid | EFE

Sánchez podría ser imputada si el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) decide admitir a trámite la querella que le interpuso el PP por el caso Rivas. El Ayuntamiento del sureste madrileño, del que ella fue concejala entre 2007 y 2011, adjudicó contratos a la cooperativa administrada por su hermano, Héctor Sánchez, por valor de 1,3 millones de euros entre 2002 y 2008. En caso de que el TSJM la hubiera imputado y ella aún hubiera retenido el carné de IU, habría tenido que abandonar la candidatura, como exige el código ético. Ahora, al dejar su escaño de diputada regional y perder el aforamiento, será juzgada en un tribunal ordinario. Eso dilatará probablemente los plazos. 

La de Sánchez no será la única salida de IU. Según indicaron fuentes de la reunión, con ella parten dirigentes como el coordinador en el distrito de Chamberí, Hugo Martínez Abarca, que había ejercido de portavoz de la candidatura Recuperar MadridEsther Gómez –que había participado activamente en la formación de Ganemos–, Sara Porras, hasta ahora coordinadora de Mujeres de IU-CM, la diputada autonómica María Espinosa (que previsiblemente dejará su escaño) o quien fuera de número cuatro en las generales por Madrid en 2011, Carmen Pérez-CarballoAntes ya había dado portazo el concejal en el Ayuntamiento Jorge García Castaño. Todos ellos, según esperan, arrastrarán a "muchos afiliados de base". Sánchez, Espinosa y Martínez Abarca darán explicaciones de su despedida en rueda de prensa este jueves, a las 17 horas, en la madrileña calle de la Colegiata. 

Alberto Garzón pierde un apoyo clave

Pero la mayoría del sector crítico, de Recuperar Madrid, no seguirá sus pasos. Permanecerán dentro de la formación dirigentes destacados como el candidato a la Alcaldía de la capital, Mauricio Valiente; los regidores de Rivas y San Fernando de Henares, Pedro del Cura y Ángel Moreno, o la secretaria federal de Programa, Marga Ferré. La corriente Frente Amplio, que la diputada lideró en la última asamblea regional, la de 2012, prefiere quedarse dentro de IU, constituyéndose como partido para "garantizar los procesos de convergencia en los municipios", según fuentes de este sector. A su vez, Álvaro Aguilera, secretario general del Partido Comunista de Madrid (PCM), planteó lo mismo que la resolución que la Comisión Permanente aprobó el lunes: la ruptura con IU-CM, para ubicarse dentro del paraguas de IU federal, y apostando por la confluencia "sin ambages". Los que se quedan dentro de la federación, por tanto, quieren seguir luchando hasta el final y pelear por la convergencia. 

Según indicaron fuentes de la reunión, no se movieron las posiciones durante la cita. Los que tenían decidido marcharse no cambiaron de opinión, y los que consideraban que era mejor dar la batalla intramuros optaron por salirse. La discusión no fue bronca ni crispada, sino de mucho "afecto y cariño", según indicaron los asistentes. 

Con la marcha de Sánchez, el candidato a la Moncloa, Alberto Garzón, pierde a uno de sus principales apoyos. El diputado había respaldado Recuperar Madrid y había pedido total contundencia contra Pérez y Gordo, como reclamó a Cayo Lara la caída de su secretario de Organización, Miguel Reneses. En la Presidencia Federal, de hecho, reclamó la expulsión inmediata de los dos portavoces y la intervención de IU-CM. Posición que fue derrotada. Lara optó por la solución de siempre: no zanjar el conflicto y no decir basta, con la esperanza de que aún quedaba espacio para la negociación. Pero no ha sido así. La fractura interna ya es un hecho. Eso sí, Gordo y Pérez siguen en sus puestos, como si el vendaval que azota la federación ni les hubiera rozado. 

Garzón, a través de un comunicado, calificó el anuncio de la salida de Sánchez de "mala noticia", consecuencia de la "mala gestión de la dirección de Madrid", cuyos máximos mandos "no han cumplido la resolución federal, no han cumplido con sus funciones como dirección ni tampoco han asumido responsabilidades", ni "han trabajado por la unidad, la síntesis y el consenso". El diputado consideró "indignante" que la candidata "apoyada masivamente" por militantes y simpatizantes el pasado 30 de noviembre haya tenido que abandonar su formación en lugar de Gordo y Pérez. Para evitar otras lecturas, el secretario de Proceso Constituyente calificó la marcha de la diputada de "opción personal". "Tenemos muy claro que nuestro proyecto es IU. Por eso estamos construyendo una nueva IU y por eso estamos convencidos de que vamos a estar a la altura del momento político". En el proyecto que está construyendo el cabeza de lista a la Moncloa se sigue apostando por la "convergencia y la unidad popular como instrumentos para transformar este país". 

IU-CM acusa a la excandidata de deslegitimar los órganos

IU-CM se queda además sin candidato a la Comunidad, por lo que ahora tendrá que ser la dirección la que analice si se convocan nuevas primarias o lo eligen los órganos de dirección. Elaborará la hoja de ruta "de inmediato". La coordinación colegiada emitió un comunicado [aquí en PDF] en el que lamentó la decisión de la diputada, porque viene a "fracturar y debilitar la capacidad de la izquierda política y social de ofrecer una propuesta electoral y de Gobierno alternativa" a la del PP. "Nadie puede alegrarse de una noticia como esta porque, desde la pluralidad y el debate político, IU-CM siempre ha sabido alcanzar un consenso básico para construir y difundir un discurso político unitario y un programa", señaló. 

La cúpula carga achaca el clima de guerra interna (la situación "extremadamente delicada", en el lenguaje oficial") a la decisión de Sánchez y Valiente de "ignorar la organicidad y legitimidad de los órganos", al interpretar que su victoria en las primarias "les habilitaba para imponer cambios en la dirección y en la política violentando la norma estatutaria". Desde entonces, dice la nota, ambos candidatos funcionaron como una "organización paralela" y este miércoles se consumó la "ruptura anunciada". 

Mientras, el gran ganador de esta contienda fratricida, Ángel Pérez, calificó de "coherente" aunque "tardía" la marcha de Sánchez, después del "daño" que ha causado a la organización, "a la que le debe mucho". "No se puede estar defendiendo lo contrario de lo que se acuerda y querer tener la razón", señaló, en declaraciones a Europa Press. 

La asamblea de Gordo pide que se vaya

Ahí no queda la descomposición de IU. El 78,2% de la asamblea local de IU Getafe aprobó este miércoles una resolución en la que pidió la expulsión de Gordo y Perez, además de no reconocer a la actual dirección colegiada de IU-CM. Cabe destacar que Gordo fue coordinador de IU en esta localidad durante 9 años (1996-2005) y teniente de alcalde en un Gobierno de coalición con el PSOE entre 1997 y 2003.

En el texto, al que ha tenido acceso infoLibre, se admite que “la dirección de IU-CM se ha situado al margen de la política de Izquierda Unida federal, por lo tanto IU Getafe no reconoce a los actuales órganos” que están al mando de la federación en la Comunidad de Madrid. Además, añade que esta será su posición “mientras no se ejecuten los acuerdos federales en el ámbito de la convergencia y de la dimisión de los portavoces”, en referencia a Gordo y Pérez, así como “se facilite una salida unitaria que supere la fractura actualmente existente”.

Del mismo modo, la resolución lanza un contundente mensaje a la dirección federal: “Nos parecen insuficientes las decisiones acordadas en la Presidencia Federal del pasado 30 de enero”. Por ello, instaa la cúpula de Lara a la “desvinculación” de IU-CM respecto al resto por incumplir reiteradamente las resoluciones aprobadas por órganos superiores.

No acaba aquí la moción. En caso de no producirse la expulsión de los portavoces municipal y autonómico ni la devolución de sus actas públicas, pide que se les traslade al Grupo Mixto. Además, subraya la necesidad de que se lleven a cabo cuanto antes de forma “clara y contundente” para que “regenere" la "imagen y la dignidad" de "afiliación y votantes”.

Más sobre este tema
stats