'Caso Moix'

Moix oculta datos clave para saber si cumplió con Hacienda y por qué archivó sin investigar el 'caso González'

El ex fiscal jefe Anticorrupción Manuel Moix el día antes de presentar su renuncia al cargo.

Manuel Moix ya es oficialmente ex fiscal jefe de Anticorrupción, después de que el BOE publicase este sábado su destitución, sin agradecerle "los servicios prestados". Moix tuvo que dejar el puesto apenas 60 horas después de que infoLibre desvelase que era el dueño del 25% de una empresa en Panamá. En esos dos días y medio se intentó aferrar al cargo con excusas falsas, que agravaron su situación al ser desmontadas por este periódico. Ahora espera regresar a su puesto de fiscal en el Tribunal Supremo. Y ello pese a que sigue ocultando datos clave para saber si cumplió con Hacienda y por qué decretó en 2007 y 2009 el archivo de denuncias contra Ignacio González sin practicar una sencilla diligencia que habría descubierto la trama corrupta.

En la comparecencia en la que anunció su destitución, el fiscal general del Estado defendió con rotundidad que Moix no había cometido "ningún tipo de irregularidad ni de ilegalidad". De hecho, José Luis Maza aseguró que lo había intentando convencer para que permaneciese en el puesto. Y también se comprometió públicamente en su defensa el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien aseguró este viernes que la empresa panameña de Moix "tributaba todos sus impuestos" en España.

Mas prudente se ha mostrado hasta ahora el Ministerio de Hacienda, que dirige Cristóbal Montoro. Tal y como desveló este sábado infoLibre, la Agencia Tributaria ha decidido investigar "de oficio" la situación de Manuel Moix, para comprobar si ha cometido alguna irregularidad fiscal, dueño durante al menos cinco años y medio del 25% de la sociedad panameña Duchesse Financial Overseas. Esta compañía es, a su vez, propietaria de un inmueble en el municipio de Collado Villalba (Madrid) cuyo valor de mercado se sitúa en 550.000 euros. Los tres hermanos de Manuel Moix –Margarita, Pilar y José María– son los propietario, a partes iguales, del restante 75% de la empresa panameña.

De momento, el fiscal Moix sólo mostró parcialmente dos documentos: la declaración del Impuesto de Sucesiones realizada a finales de 2012, un año después de la muerte de su padre, y una copia del llamado modelo 720, que deben presentar en la Agencia Tributaria todos los españoles que tengan en el extranjero bienes valorados en más de 50.000 euros. 

infoLibre le ha planteado una serie de preguntas a las que Moix se ha negado a responder de forma reiterada (ver La caja negra al final de esta información). A continuación se analizan cuatro grandes asuntos que el fiscal se niega a aclarar.

  1. ¿CUÁNDO HEREDÓ MANUEL MOIX?

El ya exfiscal jefe de Anticorrupción asegura que heredó el 25% de las acciones de Duchesse Financial Overseas tras la muerte de su padre, el 7 de diciembre de 2011.

Este periódico ha enseñado documentos relacionados con la propiedad de Collado Villalba a dos notarios y dos inspectores de Hacienda y los cuatro coincidieron: cada uno de los cuatro hermanos Moix heredó el 12,5% de las acciones el 9 de octubre de 2008, cuando falleció su madre, y el otro 12,5% en diciembre de 2011, al morir su padre. Y ello es así porque tanto la adquisición de la finca como la posterior construcción del chalé se hizo para la sociedad conyugal de Manuel Moix Martínez y Manuela Blázquez Borja. 

La única posibilidad de que esto no fuera así –y, por tanto, de fuera cierta la versión del fiscal– es que "todos los hermanos repudiasen la herencia de su madre y además acordasen que se le adjudicara al viudo, que pasaría así a tener la totalidad del haber conyugal", explican las fuentes consultadas.

Manuel Moix Martínez compró la parcela "para su sociedad conyugal", tal y como consta expresamente en la escritura firmada el 21 de octubre de 1986 ante el notario de Madrid Félix Pastor Ridruejo. Medio año después, en una escritura otorgada el 7 de mayo de 1987 ante el mismo notario, se realiza una declaración de obra nueva –la construcción del chalé– y también consta expresamente que "se inscribe para la sociedad conyugal".

Y ambos cónyuges venden, el 24 de febrero de 1988, la propiedad a Duchesse Financial Overseas. Es una mera operación para ocultar a partir de entonces quiénes son los verdaderos dueños del chalé, puesto que los padres del fiscal siguen siendo los propietarios. En el momento en que se realiza esa operación, el inmueble es a partes iguales de ambos, así que cada uno de ellos tiene que recibir la mitad de las acciones de la compañía panameña.

¿Y qué importancia tendría que el fiscal Moix fuese en realidad dueño del 12,5% de Duchesse Financial Overseas desde 2008? En primer lugar, en 2008 España consideraba a Panamá un paraíso fiscal de forma oficial –le retiró esa consideración en 2010–; en segundo lugar, el fiscal habría mantenido activa una empresa en Panamá durante casi nueve años –en vez de cinco años y medio–, y, en tercer lugar, habría que analizar si Moix cumplió en 2008 con las obligaciones fiscales relacionadas con la herencia materna.

  2. ¿CUMPLIÓ MANUEL MOIX SUS OBLIGACIONES FISCALES?

Los notarios e inspectores de Hacienda consultadas por infoLibre coinciden en otro punto: "Procede levantar el velo societario porque debe de quedar claro que la constitución de la compañía panameña por un despacho dedicado a los negocios fiduciarios con administradores y directores que son meros testaferros y la transmisión del inmueble de Collado Villalba a tal sociedad tiene por objeto la defraudación a un tercero impidiéndole cobrar las cantidades debidas". Como explicó este periódico, una constructora pleiteó durante 13 años contra los padres del fiscal y su empresa panameña en los tribunales. Terecon SA edificó el chalé para los Moix, pero en vez de pagar, estos decidieron ocultar sus propiedades. 

El levantamiento del velo societario es una figura jurídica que busca evitar que se utilice una sociedad con un fin fraudulento y la consecuencia de su aplicación es que los socios de una compañía mercantil tienen que responder personalmente de sus obligaciones y deudas.

A priori, hay cuatro asuntos fiscales que podrían afectar a los hermanos Moix:

a) El pago de las llamadas plusvalías del inmueble (su nombre real es Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana). Este impuesto lo tendrían que abonar los Moix tras el fallecimiento de sus padres.

b) El abono del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) en 2008, en lo relativo a la herencia de la madre.

c) La imputación de rentas del inmueble desde que son propietarios de Duchesse Financial Overseas. La duda está en si esa imputación de rentas se tiene que realizar en el IRPF de cada hermano –si se levantara el velo societario y se considerase que la sociedad no existía– o si debe abonarlo la propia sociedad panameña a través del Impuesto de la Renta de los No Residentes (IRNR). "Como el velo sólo puede ser levantado por un juez, los Moix debieron efectuar la imputación de rentas a través del IRNR", considera uno de los inspectores de Hacienda consultados.

d) El pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). En teoría, este tributo no se ha devengado ya que no se ha producido ninguna transmisión patrimonial: la dueña del chalé es desde 1988 la compañía panameña. Pero, si se levantara el velo societario, podría entenderse que los hermanos Moix son los verdaderos propietarios del inmueble desde el momento en que lo heredaron de sus padres. "Levantando el velo, el impuesto devengado al fallecimiento de los padres sería el Impuesto sobre Sucesiones por la transmisión mortis causa del inmueble de los padres a los hijos", explica el otro inspector de Hacienda con el que ha hablado este periódico.

  3. ¿QUIÉN Y CÓMO PAGA DESDE 2012 LOS GASTOS DE LA SOCIEDAD PANAMEÑA?

El fiscal Moix aseguró esta semana que su empresa panameña estaba inactivauna falsedad, tal y como demuestra el Registro Mercantil de Panamá y el hecho de que mantenga exactamente la misma actividad que cuando fue creada– y que su único bien en España era el inmueble de Collado Villalba. 

Esta versión abre un primer interrogante: dado que Duchesse Financial Overseas tiene que afrontar una serie de gastos, ¿de dónde proceden sus ingresos? Y, en segundo lugar, puesto que según Moix la compañía panameña no tiene ni siquiera una cuenta bancaria en España o Panamá, ¿desde dónde se pagan sus facturas?

Duchesse Financial Overseas tiene que hacer frente, como mínimo, a los siguientes gastos:

a) La tasa única anual que todas las sociedades anónimas deben pagar en Panamá. Su coste es aproximadamente de 300 dólares estadounidenses.

b) El abono del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que debe pagar anualmente en el Ayuntamiento de Collado Villalba.

c) Los gastos de comunidad de la finca, situada en una urbanización con una serie de servicios comunes, por ejemplo vigilancia 24 horas al día en el acceso de entrada. Esos costes se elevan a 170 euros al mes, es decir, 2.040 euros al año.

d) Los costes de mantenimiento de la finca, entre ellos la limpieza y el jardinero. El chalé está rodeado por una parcela de 4.629 metros cuadrados, según el catastro.

¿Quién corre con esos gastos? ¿Cómo se abonan: en metálico, mediante transferencias bancarias? El fiscal Moix se niega a responder sobre todos estos aspectos.

  4. ¿POR QUÉ ARCHIVÓ MOIX SIN INVESTIGAR LAS DENUNCIAS CONTRA IGNACIO GONZÁLEZ?

Manuel Moix, que fue fiscal superior de Madrid entre julio de 2003 y septiembre de 2015, impidió hasta en tres ocasiones que se investigase la trama societaria creada por Ignacio González y su familia para lucrarse con la construcción y explotación del campo de golf del Canal de Isabel II

En 2007, Moix archivó de plano una primera denuncia de los vecinos del barrio de Chamberí donde se construyó el campo de golf. El entonces fiscal jefe de Madrid decretó el archivo en tres días hábiles, sin practicar ni una diligencia y en un escrito de 11 líneas que se apoyaba en un argumento que era falso. Sostenía Moix que González no había participado en la reunión del consejo de administración del Canal donde se decidió la adjudicación, cuando el propio político del PP había admitido públicamente que había presidido dicho acto.

En 2009, Moix archivó otra denuncia de la asociación Parque Sí en Chamberí. Decretó el archivo sin realizar una sencilla diligencia solicitada por los denunciantes y que habría servido para destapar la trama corrupta. Y lo hizo a través de un decreto en el que se afirmaba que no existía ni “indicio”, ni “rastro” ni “la más leve sospecha” de irregularidad por parte de Ignacio González.

En 2010, la Fiscalía de Madrid que dirigía Moix se opuso a la admisión a trámite de una querella, presentada también por la asociación Parque Sí en Chamberí, en la que se acusaba al entonces vicepresidente madrileño de cuatro delitos, entre ellos prevaricación y fraude.

El campo de golf del Canal fue inaugurado por Esperanza Aguirre e Ignacio González el 28 de marzo de 2007. Por tanto, las dos denuncias y la querella se presentaron después de que la obra estuviese concluida. En la fase de construcción de las instalaciones deportivas, Dragados había abonado 3,2 millones de euros a una empresa sin apenas actividad, llamada Tecnoconcret, para que instalase el césped del campo de golf. Esa sociedad estaba controlada por la familia González. La Fiscalía podría haber obtenido esos datos simplemente con pedir a la Agencia Tributaria las ventas declaradas de Tecnoconcret. No lo hizo en ninguna de las tres ocasiones en que tuvo que pronunciarse sobre el asunto, a pesar de que en la denuncia de 2009 y en la querella de 2010 se lo pidieron expresamente los denunciantes.

La operación del campo de golf del Canal sí ha sido investigada ahora por el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Y es una de las que se describe con detalle en el auto por el que el juez Velasco envió a prisión a Ignacio González y a su hermano Pablo. El cuñado de ambos, José Juan Caballero, logró eludir la cárcel tras pagar una fianza de 100.000 euros.

Hace un mes que infoLibre publicó los documentos que demuestran que Moix impidió en tres ocasiones que se investigase el caso. Desde entonces, el fiscal tampoco ha querido aclarar su actuación en este tema, pese a los reiterados intentos realizados por este periódico.

 

Más de treinta organizaciones llaman a los madrileños a movilizarse este sábado contra la corrupción

Más de treinta organizaciones llaman a los madrileños a movilizarse este sábado contra la corrupción

Más sobre este tema
stats