LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Un año del 23J: Sánchez se ve fuerte para aguantar y fía su hoja de ruta a Cataluña y los Presupuestos

FALSO DE TODA FALSEDAD

Montoro: “Los salarios no están bajando, sino moderando su subida”

Las comunidades autónomas registran un déficit del 0,12% hasta febrero

“Los salarios no están bajando en España, sino moderando su crecimiento”, ha asegurado en el Congreso el ministro Cristóbal Montoro. Sin tomar en consideración que el titular de Hacienda contradice a su presidente, Mariano Rajoy, quien en Japón la semana pasada presumió de la bajada de los salarios nacionales para incitar a los empresarios locales a invertir en España, las estadísticas desmienten semejante afirmación. También instituciones tan poco sospechosas como el Banco de España y Eurostat.

Para empezar, la Encuesta de Coste Laboral, que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), revela que el coste salarial por trabajador y mes ha bajado un 0,6% en el segundo trimestre del año. En el primero cayó un 1,8%. Y en el último de 2012 se desplomó un 3,6%. Subió tres décimas en los tres meses anteriores, pero después de quedar congelado en el segundo trimestre, el primero en que surtió sus efectos la reforma laboral.

Y es que el Banco de España, en su último boletín, dejaba claro que la Ley 3/2012, si algún un efecto ha tenido en el mercado de trabajo, ése ha sido el de la devaluación de los salarios. “En términos reales”, precisaba el supervisor. Es decir, los sueldos pierden poder adquisitivo porque la inflación sube más.

Las causas, explicaba el informe, se sitúan tanto en el acuerdo de moderación salarial firmado por la patronal y los sindicatos en febrero de 2012 como en el abaratamiento del coste del despido y los cambios operados por la reforma laboral en la negociación colectiva.

Convenios colectivos a la baja

De hecho, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y referidos al pasado mes de septiembre, la subida salarial pactada en convenio es de sólo el 0,56%, por debajo del 0,6% fijado en el mencionado acuerdo entre la CEOE y los sindicatos. A este aumento dijo haber aludido el ministro en una aclaración posterior que le requirieron los periodistas en los pasillos del Congreso.

Según UGT, si se consideran sólo los convenios con efectos económicos este año, la subida se queda en el 0,42%. Además, de los más de 3,7 millones de trabajadores con convenio firmado en 2013, el 30% ha pactado congelarse el sueldo o reducirlo. “A ello habría que sumar la congelación de los salarios de los empleados públicos, 2,8 millones de personas”, apunta. En resumen, destaca el sindicato, la mitad de los asalariados en España no disfruta de aumento de salario alguno.

Otro dato más: el 94% de los descuelguesdescuelgues de convenios, uno de los mecanismos de flexibilidad laboral más alabados por el Gobierno, rebaja los salarios.

Claro que una cosa es la subida pactada en el convenio y otra la realidad de la nómina mensual. Según la Agencia Tributaria, la retribución media bruta en las grandes empresas, aquéllas que facturan más de seis millones de euros, bajó un 0,3% en agosto. Con ese descenso son ya tres meses consecutivos de caída los que acumula el salario medio. Sólo el que pagan las compañías de mayor tamaño, las que mejor llevan la crisis.

Piqué dice que Montoro “no lleva razón” porque es “obvio” que los salarios reales han bajado en España

Piqué dice que Montoro “no lleva razón” porque es “obvio” que los salarios reales han bajado en España

Contabilidad Nacional

Pero si una ojeada a los sueldos que se ofrecen en los anuncios de trabajo no le basta al ministro para comprobar cómo –y cuánto– se ha devaluado el factor trabajo durante la crisis, puede recurrir a algo que le merecerá más confianza, como la Contabilidad Nacional. Según los últimos datos, del segundo trimestre de este año, el coste laboral unitario ha caído un 2,3%, tres puntos por debajo del deflactor implícito del PIB, el efecto de los precios sobre la economía, –0,7%–. La remuneración media por asalariado ha bajado una décima en el segundo trimestre, tres décimas en el primero y un 2,3% en el último de 2012.

Además, por si quedaba alguna duda, a finales de 2011 se produjo un vuelco en el reparto de las rentas en España: por primera vez es mayor el porcentaje que representan las rentas empresariales en el PIB nacional que las remuneraciones de los trabajadores. Al terminar 2012, éstas sumaban el 45,8% del PIB, dos puntos menos que el año anterior, y 3,1 puntos menos que en 2010. Por el contrario, los excedentes empresariales representan ya el 45,1% de la riqueza nacional, 1,4 puntos más que en 2011 y tres puntos más que en 2010.

Más sobre este tema
stats