Emigración

ONG denuncian nuevas expulsiones ilegales en la frontera de Melilla

Los asaltos a la valla de Melilla continúan, de la misma manera que las expulsiones en caliente llevadas a cabo por la Guardia Civil en la frontera. La mañana de este miércoles, cerca de 200 inmigrantes han sido deportados "sin ningún tipo de trámite, ni identificación", denuncian desde la ONG Prodein, Promotora de Desarrollo Integral. Muchas de las personas que han sido "entregadas a rastras y empujones a las fuerzas marroquís llegan a España desde Malí –explica José Palazón, presidente de la organización melillense– para pedir asilo".

Los inmigrantes interceptados en la frontera deben ser identificados para proceder a su "devolución" al país de procedencia o al país por el que han accedido a territorio español, explica Javier Galpasoro, presidente de CEAR-Euskadi. Las devoluciones inmediatas, que se han convertido en práctica habitual en la frontera de Melilla, violan el artículo 24 de la Constitución española de 1978. "Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos", reza dicho epígrafe. La "violenta" expulsión de los inmigrantes transgrede los límites de la Constitución, de la Ley de Inmigración y del derecho al asilo, señalan los expertos. 

Ni garantías, ni tutela legal han recibido cerca de dos centenares de inmigrantes la jornada de este miércoles en la frontera melillense. La actuación de Guardia Civil, explica Palazón a infoLibre, crea una sensación de "inseguridad terrible". Desde Prodein, denuncian la "barbaridad" con la que actúan las fuerzas de seguridad españolas y marroquís. "La Policía debe proteger y defender la ley –

recalca Palazón–, ver como expulsan a la fuerza a cientos de personas acongoja". 

El último asalto a la valla melillense, en el que han tenido lugar las expulsiones forzadas, tuvo lugar en la zona del Barrio Chino alrededor de las 6 de la mañana. Responsables de las fuerzas de seguridad calculan que en torno a 400 inmigrantes podrían haber conseguido entrar en territorio español. La mayor parte de estas personas serán trasladadas al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla. El recinto de reclusión se encuentra en una situación "límite" tras los "asaltos masivos", reconocía esta mañana el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Pero no se trata de una situación novedosa, el CETI de Melilla está colapsado desde hace "cuatro o cinco meses", asegura Palazón. "¿Cómo no va a estarlo, si no se saca a la gente?", se interroga. 

La saturación del centro tiene consecuencias. Las condiciones de vida "no son muy buenas", se producen situaciones de "hacinamiento y problemas de convivencia", y se "resiente" el trato, explican desde la ONG melillense. Los trabajadores están al "límite" y puede ocurrir "cualquier barbaridad" si no se toman medidas ante esta realidad, enfatiza Palazón. 

La segunda mujer que logra saltar la verja de Melilla está embarazada

La segunda mujer que logra saltar la verja de Melilla está embarazada

Más sobre este tema
stats