PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

Elecciones europeas

El PSOE ultima su lista europea con Blanco como principal duda

Elena Valenciano y Ramón Jáuregui, el pasado 11 de febrero de 2014 en el Congreso.

El PSOE ya está encajando las piezas del complicado puzle de la lista electoral de las europeas del 25 de mayo. Complejo porque se ha propuesto lanzar el mensaje de una candidatura "potente", que combine renovación y continuidad y en la que no hay tantos puestos a repartir pues el partido, en el mejor de los casos, espera perder alguno de los 23 escaños de los que dispone ahora. Sobre la lista, que encabezará Elena Valenciano, pende aún como gran duda qué pasará con José Blanco, el anterior vicesecretario general y exministro de Fomento. La dirección federal todavía no tiene claro si incluirlo entre los puestos de salida o si es preferible mantenerlo como diputado en el Congreso, precisamente para alejar la idea de que coloca en Bruselas a quien fue un peso pesado del equipo de José Luis Rodríguez Zapatero en sus doce años en la cúpula del PSOE. Ferraz busca mostrar que con las europeas se cierra el ciclo de caída del partido, que empieza a coger aire tras los desastres electorales que comenzaron justo en 2009, en los últimos comicios a la Eurocámara, y que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene sus días contados

Nada estará definitivamente atado hasta el Comité Federal del próximo 15 de marzo, pero sí hay algunos nombres que figuran fijos en las quinielas de entrada y de salida. Para empezar, es seguro que a Valenciano, la persona con la que Alfredo Pérez Rubalcaba quiere ilustrar que pone toda la carne en el asador en estos comicios, le seguirá Ramón Jáuregui. El exministro, un hombre apreciado en diferentes sectores del partido, ya concurrió como número dos de Juan Fernando López Aguilar en las europeas de 2009. Ahora repetiría puesto. Cuando se trasladó públicamente que la cabeza de cartel sería la vicesecretaria general, ya se daba por supuesto que Jáuregui estaría a su lado, de tándem. Pero no se anunció. La intención de Ferraz, según fuentes del entorno de Rubalcaba consultadas por infoLibre, es "singularizar" la designación del exministro, haciéndola pública antes del 15 de marzo y separándolo del resto de la lista. 

A partir de ahí, la voz la tiene Andalucía y, más en concreto, Susana Díaz. La presidenta de la Junta puede ubicar a una mujer –que ocuparía el tercer puesto– o a un hombre (que sería el cuatro), dado que la lista será cremallera con toda seguridad. Pero Díaz, según fuentes próximas a la jefa del Ejecutivo regional, no tiene aún un candidato claro. Ahora mismo, el PSOE-A dispone de dos eurodiputados: Luis Yáñez-Barnuevo, que dejará Bruselas, y Carmen Romero, la exmujer de Felipe González. Pero esta última, aunque se prevé que repita, no ocupará en principio los puestos de cabeza. Si Díaz optase finalmente por un hombre, López Aguilar podría verse desplazado del número cuatro al seis. En cualquier caso, como ya dijo Valenciano, el exministro de Justicia se quedaría muy cerca de ella, como Jáuregui

Entre las primeras plazas el PSOE ha de encajar igualmente al ganador de las primarias del PSC, Javi López. Líder de las juventudes del partido, venció a Eliana Camps por un 68,7% de los votos de militantes y simpatizantes del PSC. Camps no será, sin embargo, el segundo nombre que propondrán a Ferraz los socialistas catalanes. El Consell Nacional postulará este sábado a una persona de la confianza del primer secretario, Pere Navarro: Esther Niubó, responsable de Política Europea y directora de la Fundació Campalans, que preside otro dirigente próximo a Navarro, Miquel Iceta. Quienes no repiten serán Maria Badia y Raimon Obiols, ambos de perfil más soberanista.

Difícil pasaporte para otros ex altos cargos de Zapatero

Quien aspira a lograr un puesto de salida –Ferraz espera obtener entre 18 y 20 escaños el 25 de mayo, entre tres y cinco menos que en 2009– es José Blanco. El exministro ya dejó caer hace meses que quería figurar en la lista, para cerrar así su larga etapa en la política nacional y buscar acomodo en Bruselas tras haber salido airoso del caso Campeón, que le mantuvo imputado dos años. Y ya entonces la dirección federal hizo ver que él sería el único representante de anteriores etapas del PSOE que estaba dispuesto a aceptar. Blanco fue primero secretario de Organización (2000-2008) y luego vicesecretario general, ministro de Fomento (2009-2011) y último portavoz del Ejecutivo de Zapatero. Despojado de sus cargos orgánicos, sólo retiene hoy su escaño por Lugo en el Congreso.

Ahora, el núcleo duro de Rubalcaba tiene sus dudas respecto a la conveniencia de incluir a Blanco. En Ferraz están convencidos de que su presencia sería utilizada por el PP para atacar a los socialistas, y creen que en este momento puede "restar" más que "sumar". Por otro lado, decir que no a la petición de Blanco le resulta muy complicado a la cúpula del PSOE (especialmente a Valenciano o al secretario de Organización, Óscar López, cuya carrera ha estado estrechamente ligada al exministro). En caso de que Blanco se quedara fuera, el representante gallego para Bruselas sería Antolín Sánchez Presedo, con acta en la Eurocámara desde 2004. 

De cualquier modo, quienes en principio no entrarían en la codiciada lista europea serían los exministros de Zapatero Jesús Caldera y Valeriano Gómez, el exsecretario de Estado de la UE Diego López Garrido –los tres diputados en el Congreso–, o el expresidente de Aragón Marcelino Iglesias, actual portavoz socialista en el Senado. El caso de Trinidad Jiménez, extitular de Exteriores y de Sanidad, podría ser distinto, por su cercanía tanto a Rubalcaba como a Valenciano. Jiménez es actualmente diputada por Málaga.

Ángel Luna por Valencia, Borja Cabezón por Madrid

Así las cosas, de los 23 europarlamentarios actuales del PSOE, la dirección federal garantiza que repetirán ocho: López Aguilar (Canarias), Inés Ayala (propuesta por Aragón), Iratxe García Pérez (Castilla y León), Eider Gardiazábal (Euskadi, es la nieta del histórico dirigente Ramón Rubial), Enrique Guerrero (Madrid), Sergio Gutiérrez (Castilla-La Mancha), María Muñiz (Asturias) y Carmen Romero (Andalucía). A este grupo se podría sumar el citado Sánchez Presedo. 

Equo y Compromís ratifican su alianza para las europeas

Equo y Compromís ratifican su alianza para las europeas

¿Quiénes se integrarán como nuevas incorporaciones? Algunos nombres ya circulan en las federaciones. El PSPV promoverá a Ángel Luna, azote de Francisco Camps en la pasada legislatura como portavoz en Les Corts. Así, podrían caer Andrés Perelló, Vicente Garcés (ambos de Izquierda Socialista) y Pepa Andrés. Madrid propondrá a su secretario de Política Internacional, Borja Cabezón, del gusto también de Valenciano. El extremeño Guillermo Fernández ve con buenos ojos la propuesta que le ha formulado Juventudes Socialistas de España (JSE): Juanra Ferreira, extremeño y hasta el pasado enero secretario de Organización de los cachorros del PSOE. No obstante, el secretario general piensa plantear a su ejecutiva los nombres de otras dos mujeres (una por provincia) jóvenes y sin cargos en la Asamblea de Mérida ni en las Cortes Generales. 

Este es el dibujo actual de la lista. Pero de lo que nadie duda es que de aquí hasta el Comité Federal se sucederán las presiones para intentar lograr el pasaporte a Bruselas. Un viaje complicado por cuanto no está garantizado que el PSOE supere al PP, el principal objetivo que se ha marcado el partido

Valenciano se reunió ayer con vicesecretarios generales y secretarios provinciales del PSOE para subrayarles la importancia de los comicios del 25-M. Allí, en la sede federal, no se habló de nombres. Sí emergió, a última hora, la situación en Navarra. Algunos dirigentes sintieron el temor de sus compañeros a que el caso de corrupción que afecta a la presidenta foral, Yolanda Barcina, y a su número dos en el Gobierno, Lourdes Goicoechea, se torne en el caso Bildu, por la insistencia de la derecha en hacer ver un pacto inexistente entre los socialistas y la izquierda abertzale. La dirección federal, por boca de Óscar López, alegó que no hay que anticipar acontecimientos como la moción de censura. Ahora toca la comisión de investigación. En 15 días, se verá.

Más sobre este tema
stats