La XII Legislatura

Rajoy propone a los partidos una ampliación del programa de gobierno con el que fracasó el 20D

Rajoy presenta a los partidos una ampliación del mismo programa con el que fracasó el 20D

Han pasado casi siete meses, pero el núcleo de las propuestas para lograr la investidura del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sigue siendo el mismo con el que fracasó el 20D en su intento de granjearse el apoyo de otros partidos. Este miércoles, el candidato del PP envió al resto de formaciones políticas un documento en el que, bajo el título Programa para el Gobierno de España, desgrana sus principales iniciativas, que en lo fundamental no varían con respecto a los Cinco acuerdos para el consenso que Rajoy planteó a PSOE y Ciudadanos tras las elecciones del 20 de diciembre.

Después de las anteriores elecciones, el PP trató de atraer hacia sí a los socialistas y al partido de Albert Rivera para establecer un Gobierno de coalición entre los tres partidos. Su oferta, no obstante, fue un fracaso: PSOE y Ciudadanos firmaron su propio acuerdo y rechazaron el de un Rajoy que únicamente contó con los apoyos de su partido. Pero la oferta del presidente, al menos a nivel programático, sigue siendo básicamente la misma, aunque es cierto que el nuevo documento presentado este miércoles ofrece un mayor nivel de detalle e incluye medidas que el PP llevaba en su programa electoral.

En el ámbito económico, los conservadores no se mueven en su compromiso de respetar el objetivo de déficit marcado por la UE para este año, que el PSOE –la formación con la que el PP busca pactar con mayor ahínco– se ha mostrado proclive a renegociar con la idea de pedir un año más para rebajar el déficit público por debajo del 3%. Su "pacto por el crecimiento y el empleo" también recoge medidas muy similares a las de diciembre, aunque con mayor nivel de detalle.

En este sentido, cuando se habla de los "mercados de bienes y servicios", el documento presentado este martes plantea "congelar la parte de la factura eléctrica que depende del Gobierno" o "impulsar un nuevo Plan Nacional de Rehabilitación de viviendas", aunque sin dar más detalles. El escrito sí es más concreto al explicar que se invertirían 1.800 millones de euros en un plan de eficiencia energética, una propuesta que no aparecía en el anterior documento.

También se plantean medidas para "favorecer la creación de empleo", aunque de manera genérica. Hay diferencias con respecto a la concreción de estas medidas entre el documento presentado este martes y el anterior, si bien la nueva propuesta se caracteriza por sus generalidades, entre las que se cuentan "avanzar en la modernización del Servicio de Empleo Público Estatal", "reforzar la cartera común de los servicios públicos de empleo" o "revisar el Programa de Activación para el Empleo".

Una de las escasas concreciones está entre las propuestas para luchar contra el paro juvenil, entre las que el PP propone implantar "cotizaciones negativas" a las empresas que contraten jóvenes. Para fomentar la contratación, de igual manera, el PP plantea que durante cuatro años estén exentos de cotización para la empresa "los primeros 500 euros de cotización de los nuevos contratos indefinidos y de los temporales que se conviertan a fijos", y también la implantación de la llamada mochila austriaca, un fondo personal de cada trabajador en el que el empleado y la empresa depositarían parte de las cotizaciones y que el trabajador podría rescatar en caso de despido.

Una rebaja del IRPF

En cuanto a la "reforma fiscal y de la financiación", de nuevo el planteamiento es el mismo del 20D y lo que cambia es el nivel de detalle de las propuestas. El PP propone reformar la financiación autonómica, y repite su objetivo de definir una cartera común de servicios en todas las comunidades y garantizar "una financiación suficiente" de los servicios públicos. La mayor novedad en este punto es el planteamiento de "garantizar un ritmo de crecimiento estable del gasto en los servicios básicos", aunque los conservadores no ofrecen detalles sobre su propuesta.

Su planteamiento de reforma fiscal, por el contrario, sí que incluye mayores concreciones en el documento presentado este miércoles. En las medidas que Rajoy ofreció tras el 20D únicamente se proponía "avanzar en la definición de un sistema tributario que sea aún más eficiente", mientras que la iniciativa del nuevo escrito recoge la propuesta de rebaja fiscal "generalizada" del IRPF del programa del PP, que reduciría el tipo mínimo del 19% al 17% y el máximo del 45% al 43%. Asimismo, se plantea una exención del IRPF para quienes amplíen su vida laboral más allá de la edad de jubilación y para los jóvenes que consigan su primer empleo, en su primer año.

El documento es mucho más genérico al referirse al impuesto de sociedades, del que solamente se dice que se buscará "una tributación eficiente". El Gobierno, no obstante, ya ha anunciado que su idea es recaudar 6.000 millones más en 2017 a través de una subida de los tipos de la retención a cuenta de este impuesto.

Las pensiones, financiadas a través de los presupuestos

Otra de las principales concreciones se plantea en el apartado de pensiones, donde tras el 20D el PP únicamente planteó "avanzar" en la "reordenación de la financiación de las pensiones y de los gastos que debe asumir la Seguridad Social". En el nuevo documento, los conservadores abren la puerta a que "la ampliación de prestaciones sea financiada por el presupuesto del Estado", un planteamiento con cierta relación con el del PSOE, que en su programa para el 26J propuso crear un impuesto específico para financiar el sistema de pensiones.

El cuarto "acuerdo para el consenso" que ofrecía el PP tras el 20D era un "pacto por la educación" del que explicitaba escasos detalles. De nuevo, el documento presentado este martes se dedica a ampliar la propuesta, que incluye medidas como el incremento de las becas –recortadas de media 337 euros con respecto a 2011–, la implantación de un plan de "lucha contra el acoso" o la promoción del bilingüismo.

No se ofrecen, sin embargo, cifras que respalden a nivel económico el plan, a diferencia de lo que ocurre al abordar el aumento en la inversión en i+D. El plan presentado por el PP tras el 20D únicamente planteaba "impulsar un acuerdo sobre la ciencia" que garantizase "la estabilidad presupuestaria" de esta partida, pero el nuevo documento propone "destinar los recursos necesarios para que en 2020 la inversión en i+D supere el 2% del PIB español".

Menos concreta es la intención que se expresa de "incrementar los medios humanos y materiales al servicio de la Justicia", y tampoco se señala en qué medida se aumentarían "los recursos y capacidades de la Agencia Tributaria" para luchar contra el fraude fiscal. La formulación de estas propuestas en el documento de este martes es muy similar a la del anterior escrito, y lo mismo ocurre cuando el PP expresa su "compromiso en defensa de la unidad de España" y propone rechazar "cualquier proceso soberanista" y, por supuesto, cualquier intento de organizar un referéndum de independencia.

Asimismo, es prácticamente calcada a la del anterior escrito la alusión a una reforma electoral en el nuevo documento del PP. Los conservadores proponen llevar a la práctica la idea que no pudieron poner en marcha por falta de consenso hace dos legislaturas, una reforma que establezca que la lista más votada siempre gobierne en los ayuntamientos, y además señalan que su intención es que se respete "la costumbre de que sólo forme Gobierno la opción más votada". Sí es nueva la propuesta de considerar inelegibles a los altos cargos a los que se abra juicio oral por delitos de corrupción, que deberían abandonar sus cargos si los estuvieran ejerciendo.

Maillo subraya que el documento de propuestas del PP está “abierto” y pide a C's “predisposición”

Maillo subraya que el documento de propuestas del PP está “abierto” y pide a C's “predisposición”

Más sobre este tema
stats