LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Un año del 23J: Sánchez se ve fuerte para aguantar y fía su hoja de ruta a Cataluña y los Presupuestos

Elecciones municipales

Podemos sigue apostando por el diálogo con Ganemos Madrid

La periodista Olga Rodríguez, en la presentación de Ganemos Madrid, el pasado 4 de noviembre de 2014.

La apuesta por Ganemos Madrid, pese a los obstáculos, sigue adelante y no ha muerto. Ni mucho menos. El diálogo entre los miembros de la plataforma ciudadana y las formaciones políticas –Izquierda Unida, Podemos y Equo– continúa, con la esperanza de que se pueda ahormar una candidatura conjunta y unitaria capaz de disputar la hegemonía de la capital a la derecha. 

Como reconocen los portavoces de Ganemos a este diario, se han presentado en el camino "impedimentos", dificultades que "aún se pueden vencer". Se refieren a las divisiones internas dentro de una fuerza capital, Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM), y a las líneas rojas que imponen esta y Podemos. La salida que se está explorando estos días es intentar buscar los puntos de encuentro, para dejar los aspectos más conflictivos, como la fórmula legal bajo la que comparecerá ante los ciudadanos, para más adelante. Lo prioritario, ahora mismo, es "definir el espacio". Es decir, aclarar y cerrar qué actores políticos y sociales se suman a la plataforma. Una incógnita que se confía despejar a finales de este mes. "Todavía hay tiempo, no hay que dar nada por perdido", indican.

Fuentes de Ganemos subrayan que el diálogo con las fuerzas políticas y sociales "está ahora mismo abierto". La plataforma puso en marcha desde mediados del mes pasado un grupo de trabajo encargado de la confluencia, de ir trabando poco a poco los contactos bajo unas pocas premisas: el "respeto mutuo, la cooperación entre iguales, la transparencia y el protagonismo ciudadano". Y ya ha ido celebrando encuentros con las tres formaciones principales. "Las conversaciones están en marcha, incluso con Podemos", precisan estas fuentes, extremo que confirman en el entorno más próximo al secretario general del nuevo partido en la ciudad, Jesús Montero: "Podemos y Ganemos estamos dialogando para promover un espacio de unidad popular, y el diálogo va en la buena dirección". 

La formación de Pablo Iglesias quiere rehuir las polémicas y sí hacer precisiones para salir al paso de los equívocos de las últimas horas. Es cierto que Podemos "no se integrará en Ganemos Madrid", como se publicó en cuartopoder, pero por la sencilla razón de que su asamblea ciudadana ya aprobó que no se presentaría con su marca a las municipales, y porque no comparte la idea de que los partidos se integren como tal, en bloque, dentro de una plataforma. "Podemos Madrid prepara su propia candidatura para la comunidad autónoma, pero no nos vamos a poner de perfil en la lista al Ayuntamiento, y va a haber un espacio de unidad popular seguro. Hay diálogo para construir, promover, impulsar esa candidatura que pondrán los ciudadanos", indican fuentes cercanas a Montero. 

Coalición y agrupación de electores

¿Puede ocurrir que compitan una candidatura impulsada por Podemos y Ganemos? "Estamos en diálogo para que eso no ocurra. Madrid merece un cambio, y estamos en la construcción de ese espacio, en el que esperamos que converja más gente incluso de la que ahora está en Ganemos", añaden. 

La asamblea ciudadana del partido de Iglesias también aprobó que apostaría, "preferentemente", por la fórmula de la agrupación de electores. ¿Qué son? "Formaciones políticas que se constituyen con el aval de un número variable de firmas de electores y sólo y exclusivamente para poder presentar candidatura en un proceso electoral concreto y determinado", de modo que "no tienen, por tanto, vocación de permanencia o naturaleza de asociación y no necesitan inscribirse en el Registro de Partidos Políticos", tal y como explicaba la formación en su documento político. IU, en cambio, tanto a nivel federal como en Madrid, rechaza ese mecanismo y sólo acepta la coalición electoral. O sea, la coalición de partidos y movimientos sociales, formato que impide la disolución de las siglas. "Nosotros nos inclinamos preferentemente por la agrupación de electores, pero no descartamos la posibilidad de la coalición. El método legal deberá ser el resultado del diálogo que se produzca", señalan desde la cúpula de Podemos Madrid.

A lo que sí se niega tajantemente el partido de Iglesias es que bajo el nombre de la candidatura conjunta, si cuaja –y que no podrá ser Ganemos, porque el nombre ya está registrado–, aparezcan las siglas de los partidos concurrentes. Es decir, que bajo la marca no podrían aflorar las marcas de IU, Equo o Podemos. "Eso es otro de los acuerdos de la asamblea ciudadana. No queremos sopas de siglas, sino una candidatura de unidad popular", insisten desde el entorno de Montero. 

Divergencias en IU-CM

Esta línea roja choca en principio con IU. Pero la federación madrileña mantiene dos visiones casi contrapuestas respecto de la convergencia. El sector mayoritario, nucleado en torno a SomosIU –el colectivo que tiene como referente al portavoz municipal, Ángel Pérez–, rechaza con contundencia cualquier fórmula que suponga la disolución de las siglas, y sólo acepta la coalición electoral. Sin embargo, el tándem que ganó las primarias, Tania Sánchez y Mauricio Valiente, considera que es una obligación "histórica" no desaprovechar la oportunidad de la confluencia para alcanzar un objetivo que entienden más cercano que nunca: hacerse con el Ayuntamiento de Madrid, en manos de la derecha desde 1989. "La fórmula jurídica es un McGuffin. Lo importante es si hay voluntad de confluir o no –asegura Hugo Martínez Abarca, portavoz de la candidatura de Sánchez y Valiente–, y creo que Podemos e IU entenderán que hay que converger, porque se ha despertado un movimiento de ilusión muy importante". La plataforma echó definitivamente a andar, de hecho, tras haber conseguido el listón de 30.000 firmas que se había marcado. Este dirigente considera que "el instrumento menos eficaz" es la agrupación de electores, que es mejor la coalición electoral, o crear un partido instrumental que agrupe a todos los que se sumen a la lista. 

El grupo de los dos candidatos de IU-CM no quiere rendirse. Lo dijeron Sánchez y Valiente en el lanzamiento de su campaña, el pasado sábado: llegarán "hasta el final". "Nosotros vamos a defender a muerte la convergencia. Si la vieja guardia quiere contra lo que decidió la mayoría de IU-CM en las primarias, con lo que han dicho los órganos federales... serán ellos los que rompan con la política de IU. Es un disparate que unos y otros pongan por delante una cuestión meramente burocrática como la fórmula legal, cuando lo que está en juego es poner un alcalde", remacha Martínez Abarca, quien cree igualmente posible un Ganemos autonómico. Posibilidad que descarta por completo Podemos. 

Equo no pone condiciones

Inés Sabanés, coportavoz de Equo en Madrid, también cree que "lo más urgente" es definir el método, y no la fórmula jurídica. Es decir, que hay que discutir antes "las primarias, el código ético, el programa abierto y participado y los acuerdos de funcionamiento institucional posterior" (cómo se producirá la toma de decisiones a lo largo de la legislatura). Sabanés insiste en que hay que despojarse de los análisis clásicos, porque la construcción de Ganemos se está haciendo desde abajo, donde los partidos no tienen todas las llaves ni pueden "imponer condiciones". La líder madrileña del partido verde tiene la "profunda convicción" de que la convergencia será posible, porque Ganemos viene rodando desde julio, avanzando poco a poco, implicando cada vez a más gente, y sería "injusto" que el proyecto fracasase por los intereses de los partidos. 

Varios portavoces de Ganemos consultados por este diario muestran igual optimismo y se confiesan "esperanzados". Recalcan que, pese a que quedan cuatro meses para las elecciones, aún "hay tiempo" para ir cerrando el espacio, pese a las "complicaciones" y las "interferencias externas" que a veces "desesperan pero que no bloquean el camino". "El trayecto es muy duro, pero seguiremos trabajando", señalan fuentes de la plataforma. 

Ganemos Madrid acuerda las líneas estratégicas de su programa electoral

Ganemos Madrid acuerda las líneas estratégicas de su programa electoral

Listas no controladas por los partidos

Una vez definido el espacio político, se seguirá discutiendo el programa, comenzará el tiempo de los nombres. Habrá primarias para los 10 primeros puestos de la lista, según el reglamento aprobado el mes pasado. Normas que impiden que Podemos o IU copen la candidatura. Y luego ya vendrá el debate de la fórmula jurídica. "La cuestión legal y los posibles nombres no están centrando la discusión ahora mismo", asegura una portavoz. El proyecto diverge de Guanyem Barcelona, donde la referencia indiscutible es la activista antidesahucios Ada Colau. Allí, en la capital catalana, los trabajos están más avanzados, y se ha alcanzado ya un acuerdo con ICV-EUiA, Podemos y Procés Constituent.

Ganemos Madrid sigue caminando. ¿Y si se descuelgan IU o Podemos? "Seguiremos, por responsabilidad. Esta es una apuesta muy grande, muy importante, no tiene marcha atrás. Pero confiamos en que no haya tres candidaturas distintas de la izquierda. Confiamos en que esto vaya adelante. Es cuestión de paciencia", concluyen desde la plataforma. 

Más sobre este tema
stats