70ª MOSTRA DE VENECIA

‘Under the skin’: Scarlett Johansson desnuda no seduce en una abúlica jornada veneciana

La actriz Scarlett Johansson, en Venecia.

NOTICINE / INFOLIBRE

Mal andan las cosas para que una película en la que por fín los fans de Scarlett Johansson pueden verla sin ropa acabe aburriendo. En realidad, este sentimiento ha sido el común a las dos cintas presentadas este martes a concurso en la Mostra de Venecia, dos películas protagonizadas por mujeres pero dirigidas por hombres, Under the skin, de Jonathan Glazer (la de Scarlett), y Ana Arabia, de Amos Gitai,Under the skinAna Arabia que estuvieron muy lejos de despertar pasiones. Superado el ecuador del certamen italiano, la Philomena de Stephen Frears se perfila como la preferida por la mayoría.Philomena

Ver el mundo con los ojos vírgenes de alguien para quien todo es nuevo, desde el paisaje a la forma de comportarse de la gente, es lo que propone Glazer,

que inspirado lejanamente por una novela de Michel Faber, reescribe una fábula estilo Species, con alienígena devenido/a en señorita estupenda y letal, ahora Scarlett en lugar de Natasha Henstridge, pero eliminando la acción, los diálogos y parte de la sangre. El resultado es una cinta esteticamente lograda pero con una sustancia tan escasa como las pocas frases que -en incomprensible escocés- (se desarrolla en Escocia) declaman algunos secundarios.

Estrenada mundialmente por pocos días en Telluride y no aquí en el Lido, Under the skin, que también se proyectará inmediatamente en Toronto, está bien lejos de satisfacer incluso a los fans de Johansson, aquí morena, que llena la pantalla durante unos poco más de 105 minutos que se eternizan. La entidad extraterrestre elige su cuerpo difunto para pasearse por Escocia interactuando de vez en cuando con los lugareños, contemplando sin emoción alguna las cosas que pasan, y de paso comiéndose a los más apetecibles, en un periplo visualmente hermoso, pero sin argumento minimamente sólido, y en cambio con notable pretenciosidad.

Puede que algún día se la recuerde por ser la cinta en la que el un director logró la mayor generosidad exhibicionista de Scarlett Johansson, pero sinceramente es mejor esperar a que salga en DVD y alguien suba esas escenas a la red... La vida es demasiado corta para ver este filme británico entero...

La cuestión tiempo, real en este caso, es también lo importante, lo más destacado, en la coproducción franco-israelí Ana Arabia, la enésima disquisición del judío Amos Gitai sobre el conflicto árabe-israelí Ana Arabia, en el que una periodista visita a una muy peculiar comunidad surgida de un antiguo matrimonio entre una superviviente de un campo nazi y un árabe, cuyos descendientes viven en Jaffa, en admirable armonía a pesar de integrar en su seno sensibilidades judías y musulmanas.

Años después de que el mexicano Fabrizio Prada lo hiciera, Gitai rodó su película en un solo plano, con una Steadicam que sigue los pasos de la informadora (más reconocible como top-model que como periodista), por dónde vive esta amplia familia y sus vecinos inmediatos. Lo bueno es que gracias al largo plano-secuencia, el metraje se queda en 85 minutos de charlas, la mayoría más bien intrascendentes. Poco o nada aporta Ana Arabia, aparte de la buena voluntad de Gitai en querer decir que la paz y el entendimiento son posibles, algo que siempre hemos sabido.

También puedes leer esta noticia en NOTICINE

Nativel Preciado: "Me gusta cómo 'The good fight' critica a Trump, espero que pierda y todo lo que contribuya a lograrlo me interesa"

Nativel Preciado: "Me gusta cómo 'The good fight' critica a Trump, espero que pierda y todo lo que contribuya a lograrlo me interesa"

Más sobre este tema
stats