AJUSTE EN LA BANCA

La banca despedirá en los próximos meses a otros 18.200 empleados

Edificio corporativo de Caixa Catalunya en Barcelona

España está a la cabeza del ajuste en el sector financiero de la zona euro en el apartado de recortes de empleo y cierre de oficinas. Con datos del Banco de España y previsiones de ajuste elaboradas por los sindicatos, los números indican que en poco más de cinco años bancos y cajas habrán despedido 58.681 trabajadores, un 22% de la plantilla que existía en 2008.

En los próximos meses, de acuerdo con los ajustes ya pactados y los previstos en Catalunya Caixa, Banco Ceiss e Ibercaja-Caja 3, van a ser despedidos otros 18.215 trabajadores. La mayoría, explica Sebastián Moreno, responsable del Sector Financiero de UGT, perderán el empleo en los procesos de despido colectivo pactados.

Por entidades, la mayor parte de los despidos corresponderán a Bankia (4.500), seguida de CaixaBank (2.600); NCG Banco (2.250); Banco Ceiss (1.230), BMN (900); Barclays bank (890); Banco de Valencia (795); Caja 3 (515); Santander (290), Ibercaja Banco (275) y BMN (200).

Más procesos abiertos

A esas cifras cerradas hay que añadir, según UGT, los procesos abiertos para recortar empleo en Catalunya Caixa, Banco Ceiss e Ibercaja-Caja 3. Sin cifras cerradas, los recortes en estas entidades podrían añadir otros 3.800  desemplados al sector. No se incluyen los procesos de prejubilaciones que están en marcha en entidades como el Santander, el Banco Popular o el BBVA.

Este será el panorama que se va a encontrar el equipo de vigilantes de la troika (CE, FMI y BCE)troika cuando en los próximos días (semana del 16 de septiembre) llegue a España para tomar la temperatura de la banca y analizar si el sector financiero se puede sostener por sí solo (tras el rescate bancario de 40.000 millones) o necesita más transfusiones. La visita será cuarta de las cinco revisiones del sector bancario previstas en el Memorándum de Entendimiento de ayuda a la banca.

Están muy lejos los tiempos en los que el sector mantenía abiertas, en ocasiones pared con pared, más de 45.000 sucursales, ávidas de clientela y convertidas en aspersores del crédito. Hoy, apenas cinco años después del gran estallido (el día 15 se cumplen los cinco años del hundimiento de Lehman Brothers), se impone los ajustes, han cerrado más de 8.000 sucursales, la mitad de todas las que han desaparecido en la zona euro, y el crédito sigue sin fluir de forma adecuada.

En Europa, en los últimos cinco años, según datos del Banco Central Europeo, han desaparecido 128.298 puestos de trabajo en el sector financiero. El descenso en el número de oficinas también ha sido importante. Del total de 14.779 que han echado el cierre en el periodo, más de la mitad lo hicieron en España.

Los banqueros Botín y González cobran 370 veces más que sus empleados peor pagados

Botín y González cobran 370 veces más que sus empleados peor pagados

Más sobre este tema
stats