Los abusos de la banca

Los directivos de Caja Madrid se embolsaron 107 millones en siete años

Miguel Blesa, durante una comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso.

Los directivos de Caja Madrid cobraron en siete años 107,6 millones de euros, según detallan los informes de gobierno corporativo enviados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) . Entre los años 2004 y 2007, los 21 consejeros de la entidad, bajo la presidencia de Miguel Blesa, se repartieron 36,6 millones, y otros 71 millones entre 2007 y 2011.

El detalle de los sueldos, aportaciones a planes de pensiones y seguros de vida, dietas y cobros por representación en sociedades cotizadas, sólo se conoce desde 2003. A partir de ese año, la Ley de Transparencia obligó a hacer públicos los informes de buen gobierno.

Por años, el reparto en Caja Madrid fue como sigue: en 2004,  los consejeros de la caja se repartieron 10.750.000 euros; en 2005, 12.221.000 y en 2006, 13.666.000. Total: 36.637.000 millones. A esa cantidad hay que añadir lo que ingresaron entre 2007 y 2011,

otros 71 millones, según datos del Banco de España que ya estaban recogidos en la denuncia presentada por UPyD a la Fiscalía Anticorrupción, responsable de la investigación del asunto.

Los datos aportados por UPyD para la denuncia por las cantidades cobradas por la cúpula de Caja Madrid desde 2007, detallan 17 nombres de directivos de la entidad. Reflejan, entre otras cosas, que el expresidente Miguel Blesa percibió, él solo, 12,4 millones de euros en cuatro años; el director general de Participadas, Matías Amat Roca, 9,7 millones; Ildefonso Sánchez Barcoj, 9,7 millones; Enrique de la Torre, 7,2 millones; Ricardo Morado Iglesias, 6,2 millones; Carlos Contreras Gómez, 4,1 millones; Ramón Martínez Vilches, 3,8 millones; Mariano Pérez Claver, 3,7 millones; Ramón Ferraz Ricarte, 2,98 millones; Rodrigo Rato, 2,7 millones en un año; y Carlos Vela García-Noreña, 1,5 millones. El resto de ejecutivos de la cúpula de la caja elevan la cifra total de emolumentos hasta los 71 millones.

El secretario del grupo parlamentario de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso de los Diputados, Andrés Herzog, ha utilizado estos datos,  que están en el sumario del Juzgado número 4 de la Audiencia Nacional que investiga el caso Bankia a partir del año 2011, para presentar una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción y ampliar la investigación hasta el ejercicio 2007.

La denuncia de la formación encabezada por Rosa Díez va dirigida contra Caja Madrid, contra varios miembros del consejo de administración y el comité de dirección. UPyD les acusa de los presuntos delitos de apropiación indebida, administración fraudulenta, estafa y falsificación de cuentas.

Contra la Ley de Cajas

La relajación con la que la cúpula de Caja Madrid se tomaba el cumplimiento de las normas es evidente. En el caso de su presidente, Miguel Blesa, ese relax es más que notable. En 2004, según el informe enviado a la CNMV, recibió un préstamo de la entidad de 421.000 euros. Según la Ley de Cajas, Ley 4/2003 de la Comunidad de Madrid, no podía hacerlo.

El artículo 56.1 de la norma señala que ni el presidente ni los consejeros "podrán obtener créditos, avales ni garantías de la caja (...) sin previa autorización expresa del consejo de administración de la caja y de la consejería competente de la Comunidad de Madrid".

Por supuesto, la norma también se ocupa de lo que puede o no puede cobrar un presidente de caja con dedicación exclusiva, caso de Blesa en Caja Madrid. El artículo 24.3 es muy claro: "El ejercicio del cargo de director general o asimilado y el de presidente ejecutivo del consejo de administración de una caja de ahorro requiere dedicación excluiva y será, por tanto, incompatible con cualquier actividad retribuida tanto de carácter público como privado, salvo la administración del propio patrimonio y aquellas actividades que ejerza en representación de la caja". Blesa no podía cobrar del PP, como señalan los apuntes de la contabilidad oficial del partido desvelados por infoLibre.

Dirigentes de IU exigen más dureza contra su exconsejero

Más sobre este tema
stats