RETOS DE LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Los hoteles de Madrid suben sus precios un 30,7%, el doble de la media nacional y el triple que Canarias

El Hotel Westin Palace, uno de los establecimientos de cinco estrellas de Madrid.

El turismo, el motor de la economía española –el 13,3% del empleo y el 12,4% del PIB nacional–, aplaude julio como el mes de la recuperación definitiva tras la pesadilla del covid. El presidente de la patronal Cehat, Jorge Marichal, asegura que sólo falta un 2% para igualar las pernoctaciones hoteleras de la prepandemia. Es lo que revelan los datos de la Coyuntura Turística Hotelera publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las pernoctaciones han aumentado un 60,7% respecto a julio de 2021 y superan los 42,3 millones. De ellas 26,7 millones corresponden a turistas extranjeros. El acumulado desde enero hasta julio ha crecido aún más, un 187,7%. Y agosto, adelanta Jorge Marichal, también va a ser positivo, pese a una ligera “pérdida de fuelle” de ocupación en las últimas semanas del mes.

Pero a esas buenas cifras hay que añadir un aumento considerable de los precios. El Índice de Precios Hoteleros, que también elabora el INE, ha subido un 16,4% respecto a julio de 2021. Aunque el alza ha sido dispar según las comunidades autónomas. Madrid es el segundo territorio donde los precios de los hoteles han crecido más, duplicando la media nacional: un 30,7%. Sólo la supera Navarra, con un 32,4%. En Cataluña se han encarecido un 25,3%, mientras que, en los dos territorios turísticos por excelencia, Baleares y Canarias, los precios han estado mucho más contenidos, con alzas del 15,2% y el 11,2%, respectivamente.

Traducido en euros, la tarifa media diaria por habitación ocupada en España se ha elevado a 121,43 euros, cuando en 2019 era de 102,81 euros. Baleares tiene los hoteles más caros, con una tarifa media de 152,52 euros. En Madrid es inferior, 105,74 euros, pero la subida que han experimentado sus precios es superior: un 40,71% respecto a julio de 2021 –de nuevo la segunda mayor después de Navarra– y un 23,54% respecto a 2019.

Aumento de costes

Pero, si se atiende no a los ingresos por habitación vendida sino por habitación disponible –es decir, tanto las ocupadas como las no ocupadas, los hoteles madrileños son los que más han encarecido sus tarifas este verano respecto al año pasado: nada menos que un 97,16%. También han superado los ingresos por habitación disponible de 2019, un 7,7%. En 2021, los hoteles españoles redujeron su oferta de habitaciones un 16%, cuando aún la reanudación de la actividad era titubeante entre cada nueva ola de coronavirus. Este año casi han recuperado las plazas prepandémicas: las 877.538 del pasado julio son sólo un 0,6% menos que las de ofertadas en 2019. Aunque el INE no publica el desglose de las habitaciones disponibles por comunidades autónomas, si los hoteles madrileños repitieron la evolución nacional, el gran aumento de los ingresos se debe a un mayor crecimiento del numerador de la fórmula –precios– que del denominador –número de plazas ofertadas–.

La subida de estos ingresos ha sido también muy significativa en Cataluña –un 96,14%– respecto a julio de 2021 y en Navarra –el 82,2%–, pero mucho menor en Baleares –55,88%– y en Canarias –67,8%–, más próximos a la media nacional del 56,6%. En cualquier caso, los ingresos por habitación disponible este verano 89,9 euros ya han superado, en un 16,8%, los 76,9 euros de julio de 2019.

Este baremo no incluye ni los costes ni los ingresos extra del cliente. Según Jorge Marichal, la subida de los precios hoteleros este año se ha visto “enjugada por el aumento de los costes del sector”, que cifra entre un 20% y un 25%. La dependencia de los costes energéticos y el aumento de los precios de alimentos y bebidas les presionan, destaca el presidente de la patronal de los hoteles.

Baleares mejora la ocupación prepandemia

La buena salud hotelera se desprende también de las cifras de ocupación, que el pasado julio alcanzó el 69,9% de las plazas ofertadas. Lo que significa que ha crecido un 33,5% desde 2021 y queda a poco más de un punto del 71% que tuvo en julio de 2019. Es más, este año Baleares incluso ha aumentado la ocupación hotelera –el 87,6%– respecto a la prepandemia –87,1%–. La ocupación de Madrid ha sido del 54,9%, 16 puntos por encima de 2021 pero aún ocho puntos por debajo de 2019.

“La demanda sigue estando ahí, los mercados emisores siguen funcionando”, se felicita Jorge Marichal cuando se refiere a los turistas extranjeros, que suman 6,44 millones este julio, más del doble de los que vinieron el año pasado, pero aún un 3,2% menos que en 2019. El número de los británicos –1,25 millones– incluso ha crecido ligeramente respecto a 2019. El Brexit no parece haber hecho mella en sus compras de paquetes turísticos en España. Por el contrario, apunta el presidente de Cehat, este año han “fallado” los alemanes, cuyo número ha caído un 4% respecto a la prepandemia.

También ha crecido el cliente nacional: 6,06 millones durmieron en hoteles el pasado julio, un 7,3% más que en 2019. Lo que sí se ha reducido es la estancia media de los turistas en los hoteles. Antes del covid, y de la inflación rampante, era de 3,57 días y este año se ha quedado en 3,44. No ha cambiado, por el contrario, la ciudad donde los hoteles son más caros: Marbella. Una habitación cuesta 290,4 euros diarios de media.

A la vista del empuje de la demanda, también se ha recuperado el empleo en el sector, probablemente el más perjudicado por las restricciones que impuso el coronavirus. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), los hoteles empleaban en el segundo trimestre de este año a 445.200 trabajadores, un 4,8% más de los que el sector ocupaba en el mismo periodo de 2019. La cifra se ha disparado un 54,3% desde el año pasado, una vez liberadas las empresas de las restricciones del covid y superados los ERTE con que se protegían las suspensiones de actividad de los establecimientos. La misma evolución ha tenido el sector turístico al completo, tal y como revelan las cifras de afiliados a la Seguridad Social de julio. Los cotizantes han aumentado un 5,6% respecto al año pasado, tras crecer cuatro meses consecutivos. Donde más empleo se ha creado es en Baleares, un 23% más, y en Canarias, un 19,3%.

El negocio hotelero se derrumba bajo el acecho de los fondos buitre

El negocio hotelero se derrumba bajo el acecho de los fondos buitre

Más sobre este tema
stats