PARO REGISTRADO

La vendimia y el inicio del curso escolar salvan el empleo en un mes en que 117.000 personas perdieron su trabajo

La vendimia y el inicio del curso salvan el empleo en un mes en que 117.000 personas perdieron su trabajo

La afiliación media a la Seguridad Social en septiembre creció apenas siete centésimas respecto al mes anterior. El número de cotizantes alcanza los 17,71 millones, 12.025 más que en agosto. Sin embargo, en el Régimen General, el de los asalariados, la afiliación cayó una décima, 12.861 cotizantes menos. Este último mes, un total de 116.998 personas perdieron su empleo, de los que 92.156 pertenecen a los sectores de la hostelería y el comercio. El 30 de septiembre se dieron de baja como cotizantes 288.176 trabajadores, un 30% más que el mismo día de hace un año.

Los datos son una buena muestra de los dos grandes pecados del mercado de trabajo español: la estacionalidad y el abuso del empleo temporal. Al acabar la temporada alta estival, los contratos temporales en hostelería y comercio llegan también a su fin. Esa debacle del empleo sólo ha sido compensada por los 61.555 nuevos afiliados del sector de la educación. Aunque, en realidad, no son nuevos: se trata de los profesores a los que se rescindió el contrato al terminar el curso en junio y que ahora vuelven a dar clase. Otro ejemplo de empleo discontinuo y temporal.

Además, ha sido la vendimia, de nuevo una campaña breve y ligada a un determinada época del año, la que ha salvado las cifras de la afiliación del mes, con 28.689 nuevos cotizantes en el Régimen Especial Agrario, un aumento del 4% respecto al mes anterior. De ahí que haya sido Ciudad Real la provincia donde más ha caído el paro en septiembre –4.311 personas– y donde más ha crecido la afiliación –6.014 cotizantes, un 3,8%–. Por el contrario, donde más ha aumentado el desempleo es Cádiz –6.458 nuevos parados– y Málaga –2.873–, una vez el turismo de verano ha echado el cierre.

Las cifras del paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo recalcan el retrato del mes: el sector donde más se ha reducido el paro es la agricultura, con un 7% de caída, casi el triple de lo que ha ha disminuido en la construcción y siete veces lo que se ha recortado en la industria.

Paro joven, femenino; empleo temporal y a tiempo parcial

En total, el paro registrado ha subido el último mes en 22.801 personas, un poco menos que el año pasado –26.087–. Y se ha cebado en los menores de 25 años, cuyo número de desempleados ha crecido un 8,5%. Todo el crecimiento de paro en septiembre es joven, 24.188 personas, mientras que ha caído en 1.387 desempleados el número de los mayores de 25 años inscritos en las oficinas del antiguo Inem.

Ese paro también es mayoritariamente femenino. Confirmando una tendencia constante durante la salida de la crisis, el desempleo masculino desciende el doble que el de las mujeres, si la cuenta se hace con cifras anuales: un 12% el primero por sólo un 6,8% el segundo. Respecto a agosto, el paro femenino creció en 18.667 personas, un 0,9%, cuadriplicando el masculino –4.134 parados más, un aumento del 0,25%–. Hay que recordar que el sector servicios, el que lidera la destrucción de empleo temporal y estacional, es un sector fuertemente feminizado.

Si el análisis se centra en el tipo de contratos, un mes más el 91% de los 1,9 millones que se firmaron fueron temporales. Y ello pese a que los indefinidos han aumentado un 11,83% respecto a agosto. Además, de los 171.012 indefinidos, el 47% son a tiempo parcial. Estos contratos fijos pero por horas se han disparado un 76% respecto a agosto, casi el doble de lo que han aumentado los fijos a tiempo completo. También han crecido más los primeros si la comparación se hace en términos anuales, tres puntos porcentuales más que los segundos.

Los temporales a tiempo parcial, la modalidad más precaria, también aumentan, un 35,83%, 10 puntos más que los temporales a tiempo completo. Y si se hace la comparación con el mismo mes de 2015, los temporales por horas crecen el triple que los de jornada completa.

Seguirá habiendo contratos temporales, dice Báñez

La tasa de temporalidad en España se sitúa en el 25,7%, la segunda más alta de Europa sólo después de Polonia. Y afecta por igual a los trabajadores de las administraciones públicas y de las empresas privadas. Las tres últimas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la UE (TJUE) han puesto en el centro de atención el abuso de los contratos temporales. El 70% de los empleos creados desde 2013 hasta ahora son eventuales, según la Encuesta de Población Activa (EPA). Además, de acuerdo con los cálculos de CCOO, ha aumentado la rotación laboral. Si entre 2006 y 2008, en pleno auge económico, había que encadenar un promedio de tres contratos temporales para consolidar un empleo temporal, a partir de 2012 es necesario firmar 4,6 contratos. Y lo mismo ha ocurrido incluso con los indefinidos: para consolidar un empleo fijo hacen falta ahora 1,45 contratos, mientras que antes de 2012 bastaba con 1,14.

A la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) interprete y aplique los criterios establecidos por el TJUE en esas sentencias, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, se muestra partidaria de que sean el Congreso y los grupos parlamentarios los encargados de trasladar la nueva doctrina a la ley. “Eso no significa que se vaya a establecer el contrato único”, explicó este martes a la prensa, “una cosa es el contrato por causa y otra la indemnización; que se iguale la de los temporales y la los indefinidos no significa que vayan a desaparecer los temporales”.

También negó que se vayan a igualar “por abajo” las indemnizaciones de ambos tipos de contratos. Y defendió que se paguen a los interinos las mismas compensaciones crecientes –12 días el primer año, 16 días para el segundo y 20 para el tercero– que el pacto de investidura entre PP y Ciudadanos acordó el pasado agosto para los temporales del sector privado.

La mitad de perceptores del Programa de Activación

Báñez lamentó que, al estar en Gobierno en funciones, no pueda cambiar las condiciones del Programa de Activación para el Empleo. Fruto del acuerdo firmado por el Ejecutivo, los sindicatos y la CEOE en diciembre de 2014, el plan tiene como destinatarios parados de larga duración que hayan agotado el resto de los subsidios, incluido el Plan Prepara. A cambio de formación, reciben 426 euros al mes. Pero no ha tenido mucho éxito. Según los sindicatos, porque los requisitos son tan restrictivos que muy pocas personas pueden acceder al programa y porque, además, no se le ha hecho mucha publicidad y los parados no lo conocen.

En agosto –los datos sobre prestaciones de desempleo se publican con un mes de retraso respecto de las cifras de paro– los beneficiarios del Programa de Activación para el Empleo han caído un 51,1% respecto al mismo mes de 2015. Son sólo 23.948 personas.

En conjunto, sigue descendiendo la cobertura de las prestaciones por desempleo. El 42% de los parados, 1,7 millones de personas, no reciben ninguna. Y hay más perceptores de prestaciones asistenciales –426 euros–, 1,2 millones, que de prestaciones contributivas, 848.265. Estos últimos, además, cada vez cobran menos, una media de 780 euros. El recorte es el resultado de salarios cada vez más bajos y de las reducciones de cuantía fijadas por el Gobierno en 2012 a partir del séptimo mes.

El paro sube en 14.435 personas en agosto tras cinco meses consecutivos a la baja

El paro sube en 14.435 personas en agosto tras cinco meses consecutivos a la baja

Más sobre este tema
stats