Conflicto palestino-israelí

'El antisemitismo es racismo y el antisionismo es anticolonialismo': intelectuales, artistas y periodistas firman un manifiesto de apoyo al pueblo palestino

Palestinos protestan en el este de la Franja de Gaza durante la conmemoración de la Nakba o la Catástrofe, en árabe, que supuso para ellos la creación del Estado de Israel en 1948.

326 personalidades del ámbito académico, artístico y periodístico han firmado un manifiesto contra la acepción del término antisemitismo propugnado por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA), en tanto que esta definición “busca criminalizar la solidaridad con el pueblo palestino” y refuerza el antisemitismo, al incluir dentro de la palabra aquellas expresiones de rechazo al sionismo y el Estado de Israel.

De este modo, se oponen al uso que hace la IHRA del término antisemita al incluir  las críticas al movimiento sionista y las aspiraciones anexionistas del estado de Israel, por lo que se estaría empleando con una evidente connotación política. Por ello, los firmantes piden cuestionar “la identificación que realiza la IHRA entre Israel y el conjunto de los judíos“.

“En primer lugar, porque la mayoría de los judíos del mundo no son israelíes, sino ciudadanos de sus respectivos países –señalan–. Y en segundo lugar porque el sionismo (la ideología nacionalista que llevó a la creación del Estado de Israel como estado étnico judío) no es más que una opción política entre otras, que ha tenido entre sus mayores críticos a personas que también se reconocen como judías”, defiende el comunicado, que advierte de que “identificar a Israel con el conjunto de los judíos implica hacer corresponsables a estos últimos de las políticas israelíes, es decir, de su discriminación estructural hacia los palestinos, su constante violación de los derechos humanos y su vulneración sistemática del derecho internacional”.

Teresa Aranguren, periodista, escritora especializada en el conflicto palestino-israelí y una de las promotoras del texto, destaca la necesidad de “despejar el terreno y que no se pueda seguir utilizando la acusación de antisemitismo para callar las críticas a Israel”. “Se convierte en un arma política muy dañina”, apunta la periodista, rescatando el caso de Jeremy Corbyn, cuestionado en el Partido Laborista por sus críticas a Israel, e incide en que el antisemitismo no es un hecho insólito, sino que “está relacionado con ese negacionismo racista”. “El antisemitismo no es un fenómeno ahistórico, único. Está englobado de todo el espectro de los mecanismos racistas. Entonces también es importante darle esa dimensión. Responde a ese mecanismo racista”, incide la escritora.

Los firmantes inciden en que la idea del “derecho de autodeterminación de los judíos” es una “formulación ideológica propia del movimiento sionista”, y por lo tanto “legítimamente criticable”, más aún cuando se trata de “derecho coloniales” contra el pueblo de Palestina, en un relato basado en el racismo. Por tanto, critican que se considere a Israel como un estado democrático “cuando una gran parte de las personas que se encuentran de facto bajo su jurisdicción tienen derechos de ciudadanía limitados o carecen de ellos”.

Entre las firmas se encuentran figuras como Almudena Grandes, Pedro Martínez Montávez o Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz. Pero también otras figuras como el historiador israelí Ilian Pappé, “uno de los que más han estudiado la limpieza étnica que se hizo en 1948 en los meses previos y posteriores a la creación del Estado de Israel, o Nur Masalha, historiador árabe-palestino especializado en ese momento. Ambos acusados de antisemitas por denunciar la limpieza étnica durante la época.

“En el manifiesto participan muchas firmas judías, justamente para hacer esa diferenciación para luchar contra el antisemitismo –explica Aranguren–. Porque no se puede hacer responsable a los judíos de Nueva York, españoles, o que no se sientan identificados con las ‘tropelías’ que comete el ejército israelí en los territorios ocupados. Esa equiparación es peligrosa para las personas judías que no comulgan con la política de su gobierno”.

“Estamos gratamente sorprendidos. Ha habido una recepción muy rápida de mucha gente. Sabemos que es difícil suscribir textos como este porque hay medio a pronunciarse a todo lo que tenga que ver a una crítica a Israel. Sabemos que ha y gente que está totalmente de acuerdo, pero por el puesto que ocupa no se han atrevido, y lo entendemos. Pero la respuesta ha sido esplendida”, señala la escritora.

En el manifiesto instan a instituciones y a la sociedad civil a posicionarse contra el antisemitismo, del mismo modo que se desmarquen “de la instrumentalización política del antisemitismo en favor de los intereses de Israel” y trabajen para poner una solución al conflicto palestino-israelí cumpliendo con la legalidad internacional y el respeto a los derechos humanos.

Aquí puedes leer el manifiesto y la relación de los firmantes:

¿Qué hay tras el lobby pro-israelí contra la izquierda? Así actúa el grupo judío que mima a Vox y a su "Ayustina" de Madrid

¿Qué hay tras el lobby pro-israelí contra la izquierda? Así actúa el grupo judío que mima a Vox y a su "Ayustina" de Madrid

Más sobre este tema
stats