Referéndum catalán

El Parlamento catalán aprueba que sólo se subvencione a medios privados que hagan campaña del referéndum

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

infoLibre

El Parlamento catalán aprobó este jueves una moción que insta al Govern a garantizar que los medios privados que reciban subvenciones como publicidad institucional "se comprometan" a publicitar la campaña del referéndum que la Generalitat prevé el 1 de octubre.

Este punto de la moción salió adelante con los votos de JxSí y de la CUP, la abstención de SíQueEsPot y el rechazo del resto de grupos, y exige a los medios privados que se comprometan "a aceptar todas las campañas que lleva a cabo el Ejecutivo, también las relacionadas con comunicar lo necesario para el buen funcionamiento del referéndum".

Del punto de la moción de la CUP, transaccionado con JxSí, decayó la parte en que los cupaires proponían que esos medios se comprometieran con el fomento de la participación democrática el 1-O, aceptando la publicidad institucional "de aquello que el Govern necesite comunicar a la ciudadanía" sobre la convocatoria.

Con los mismos votos se aprobó que el Govern redacte y haga públicas las medidas de publicitar el referéndum en un "código de buenas prácticas y obligaciones" de los medios de comunicación que reciben dinero público.

Se aprobó por unanimidad el punto que exige al Govern máxima transparencia en las subvenciones, publicidad institucional y subscripciones del Govern y de las empresas públicas, que reciben los medios.

Todos los grupos excepto el PP aprobaron que los medios que reciban subvenciones y publicidad cumplan la ley de igualdad hombre-mujer —por ejemplo, en las columnas y espacios de opinión—, y que se respeten los derechos laborales de sus trabajadores y, por tanto, "apliquen un convenio digno".

Postura de los grupos

Albert Botran (CUP) defendió la iniciativa como necesaria para incrementar la transparencia en las subvenciones, y reivindicó que los medios privados que reciben ayudas públicas deben contribuir a difundir los mensajes institucionales: "No hablamos de líneas editoriales, sino de que dejen espacio" a este tipo de comunicaciones.

La diputada de SíQueEsPot Marta Ribas compartió buena parte de la iniciativa de la CUP, excepto el punto que precisamente pide subvencionar sólo a los medios que publiciten la campaña del 1-O, ya que "no se les puede poner en el problema de difundir la convocatoria cuando el Estado la rechace".

Jordi Cuminal (JxSí) explicó que las subvenciones son ayudas públicas a los medios y que la publicidad institucional es una vía que permite al Govern comunicarse con la ciudadanía: "Aceptar publicidad institucional no obliga a cambiar la línea editorial de un medio, solo faltaría. Hay que mirarlo como una relación comercial".

Desde Cs, Fernando de Páramo ironizó con que ya hace tiempo que los medios públicos hablan del referéndum y se refirió concretamente a TV3, que "cada día hace campaña por el 9N bis".

David Pérez (PSC) aplaudió los puntos de la moción que aluden a la transparencia, y lamentó no poderla apoyar toda por unanimidad debido al punto de la publicidad institucional del 1-O, porque "traslada el conflicto a los medios".

Por su parte, el popular Juan Milián calificó la iniciativa de grave ataque a la libertad de prensa porque se quiere "obligar a los medios a publicar lo que dicta el Govern", y ha alertado de que pone en riesgo el pluralismo y fomenta la propaganda.

Puidgemont cesa al conseller que puso en duda que haya reférendum

Más sobre este tema
stats