x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

El supuesto escándalo del comité de desescalada: los expertos siempre fueron personal de Sanidad (y el Gobierno lo dijo desde el principio)

  • El Gobierno siempre sostuvo que el paso de cada comunidad de una fase a otra durante la desescalada se basaba en los criterios científicos y técnicos de los expertos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) que dirige el doctor Fernando Simón
  • Existieron otros dos comités de expertos, que asesoraron al Ejecutivo durante la pandemia y diseñaron el plan de transición hacia la nueva normalidad, pero ni tuvieron responsabilidad en las decisiones sobre la desescalada ni Sanidad se la atribuyó nunca
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 30/07/2020 a las 20:54 Actualizada el 31/07/2020 a las 09:29
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, poco antes de comparecer en la Congreso de los Diputados.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, poco antes de comparecer en la Congreso de los Diputados.

Efe

La derecha mediática y política, con el PP a la cabeza, acusa desde este martes al Ministerio de Sanidad de mentir sobre los expertos científicos que le asesoraron. Y lo hace basándose en las explicaciones que la directora general de Salud Pública dio sobre este asunto al Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán. Según una carta enviada por la institución, afirmó textualmente: “No existe ningún comité de expertos encargado de la evaluación de la situación sanitaria de las Comunidades Autónomas que decida las provincias o territorios que pueden avanzar en el proceso de desescalada del confinamiento”.

La oposición ha tomado la respuesta por una demostración de que el Gobierno mintió cuando sostuvo que tomaba las decisiones basándose en los criterios científicos y técnicos de los expertos. Pero, ¿quién dice la verdad en este asunto y quién miente?

Para hacer esta acusación se basan en la rueda de prensa que el presidente Pedro Sánchez ofreció el 2 de mayo. En ella se refiere a una reunión que acababa de mantener con lo que él llama “comisión técnica de desecalada” y que en realidad se llamaba “Comité Técnico para la Desescalada”. Un comité al que asistían la ​vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática​, el ​vicepresidente y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030​, la ​vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital​, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Democrático​, la ​ministra de Defensa, la ​ministra de Hacienda​, el ministro del Interior​, el ​ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana​, la ​ministra de Trabajo y Economía Social y el ministro de Sanidad​.

Como se puede ver en este tuit, publicado por Moncloa el 1 de junio, en ese comité solo hay altos cargos y altos funcionarios del Gobierno:

La realidad es que, como publicó infoLibre en su día, a lo largo de la pandemia el Gobierno creó dos comités de expertos. El primero es el Comité Científico del covid-19, con el que se reúne periódicamente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y cuya composición, pese a la insistencia de PP, Vox y Ciudadanos en negarlo, fue dada a conocer el 21 de marzo, apenas cinco días después del comienzo del confinamiento. Se trata de médicos especialistas en salud pública, epidemiología, farmacia y virología de reconocido prestigio: Antoni Trilla García, Hermelinda Vanaclocha Luna, María Teresa Moreno-Casbas, Agustín Portela Moreira, Inmaculada Casas Flecha y Miguel Hernán.

El segundo grupo de trabajo creado por el Gobierno tenía como objetivo redactar del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad, o plan de desescalada, que el Consejo de Ministros aprobó finalmente el 28 de abril. Estaba compuesto por una veintena de especialistas en epidemiología, salud pública, nuevas tecnologías, filosofía, desigualdad, inteligencia artificial, economía y relaciones internacionales. Y también contó con aportaciones de diferentes altos cargos de la Administración.

La composición de la mayor parte de este grupo tampoco es un secreto. De hecho, fue divulgada por la agencia pública de noticias Efe, citando como fuente a la Vicepresidencia de Transición Ecológica y Reto Demográfico, previa autorización de los afectados. Incluye nombres como los de Ana María García, catedrática de Salud Pública, Antoni Plasencia, director del Instituto de Salud Global de Barcelona, Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III, Manuel Cuenca, director del Centro Nacional de Microbiología, Miguel Hernán, profesor de Bioestadística y Epidemiología, Carlos Cuerpo, director de Análisis Macroeconómico del Ministerio dd Economía, Borja Barragué, profesor de Filosofía del Derecho, José Fernández Albertos, investigador de Políticas y Bienes Públicos del CSIC, Miguel Otero, economista del Real Instituto Elcano, Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalición e Inteligencia Artificial, Manuel Muñiz, secretario de Estado de España Global, Bruno Sánchez, doctor en Astrofísica, Ángel Alonso, embajador de la Misión Especial para la Ciudadanía España Global, Diego Rubio, director de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, y del diplomático y director del Gabinete del Secretario de Estado para la Unión Europea Diego Martínez Belio.

Al margen de esos dos comités, el Gobierno siempre se ha apoyado en sus decisiones en los expertos que trabajan para el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) que dirige el doctor Fernando Simón y para la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, que son los que se encargan de la gestión en el día a día. Sus informes técnicos siempre han sido la base de las resoluciones del ministerio sobre la progresión, o no, a alguna de las fases previstas en el plan de desescalada, y así lo dejó siempre claro el departamento que dirige Salvador Illa.

Los expertos del CCAES

El CCAES está formado por expertos que son funcionarios de Sanidad, pero no constituye un “comité de expertos creado para realizar una labor de asesoramiento en este episodio concreto de la pandemia por coronavirus”. De ahí la respuesta de la directora general de Salud Pública al Defensor del Pueblo: “No existe ningún comité de expertos encargado de la evaluación de la situación sanitaria de las Comunidades Autónomas que decida las provincias o territorios que pueden avanzar en el proceso de desescalada del confinamiento”. Siempre fue el CCAES el que analizó la situación de cada comunidad autónoma para que el ministerio decidiese quién pasaba de fase y quién no y así lo explicó repetidamente el ministro en aquellos momentos.

Tanto es así que el propio ministro lo explicó en rueda de prensa cuando se anunció el primer cambio de fase, el pasado 8 de mayo:

La realidad, sin embargo, no impidió que este jueves Comunidades Autónomas como Madrid y dirigentes y portavoces del PP acusasen al Gobierno de mentir.

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, Enrique López, el territorio más afectado por la pandemia y en el que aparentemente se dejó morir en las residencias de mayores a 7.291 personas sin llevarlas a los hospitales para que recibieran atención médica, acusó al Gobierno central de “hacer de la mentira su juego”. La desescalda, afirmó, fue resultado de un proceso “oscurantista”, “falto absolutamente de transparencia” y marcado “exclusivamente” por criterios políticos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, que este jueves comparecía en el Congreso, se vio obligado a desmentir la acusación en respuesta a los portavoces de la oposición. Una vez más explicó que la desescalada y el avance de fases de las comunidades autónomas se decidió siguiendo el criterio de los expertos científicos y técnicos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias liderados por Fernando Simón. Como ya había dicho hace semanas, Illa relato cómo esos expertos elevaban un informe a la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio. Y era él, en última instancia, quien tomaba la decisión. Datos todos ellos que el propio nistro explicó durante la desescalada.

“Yo tomaba la decisión en base a informes técnicos de la directora general de Salud Pública. A ella le venía desde el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias avalado por el doctor Simón con su grupo de expertos”.

Lo cual no significa que el Gobierno no se apoyase en otros comités de expertos como los citados en esta información, pero para tomar otras decisiones relacionadas con la pandemia aunque no con el fin de establecer qué comunidad cambiaba de fase y cuál no.

Las suspicacias de la derecha política y mediática se han extendido estos meses a la identidad de las personas que elaboraban los informes en los que se basaba Illa para decidir qué comunidad pasaba de fase y cuál debía esperar. En este vídeo Fernando Simón se niega a revelar sus nombres:

Sanidad siempre alegó que nunca se hace pública la identidad de los funcionarios que hacen informes sobre los que se basan las decisiones de los ministerios, algo que ocurre todos los días.  Como tampoco se revela en las comunidades autónomas. Tanto los técnicos de los servicios de salud de las consejerías como los del ministerio. “No son políticos. Estaban en la época de gobiernos anteriores y seguirán en las siguientes”, subrayaron en su días a infoLibre fuentes de Sanidad.

La referencia de la Ley de Salud Pública a la obligación de publicar los nombres de las personas que formen parte de órganos externos no afecta a los funcionarios internos. La norma dice que “será pública la composición de los comités o grupos que evalúen acciones o realicen recomendaciones de salud pública”, pero no se refiere a los funcionarios y empleados públicos sino a “las organizaciones científicas y profesionales y a las personas expertas con quienes colaboren en las actuaciones de salud pública, incluidas las de formación e investigación, así como a las personas y organizaciones que reciban subvenciones o con las que celebren contratos, convenios, conciertos o cualquier clase de acuerdo”.

La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




13 Comentarios
  • luzin luzin 31/07/20 19:27

    Menudo chiste ... ahora resulta que los criterios científicos eran "funcionariales" ... joder que cachondeo ... el "científico" era el tonto Simón colocado por el Ministro del PP, preboste franquista y del Opus Dei: José Manuel Romay Beccaria.

    Menuda patulea, mira que decir que no son cargos políticos, en la Administración española hasta los jefes de servicio son cargos políticos nombrados a dedo por los oligarcas partidistas ya sea a nivel local, comarcal, provincial, autonómico, nacional ... menudas mentiras torticeras se difunden sin vergüenza ninguna ...

    Responder

    Denunciar comentario

    12

    0

  • Ayla* Ayla* 31/07/20 11:29

    Retoman el tema, ya usado y aclarado hace meses.
    Será porque en Madrid se vuelven a ver las costuras rotas?
    Será porque no tienen más imaginación para inventar nuevas mentiras?.
    Se agarran a un clavo ardiendo y cualquier declaración para tergiversar y seguir haciendo ruido. En estos momentos, tienen alguna idea constructiva?
    Son muuuy cansinos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Pernalonga Pernalonga 31/07/20 10:26

    Nos da igual
    Dejemos rebuznar a los burros, que ejerzan su libertada de expresíón, Pero puntualicemos las medias verdades de sus voceros.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

  • JBME JBME 31/07/20 10:09

    ¡Y vuelta la burra al trigo!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    8

  • ferjasan68 ferjasan68 31/07/20 10:07

    Quizá les moleste a algunos que Ribera Salud no tuviera participación también en ese Comité para seguir chupando del bote público.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    14

  • TL TL 31/07/20 09:46

    Una vez más, se ve que la derecha y la extrema derecha mienten. Son unos embusteros, tal y como su jefe, el del máster regalado.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9

  • Pelias Pelias 31/07/20 09:23

    Este artículo de infolibre es enormemente clarificador al mostrar la estructura y funcionamiento de las formas de asesoramiento que ha recibido el Ministerio de sanidad y el Gobierno, y estoy de acuerdo con el señor o señora Locomotoro en que la derecha quiere liarlo todo como sea.

    Lo que también ocurre es que si hace dos o tres meses o ... alguien hubiese explicado, tan claramente como lo hace el artículo, en qué consistía el asesoramiento recibido por el Ministerio y Gobierno, posiblemente no se habría dado a la derecha la oportunidad de liar una vez más las cosas. Es lo que sucede con las cosas mal o regularmente explicadas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    12

    • TL TL 31/07/20 09:53

      Pues, yo recuerdo haber leido artículos dónde todo esto ya se explicaba. De hecho, recuerdo que también decían que los nombres de los funcionarios son también públicos ya que salen en el BOE cuando son nombrados.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      13

  • Locomotoro Locomotoro 31/07/20 00:21

    Es increíble que, con la que está cayendo, este sea el problema de la derecho a española. Que pena de país. Que banda de ineptos. Que forma de gastar energía inútilmente. 
    Francamente me gustaría ver una propuesta seria y una crítica constructiva de cosas importante. Parecen niños malcriados a los que se les niega un capricho. Vergonzoso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    27

    • elosodefavila elosodefavila 01/08/20 09:56

      No os olvidéis del otro gran problema que tiene España, según el PP: "EL CASO DINA"

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • Dver Dver 01/08/20 19:37

        Me provocas una sonrisa. Gracias

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • MIglesias MIglesias 30/07/20 23:00

    La falta de una coma me ha hecho reirme un rato, por un momento hasta he pensado que Ayuso se estaba volviendo decente: "El consejero de Justicia, Interior y Víctimas del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Excomulgado Excomulgado 30/07/20 22:12

    Me parece perfecto que haya sidi el personal de la administración pública el que haya asesorado al ministerio, y el ministro el que haya tomado las decisiones en función de la información. Posiblemente hayamos tenido la suerte de estar gestionados por los mejores técnicos del pais. Gracias a Fernando Simón y su equipo, y gracias al ministro de Sanidad, señor Illa.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    43

Lo más...
 
Opinión