X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
investigación infoLibre

Los datos del Gobierno Ayuso revelan que 7.291 mayores murieron en Madrid en su residencia sin ser trasladados a un hospital

  • El 77% de los residentes que fallecieron en marzo y abril en geriátricos madrileños no fueron objeto de derivación hospitalaria
  • Estos datos demuestran hasta qué punto se aplicó el Protocolo del Gobierno Ayuso que excluía traslados a hospitales de enfermos que vivían en residencias
  • infoLibre publica los datos de los 110 centros con diez o más muertes y menos de un 20% de derivaciones
  • En nueve residencias fallecieron más de 70 mayores sin recibir atención hospitalaria
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 29/07/2020 a las 22:17 Actualizada el 29/07/2020 a las 22:22
Datos derivaciones residencias de Madrid

Listado de las residencias de Madrid con menos derivaciones hospitalarias.

El 18 de marzo, cuando la pandemia empezaba a desbocarse en Madrid, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso publicó un Protocolo que prohibía trasladar a hospitales a mayores que vivían en residencias si tenían un determinado nivel de dependencia o de deterioro cognitivo. Los datos oficiales del propio Gobierno madrileño, a los que ha tenido acceso infoLibre, demuestran ahora hasta qué punto se aplicó esa orden de exclusión: 7.291 residentes fallecieron en los geriátricos sin recibir previamente atención hospitalaria en marzo y abril, lo que supone el 77% del total de decesos registrados durante esos dos meses entre los residentes madrileños.

En circunstancias normales, siempre hay un porcentaje de mayores que fallecen en los geriátricos donde viven, pero muchísimo más reducido. La derivación al hospital de pacientes con enfermedades crónicas avanzadas puede crear complicaciones por el simple traslado o no tiene sentido someterles a técnicas médicas invasivas como una intubación porque no sobrevivirían. En todo caso, la decisión debe ser producto de una valoración médica individual teniendo en cuenta la situación clínica del enfermo, y no de una orden dictada por un Gobierno para su aplicación de forma generalizada tal y como ocurrió en Madrid.

En Cataluña, aunque no existió un Protocolo como el de Madrid, también se aplicó en la práctica la exclusión hospitalaria de residentes durante varias semanas. Este periódico ya desveló los datos de Cataluña: el 72% de los fallecidos (2.797 personas) en marzo y abril lo hizo en el propio centro.

Un periodista de infoLibre solicitó al Gobierno madrileño a principios de mayo, acogiéndose a la Ley de Transparencia, información sobre el número de decesos producidos en las residencias entre el 1 de marzo y el 30 de abril, desglosados por centro e indicando si la muerte se había producido en el hospital o en la propia residencia. La respuesta llegó este martes. Este periódico analizó ayer en un primer reportaje la hecatombe vivida en las residencias de la mayoría de los grandes grupos que dominan el sector residencial de Madrid, con cifras tan devastadoras como los 544 muertos en los centros de Orpea, el operador líder en la región. O el hecho de que cinco de esas empresas tuvieran una ratio de fallecidos en relación con las plazas gestionadas que supera los 15 puntos porcentuales; en concreto, un 17,6% Mensajeros de la Paz, un 17,0% Casablanca, un 16,8% Aralia, un 16,4% Vitalia Home y un 15,6% DomusVi.

La segunda entrega del análisis de los datos recibidos vía Transparencia está centrada en las derivaciones hospitalarias, objeto de una importante polémica desde finales de mayo, cuando infoLibre publicó de forma íntegra el Protocolo que establecía los criterios de exclusión. En un primer momento, la presidenta Ayuso y su consejero de Sanidad –Enrique Ruiz Escudero– se inventaron que ese documento era un mero “borrador”. Este periódico desveló entonces las cuatro versiones existentes de ese Protocolo, todas ellas firmadas digitalmente por un alto cargo de Sanidad –Carlos Mur–, y también todos los datos relevantes sobre el envío de dicho texto por correo electrónico a 18 altos cargos del Gobierno regional y a los gerentes y los directores médicos de hospitales madrileños para su aplicación.

La información de hoy, basada como todas las anteriores en datos y documentos oficiales del propio Gobierno Ayuso, cierra el círculo: el Protocolo se aprobó, el Protocolo se envió a las personas que tenían que encargarse de su puesta en práctica y el Protocolo se aplicó como demuestran las cifras de fallecimientos de mayores en las residencias sin recibir atención hospitalaria.

LAS 110 residencias más críticas

En los geriátricos madrileños fallecieron en marzo y abril, los dos meses en que la pandemia los azotó con fuerza, un total de 9.470 personas. De ellas, 5.795 lo hicieron con covid-19 confirmado o con síntomas compatibles con la enfermedad y los otros 3.675 sin que la causa del fallecimiento tuviera aparente relación con el virus.

El Protocolo de exclusión de la Comunidad de Madrid se debía aplicar a todos los enfermos que cumplieran una serie de criterios, tuvieran o no coronavirus. Entre ellos figuraban padecer un determinado nivel de dependencia y un grado avanzado de deterioro cognitivo, aspectos que no están directamente relacionados con la esperanza de vida de una persona, aunque sí con los medios que requiere su atención en un hospital.

De esos 9.470 residentes fallecidos, 7.291 perdieron la vida en el propio centro (77%) y 2.179 recibieron atención hospitalaria (23%). Hay que tener en cuenta que estas cifras abarcan los dos meses completos, pero el momento crítico en el sistema sanitario madrileño se vivió entre el 15 de marzo y el 15 de abril aproximadamente. Ahí fue cuando, según decenas de testimonios de familiares de residentes, se cerró casi por completo la posibilidad de los traslados. En otras palabras: en esas cuatro semanas el porcentaje estuvo necesariamente por encima del 77%, porque este dato incluye una primera quincena de marzo en la que no había colapso en los hospitales.

En Madrid están autorizadas para funcionar 475 residencias de mayores, aunque durante la pandemia estuvieron operativas 472. En esta información se analizan los 267 centros en los que se registraron como mínimo diez decesos. Pues bien, sólo en 17 el número de fallecidos en la residencia se quedó por debajo del 50%. En los otros 250 casos, fueron mayoría quienes murieron en el propio centro residencial.

En siete geriátricos, que sumaron 138 decesos, todos se produjeron sin traslado previo. En otros 33, el 90% o más de los residentes perdieron la vida sin llegar al hospital, situación que afectó a 1.205 mayores. En 70 más, esa cifra superó el 80% y los muertos sin atención hospitalaria fueron 2.414.

Las cifras no dejan lugar a dudas. En 110 geriátricos, casi uno de cada cuatro de toda la red, se cumplió una doble condición: fallecieron diez o más personas –el máximo son los 113 del centro Doctor González Bueno– y entre un 80 y un 100% de esos decesos se produjeron en la propia residencia.

A continuación, infoLibre publica un listado con los nombres y datos de esos 110 geriátricos.

Los datos de los grandes grupos

Las cifras son todas llamativas, teniendo en cuenta que estamos hablando de la pérdida de vidas humanas y en muchos casos de personas especialmente vulnerables, pero hay algún dato especialmente impactante: hay hasta nueve geriáticos en cuyas instalaciones fallecieron más de 70 mayores. Cinco de ellas son públicas y están gestionadas por la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS): Doctor González Bueno (95 decesos en el propio centro), Reina Sofía (87), Francisco de Vitoria (84), Nuestra Señora del Carmen (76) y Adolfo Suárez (71). Los otros cuatro son las residencias de Ballesol en Alcalá de Henares (84), la de Los Nogales en Hortaleza (81), la que gestiona Sanitas en Carabanchel (75) y la de Amavir en Valdebernardo (71).

En Madrid, como en el resto de comunidades, conviven geriátricos de tipología muy diversa. Hay 141 que tienen menos de 50 plazas autorizadas y 30 que cuentan con más de 250 camas, once de ellas públicas gestionadas por el AMAS. Un virus con la enorme capacidad de transmisión del covid-19 convirtió en verdaderas trampas mortales a esos macrocentros residenciales.

El análisis de los datos de derivaciones hospitalarias por grupos empresariales o entidades demuestra que en este tema las diferencias han sido pequeñas. En el caso de los 25 centros públicos que gestiona el AMAS, el 80,0% de los 992 fallecidos lo hicieron en sus propias instalaciones.

En cuanto a los doce principales grupos del sector, que cuentan con 136 geriátricos y 22.665 camas (el 43,3% del total), Casablanca es el que menos derivaciones realizó. El 87% de los 219 fallecidos en sus centros se quedó sin atención hospitalaria. Luego vienen otros siete grupos con porcentajes prácticamente idénticos: Aralia (80,6% de los 191 decesos sin derivación), Vitalia Home (80,1% de 196), Los Nogales (79,8% de 397), Sanitas (79,0% de 462), Mensajeros de la Paz (79,0% de 238), Orpea (78,9% de 930) y Amavir (78,7% de 828). 

Algo por detrás, aunque con diferencias mínimas se sitúan Ballesol (77,6% de las 371 muertes sin traslado hospitalario) y DomusVi ( 76,7% de 615). Cierran esta clasificación Albertia (72,1% de 201) y Caser (71,0% de 124).

En definitiva, en ninguno de los grandes grupos del sector la media bajó del 70% de fallecimientos en la propia residencia. Un fiel reflejo del colapso hospitalario y de la aplicación del Protocolo de exclusión de mayores aprobado, dictado y aplicado por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




23 Comentarios
  • Javier Dominguez Javier Dominguez 12/08/20 12:31

    NO VIENE LA RESIDENCIA CASA SOLAR.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pep48 pep48 02/08/20 19:45

    Eso son 7.291 asesinatos los que ha cometido esta sujeta, ahora veremos donde está la justicia, esto no se puede obviar, está claro como el agua.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • pobla pobla 31/07/20 12:15

    Ahora,donde esta la fiscalia para actuar de oficio contra la responsable de este olocausto. AYUSO,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Aserejé Aserejé 30/07/20 23:38

    Estupenda e interesante informacion, como todas las anteriores. Gracias Manuel Rico. Y q la iglesia no diga nada ante este genocidio, ni el PPodrido, tiene narices... eso si para oponerse a una muerte digna no les faltan palabrerias sin sentido y ofensivas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Juanojj Juanojj 30/07/20 18:56

    Madre mía! Es un auténtico genocidio. Un genocidio de nuestros padres y abuelos. Se tiene que estar muy mal de la cabeza para ordenar tal barbarie. No veo diferencia, salvo tal vez los 80 años que le separan con el holocausto nazi, haciéndolo más doloso. España no descansará en la serenidad y solvencia que da a los pueblos una democracia madura y consolidada, mientras no demostremos al mundo que somos capaces de respetar y venerar a los seres que nos dieron la vida, cuidaron nuestra infancia y soportaron nuestro desarrollo con amor y paciencia. Solo el CASTIGO justo en los tribunales a los culpables y la compensación ética y material a los mayores que sobrevivan a la ecatombe podría aligerar la vergüenza ante el mundo y la civilización humanistas. Gracias Infolibre. Gracias Manuel

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • MSNZ MSNZ 30/07/20 15:27

    Creo que la gran mayoría del pueblo español, esta pensando que cojones pinta D. Ignacio Jesús Aguado Crespo como vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

    Este individuo como se ha venido comprobando todo aquello que hace la “necia” de su presidenta, este la apoya en todo.

    Se supone que en un 99% del pueblo español se hace la siguiente pregunta, ¿qué cojones pinta la Sra. Arrimadas, presidenta de Ciudadanos, que no llama al orden a Ignacio Jesús Aguado, o es que está también está de acuerdo con las decisiones que esta toma?

    Sra. Arrimadas: Ahora es el momento crucial de presentar una moción de censura sobre la incompetente Ayuso, también pienso que dicha moción saldría a delante, y así extirpa el cáncer que hoy en día están sufriendo todos los madrileños.

    Si tomase alguna decisión al respecto, en el próximo sondeo del CIS presidenta, su formación severa cada más favorecida en la intención del voto, en la ultima encuesta, se abra usted sorprendido.

    El resultado en las elecciones de noviembre del 2019, Ciudadanos obtuvo un 6,8, y en este ultimo realizado en julio del 2020, el resultado ya va siendo más satisfactorio al obtener un 8,8, es decir dos puntos más. Por lo que si sigue en esta dinámica los resultados serian más beneficiosos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 30/07/20 13:56

    Lo que más me avergüenza es el silencio de los partidos que no están en el gobierno de la Comunidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • Kalima Kalima 02/08/20 12:19

      Estaría bien aprobar una exención para no cobrar impuesto de sucesiones y demás a las familias de las víctimas. El cuidado y la proporción de dignidad en los últimos años de la vida, actualmente es negocio y/o gestión o, para aquellas familias que no pueden o quieren meter a sus mayores en residencias, un drama doméstico olvidado.
      Creo que aún no se ha normalizado que la seguridad, justicia, educación y sanidad pública debe ser rentable o sostenible; pero con la atención socio sanitaria ha pasado y, cada uno en su medida, pero somos responsables todos. A ver si se aprovecha este drama. Gracias por la labor del periódico, sois indispensables.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • elcapitantan elcapitantan 30/07/20 13:16

    En este pais hay demasiadas mierdas

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Pepa Rosado Pepa Rosado 30/07/20 12:24

    Gran esfuerzo periodístico el realizado por Manuel Rico, y ya van unos pocos, es de agradecer. Ya se que esta catástrofe ha pasado en todas las comunidades autónomas (en algunas más que en otras, pero en todas) aun así  lo de Madrid es espeluznante. Lo de las privadas ya tal, pero lo de las públicas es que me hierve la sangre, sobre todo por el papelón de la presidenta, ha sido, es y será una vacilona que no dudó en mudarse a un apartamento de lujo mientras "abandonaba" a miles de ancianos a su suerte. Y me pregunto ¿no había sitio en IFEMA para trasladar a estos ancianos? ¿los centros-hospitales privados no podrían haber acogido a enfermos, ya se les habría pagado, como se pagará IFEMA, los videos de un  tal ¿Minuesa? y tantas chorradas varias? En fin, todo muy ruin y que nos debería hacer pensar. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Edgar48 Edgar48 30/07/20 11:56

    Bueno, Bueno, un gran articulo, currado y revelador que acentúa y confirma artículos anteriores. 
    Visto con la distancia necesaria, me resulta atronador el silencio de la Jerarquía Eclesiástica Española, la Conferencia Episcopal, tan activa en otras ocasiones cuando el color gobernante es otro. ¿Será porque el mas que posible genocidio ha sido perpetrado por acolitos a sus ideas fieles a misa de 12 los domingos?
    Pero el 5° mandamiento de la ley de su Dios, sigue diciendo: NO MATARAS. Sin discriminar si la muerte es conseguida por omisión o de forma activa.
    Hay que ver lo que ilustra, fija y aclara una pandemia...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8



 
Opinión