X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El futuro de Cataluña

"Si nos cuesta el Gobierno, también habrá merecido la pena: tenemos que hacer algo con Cataluña"

  • Más allá de los barones críticos, la mayoría de los dirigentes del PSOE con los que ha hablado infoLibre respaldan los indultos a los condenados por el procés pero echan en falta una tarea de explicación al conjunto de la sociedad
  • Fuentes de Moncloa muy cercanas a Sánchez están seguras de que la explicación del gesto de “concordia” surtirá efecto, por lo que sería una “barbaridad” pensar que podría tener un coste político tan alto que no maneja el equipo más cercano al presidente
  • Tanto los socialistas como Unidas Podemos están decididos a desoír al Tribunal Supremo: ha pasado el tiempo de los jueces y empieza el de la política
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo clic aquí. La información que recibes depende de ti

Fernando Varela | José Enrique Monrosi
Publicada el 30/05/2021 a las 06:00 Actualizada el 30/05/2021 a las 13:57
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada este miércoles a un acto en Madrid.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada este miércoles a un acto en Madrid.

Efe

Pedro Sánchez no va a cambiar de opinión. La decisión de abrir un nuevo tiempo en Cataluña que contribuya a desactivar el conflicto político entre independentistas y no independentistas es firme. Y el presidente, con el respaldo del PSC, de su núcleo más próximo en el PSOE y el apoyo de su Gobierno —lo que incluye a Unidas Podemos— se dispone a indultar en las próximas semanas a los dirigentes políticos y sociales catalanes condenados por su participación en la declaración unilateral de independencia de Cataluña en octubre de 2017.

Lo hará, según fuentes de Moncloa, consciente de que viene tiempos “complicadísimos”, porque la derecha se va a movilizar a fondo para tratar de desacreditar la decisión y porque existe un riesgo cierto de que el Tribunal Supremo acabe anulando la medida. PP, Vox y Cs ya han anunciado que la recurrirán.

“Si nos cuesta el Gobierno, también habrá merecido la pena: tenemos que hacer algo con Cataluña”, resume una fuente del Gobierno. “No puede haber venganza sino la normalización de las relaciones. El paso que está dando el presidente es muy valiente y muestra una enorme normalización”.

 

Fuentes de Moncloa muy cercanas al presidente del Gobierno están seguras, por contra, de que el Ejecutivo no está en riesgo por la concesión de indultos. Sería una “barbaridad”, señalan, que no se concibe en el equipo más cercano a Sánchez, decidido a explicar con firmeza un gesto de “concordia”.

A favor de los indultos está la mayoría del PSOE, también de sus barones. Aunque con muchos matices. Son muchos los dirigentes y cargos públicos socialistas que entienden la necesidad de dar ese paso, pero una parte de ellos echan en falta un debate dentro del partido y una estrategia de comunicación eficaz para explicarlos. Casi todos lamentan, además, que el independentismo no esté “ayudando”. Aunque el nuevo president de la Generalitat, el republicano Pere Aragonès, fue investido defendiendo que su ruta hacia la independencia pasa por “un referéndum acordado”, lo que significa que no está en su horizonte repetir ningún intento de declaración unilateral, son muchas más las voces que insisten en la voluntad de repetir un choque institucional. Especialmente por parte de Junts —el partido que controla Carles Puigdemont—y de la CUP.

El coste que la medida de gracia va a tener para el PSOE es “salvaje”, en opinión de una de las fuentes de Moncloa consultadas por infoLibre. Porque no todos los votantes socialistas “entienden la diversidad política de España”. Es el caso de Andalucía, Extremadura o Castilla-La Mancha.

Los barones más críticos con Sánchez ya han dejado clara su discrepancia. Lo han hecho Javier Lambán, presidente de Aragón; Emiliano García-Page, su homólogo en Castilla-La Mancha; y Guillermo Fernández Vara, jefe del Gobierno extremeño. Y lo piensa, aunque no lo haya dicho todavía, Susana Díaz, embarcada estos días en las primarias que decidirán la candidatura del PSOE a la presidencia andaluza en las elecciones que celebrará esa comunidad como muy tarde a finales del año que viene. A ellos se ha sumado también el expresidente Felipe González, a pesar de que en abril de 2018 se había mostrado a favor:

En Moncloa ya han pasado a la ofensiva. Quieren plantear la decisión como un “ejercicio de sentido político y de Estado, una decisión valiente” que nada tiene que ver con la precaria mayoría del Gobierno en el Congreso y que obedece exclusivamente a su voluntad de crear un clima político que haga posible la reconstrucción de la convivencia política en Cataluña.

Argumentario socialista

En Ferraz también se han puesto manos a la obra. Los principales dirigentes de la Ejecutiva Federal del PSOE se están movilizando para hacer ver la necesidad de “sanar heridas”, ser “valientes” y trabajar por “el bien común por encima del bien propio”

“España necesita sanar heridas. Necesita estabilidad, confianza y diálogo. Y ese es el compromiso del Gobierno y el Partido Socialista Obrero Español”, escribió en Twitter Adriana Lastra, la número dos del partido. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, la secundó: “Para alcanzar sueños que parecen imposibles se requiere determinación, capacidad de asumir riesgos y voluntad de entendimiento”. “Nuestro empeño es una Cataluña libre de fracturas: plena confianza y apoyo a Pedro Sánchez. El PSOE ha ganado ya otras batallas, mantengamos la unidad” pidió.

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, dejó clara la voluntad del Ejecutivo de “intentar por todos los medios tomar decisiones que ayuden”. Ya no se trata de un “debate jurídico” sino de una cuestión política “que decide” el Ejecutivo, subrayó.

Es exactamente el argumento que están trasladando sus socios en el Gobierno. Fuentes de Unidas Podemos sostienen que el informe del Supremo contrario a los indultos “pone punto y final al tiempo de los jueces y abre de una vez por todas el tiempo de la política”. Este Gobierno no puede tener “complejo de inferioridad ante una derecha que lo único que propone es venganza”. En la investidura, recuerdan, “Pablo Iglesias dijo algo muy relevante: ‘La derecha no va a juzgar a este gobierno por lo que haga, sino por lo que son”.

Lo que está en juego, sostienen los morados, “no es el Gobierno del Estado, sino la desconexión de una parte muy grande de la sociedad —especialmente la catalana— si no se van cumpliendo aquellos compromisos” por los que se invistió a Pedro Sánchez. El Gobierno “tiene que tomar la iniciativa” y “los indultos son un buen primer paso. Es una condición imprescindible para abrir una nueva etapa en la cual la política recupere su protagonismo”.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, sigue la misma línea argumental. “Ahora es el tiempo de la política”. “El tiempo de la Justicia fue, y la respetamos, pero ahora es el tiempo de la política porque este es un conflicto de naturaleza política que debe tener una solución política y para eso sí que ayuda que el Gobierno promueva los indultos”.

Un dirigente socialista de la época de José Luis Rodríguez Zapatero con el que ha hablado infoLibre respalda las intenciones de Sánchez, igual que el expresidente. En Cataluña hay que “rebajar la tensión y “buscar un punto de encuentro. Y el punto de partida es resolver el tema de los indultos”. Se puede perder el Gobierno por este asunto o por cualquier oro, pero entretanto “lo que queremos es desactivar el conflicto, no mantenerlo vivo”. 

Y resta importancia a la ofensiva de la derecha y a los barones críticos. De un lado, sentencia, “ya sabemos que con la derecha no se puede contar para nada”. Y “siempre hubo fuego amigo”, recuerda en referencia a Lambán, Page y Vara. “También en el tema de ETA”, en referencia a las dificultades que afrontó Zapatero para tratar de poner fin a la banda terrorista. “Siempre son los mismos”. Se quejan, pero “nunca ponen encima de la mesa una propuesta para arreglar las cosas”.

No hay plan alternativo

En eso insisten muchos otros interlocutores. Si no se favorecen el diálogo y la convivencia, pregunta uno de ellos, “¿cuál es el plan para solucionar el problema? ¿La porra todo el rato? Hay que pensar en la mejora de la convivencia y en el bienestar de las personas”.

Este tema, concluye el antiguo dirigente de la época de Zapatero, “hay que afrontarlo en algún momento. Porque no va a desaparecer. O haces algo o nada pasará”. Eso sí, advierte: “Hay que explicarlo”. Y no repetir el error de enredarse en debates internos en lugar de explicar las cosas a la sociedad, como ocurrió con el diálogo con ETA. “Al final”, recuerda, “se acabó con ETA y no se rompió España ni se entregó Navarra”, como la derecha aseguraba que iba a ocurrir. “Hay que hacerlo, pero también hay que explicarlo”, concluye.

Ese es uno de los problemas. Porque el hecho de que la decisión se haya tomado sin contar con el partido ha decepcionado incluso a los dirigentes del PSOE que, en principio, apoyan los indultos. En la Ejecutiva Federal este asunto ni siquiera se ha mencionado. “Es “lamentable”, reconocen a infoLibre dos de sus miembros.

El president valenciano, Ximo Puig, respalda sin reservas a Sánchez en este asunto, pero eso no le impide pedir que el debate de los indultos se acometa también en el PSOE. Y con todos los ciudadanos, porque es “una conversación pendiente dentro de la sociedad española”. Hace falta pedagogía, defiende, porque “hay mucha gente con buena voluntad que no lo entiende y puede pensar que se está subvirtiendo la Constitución, cuando es todo lo contrario”.

Odón Elorza, diputado por Gipuzkoa, dejó claras sus dudas en Twitter. “Los indultos del procés”, escribió, “son una decisión controvertida. A Sánchez no le darían votos sino problemas” porque “no puede haber dudas” sobre si los indultados volverán a quebrantar la ley y no tiene constancia de que vaya a ser así. La medida de gracia, si finalmente se produce, tiene “muchos riesgos para el presidente”, advierte, “a la vista de la polarización de la sociedad y la crispación que agitan las derechas. Y solo actuando desde la responsabilidad de Estado y la transparencia política se podrá avanzar y moderar el conflicto”

Por eso defiende que Sánchez explique los indultos “con claridad en el Congreso”. Y que los “interesados” colaboren “en normalizar la vida política” no despreciándola medida.

Esa es una de las preocupaciones que más repiten los dirigentes y cargos socialistas con los que ha hablado infoLibre. “Los más interesados no están haciendo nada por facilitar” las cosas. “Debería haber una actitud más respetuosa y menos provocadora” por parte del independentismo, se queja uno de ellos. Siguen “dando a entender que lo volverán a hacer. Una cosa es que no quieran desistir de sus objetivos” y otra muy distinta “dar a entender que tienen voluntad de volver a poner en cuestión el Estado”. Si toma la decisión, “el presidente sabrá si después habrá agua en la piscina”.

Lo que nadie cree es que, como busca el PP estos días, este asunto vaya a quebrar la unidad del PSOE. Pero sí hay quien señala que la mejor manera de luchar contra el “estado de confusión y de malestar” que hay entre algunos dirigentes sería explicar “los argumentos, los porqués, con valentía y transparencia”.

La estrategia del PSC

En el PSC están en sintonía total con Sánchez. Los indultos, defiende un diputado de este partido, son “una estrategia del PSC”, no del independentismo. Ellos quieren amnistía, recuerda. Y los socialistas no están de acuerdo. Se trata de “desactivar el conflicto y de recuperar la normalidad”, no de favorecer la “impunidad”. “Nosotros lo que queremos es quitarles el único argumento que les queda”.

No es casualidad que el primero en hablar de los indultos como una contribución indispensable a la distensión política en Cataluña fue el hoy ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, cuando era candidato a la Presidencia de la Generalitat por el PSC en las elecciones de diciembre 2017, las que convocó Mariano Rajoy al amparo del artículo 155. Desde entonces, de forma más o menos explícita, ha formado parte del debate político y se ha integrado en el arsenal que los socialistas han ido acumulando para tratar de resolver el conflicto con el independentismo catalán.

La estrategia del propio Pedro Sánchez en esta materia siempre ha ido de la mano de Iceta y del PSC. De hecho, su defensa del diálogo con los partidos independentistas está en parte en el origen de la operación de derribo que en 2016 provocó su defenestración como secretario general del PSOE. Y fue una de las ideas sobre las que construyó su victoria en las primarias que le permitieron recuperar el control del partido ya sin tener que rendir cuentas a la vieja guardia.

El referéndum de 1 de octubre y el 155 le obligaron a demorar la búsqueda de una solución negociada pero la apuesta de Sánchez por el diálogo no es de ahora. Aunque sea ahora cuando tiene la oportunidad de llevarla a la práctica.

El mismo parlamentario del PSC con el que ha conversado infoLibre resta importancia a la ofensiva de la derecha. Si lo hicieron cuando se produjo la negociación para acabar con ETA, ¿cómo no lo van a hacer cuando de lo que se trata es de acabar con el conflicto independentista?”, se pregunta. “Para ellos cualquier solución a los problemas que hay en España y que permita la convivencia les parece mal”. Así que no tiene miedo a las inclemencias electorales: “El desgaste que tenga que darse ya se ha producido”, porque la derecha lleva años en el mismo argumento.

“¿Dentro de dos años y medio?” ¿Recuerdas dónde estábamos hace dos años y medio?”, pregunta una de las fuentes de Moncloa consultadas para esta información. “Llevábamos seis meses en el Gobierno, gobernábamos en solitario con 85 diputados y no se habían producido las dos elecciones generales de 2019. Dos años y medio es mucho tiempo y tiempo es lo que necesita esta decisión”.

No todo el mundo piensa igual. Y aunque falta mucho para las generales hay mucho vértigo. Los indultos “pueden activar aún más a la derecha. Y reforzar a Vox”, señala un senador socialista. Así que, sobre lo que no hay dudas, es acerca de la voluntad de Sánchez de agotar la legislatura hasta finales de 2023. La recuperación económica, piensa todo el mundo en el PSOE y en Moncloa, será su gran baza.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




136 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 31/05/21 17:14

    "Tenemos que hacer algo con Cataluña" es un ejemplo inmejorable de silogismo político. Como es bien conocido, el silogismo político se articula así:

    Premisa mayor: Hay que hacer algo
    Premisa menor: Esto es algo
    Conclusión: Hay que hacer esto

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Ewald Tragy Ewald Tragy 31/05/21 13:37

    El primer paso, el indulto. Luego ya veremos si lo toman, y seguir tranquilos hablando. Harto estoy de las banderitas y los lacitos que solo tienen valor sentimental

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • por siempre por siempre 31/05/21 10:52

    Si la derecha piensa que la solución de Cataluña es MANDAR A LA POLICIA, G CIVIL Y EJERCITO, eso se llama entrar en GUERRA, donde todos salimos perjudicados, aquí solo cabe el DIALOGO y el ENTENDIMIENTO, si el gobierno tiene que asumir un coste electoral, pues se asume, pero primero están los ciudadanos, aquí no vale eso de ( dejemos que ESPAÑA se hunda que ya la levantaremos nosotros, Sr Montoro, se acuerdan) y es que además el tema del indulto no es nuevo ahora ya que otros gobiernos socialistas y del partido popular también lo hicieron y algunos en peor situación que ahora ( cuando la banda terrorista no había dejado de matar) sigo diciendo lo mismo la HIPOCRESIA es peor que el covid-19 y por lo que estoy viendo todavía no hay vacuna, una pena.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • pep48 pep48 31/05/21 10:49

    La convivencia tiene que ganar a la crispación, no se puede estar viviendo siempre con el odio de esta extrema derecha heredera del franquismo, que nunca ha asumido la democracia de este país. Ese es el verdadero problema que sufrimos los españoles, hay que desterrar a los que odian y solo quieren imponer sus ideas fascistas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Cabuérniga Cabuérniga 31/05/21 10:19

    Estas frases se llama GOBERNAR, algo que el PP, como en tantas otras ocasiones, no ha hecho ni en Cataluña ni en el resto del paÍs. Nadie ha hecho nunca tantos independentistas como el PP. Ellos indultaron en casos aun más sangrantes, pero el PSOE no puede indultar, ellos gestionaron de manera nefasta (Prestige, Yak 42, Guerra de Irak, autorÍa del atentado islámico...etc) pero ahora, sin propuésta alguna, atacan cualquier planteamiento que haga el gobierno. Este partido es imposible y muy negativo para vivir en democracia. Habría que preguntarle a Casado quien es el que tiene ansia de poder algo de lo que tanto acusa a Sánchez. Yo lo tengo claro: No me dejo llevar por las continuas campañas de propaganda vacia y prefiero un gobierno que no para de proponer alternativas, de solucionar problemas endémicos en España, como la eutanasia, los restos de Franco,..etc, a los que nadie antes se había atrevido. OSEA, QUE CON MI VOTO, AL MENOS, LO VA A TENER CRUDO EL PPVOX

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Dublin Dublin 31/05/21 08:54

    ¨España, una, grande y libre¨ por la gracia de dios y del que dejo todo atado y bien atado, pero sobre todo porque así lo quieren y van a poner en marcha todo su arsenal de patrañas para conseguir su único objetivo, que el gobierno ceda a sus deseos de poder y convoque elecciones que ellos han decidido que ganarán, porque para eso tontos motivados en este país no les faltan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • fergalaxio fergalaxio 30/05/21 22:19

    No merece la pena indultar a los independentistas. Ellos no van a hacer ningún gesto por la concordia. Siguen con su tema.

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    3

  • JCFR JCFR 30/05/21 21:47

    He leído la mayoría de los comentarios del Sr. Basanta y me parecen que podrían servir como argumentario al Gobierno de Coalición.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 31/05/21 16:48

      Le agradezco su comentario. Pero lo que expreso y lo que creo no puede ser un argumentario de un gobierno, sino entre nosotros, los progresistas de izquierda o también en argumentaros internos, en argumentos de analistas politicos, de militantes de las bases, y de progresistas en general ¿Por qué? Un gobierno no puede puede decir como argumentarlo que el indulto debilita al secesionismo o que es mejor indultarlos ahora a que salgan en meses poco a poco y sin indulto. Porque por un lado quita la visión politica del indulto y por otra parte parece que se hace el perdedor contra el argumentario del PP. La fortaleza del indulto es restar poder político tanto al secesionismo como capacidad de chantaje al PP. Pero no hay que explicitarlo las dos cosas porque le resta fortaleza politica al gobierno: parecen de acomplejados. Eso está bien para entender lo que se habla en los gabinetes politicos y se trabaja con ello pero sin explicitarlo. Esos argumentos y otros mas (no intento conocer toda la politica) nos sirven para entender las contradicciones políticas en las que se mueve cualquiera y que hay que intentar maximizar las acciones políticas del Gobierno en aras a la convivencia y a un cierto equilibrio territorial y minimizar las críticas de la oposición, ya sean las criticas extremas y demagógicas del PP o del secesionismo irredento e intolerante.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • GRINGO GRINGO 30/05/21 19:39

    "Pedro Sánchez no va a cambiar de opinión", esto si que merece un titular....

    El recordatorio del SMR (FG), que lo publiquen todas las TV's y Radios de éste país, a ver si tienen cojones !!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    8

    • Arkiloco Arkiloco 30/05/21 19:46

      Si te parece Gringo y ya que habeís aparecido para tratar la cuestión más importante y digna de subrayarse en este asunto, podemos cambiar la discusión y dedicarnos a los "cambios". Tu relatas los de Sánchez y yo te propocionaré una buena lista de "volantazos". Algunos son más que "volantazos" y como diría Miglesias son cambios de paradigma. Hay que ser necios y sectarios para dedicarse a esto.

      Responder

      Denunciar comentario

      14

      5

  • isachampman isachampman 30/05/21 19:33

    Estos señores están en la cárcel, después de haber sido juzgados con todas las garantías legales y condenados por sentencia judicial. Como cualquier delincuente de cualquier Estado democrático.
    Dicho lo cual, si los quieren indultar, que los indulten, como si les ponen una estatua en los jardines de la Moncloa, pero, por favor, dejar ya el temita de la venganza, que da coces de burro al código penal.

    Responder

    Denunciar comentario

    13

    4



 
Opinión