Elecciones 20-D

25 semejanzas entre los programas de Podemos e IU... y siete diferencias

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, durante su reunión en la sede de Podemos, este 24 de junio de 2015 en Madrid.

"La UCD del presente". Esas fueron las palabras que utilizó el pasado lunes el candidato de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, para referirse a Podemos, un partido con el que hace unos meses trataba de confluir en una candidatura conjunta para las elecciones generales. No es el único dardo que ha lanzado en los últimos días Garzón a la formación de Pablo Iglesias, a la que también ha acusado de querer parecerse a Ciudadanos por motivos electorales.

Pero, pese a todos estos desencuentros verbales, los programas de IU y Podemos se parecen mucho en varios puntos fundamentales, y sus diferencias en temas como educación, sanidad, vivienda, mercado laboral o reforma fiscal son más de matiz y discurso que propositivas. El documento de propuestas programáticas de IU, que sirvió como base para elaborar el programa final de IU-Unidad Popular, es más concreto en las propuestas e incluso tiene algunos párrafos idénticos al programa de Podemos.

La diferencia más clara entre ambos partidos, sin duda, se da en la posición de ambos partidos ante la Constitución: Podemos ya no plantea reelaborarla, sino reformar la Carta Magna del 78, mientras IU-Unidad Popular quiere reemplazarla por una nueva. Además, la OTAN o la reestructuración de la deuda separan a unas formaciones que, en cualquier caso, concurren unidas en Cataluña y Galicia dentro de las coaliciones En Comú Podem y En Marea.

Semejanzas

Educación

1. Universalización de la educación de 0 a 3 años. IU plantea entre sus propuestas crear "plazas públicas" suficientes para los niños más pequeños. Podemos es igualmente claro, aunque amplía el rango: la educación de 0 a 6 años debe de ser "universal y gratuita".

2. Supresión paulatina de la educación concertada. Uno de los temas que más controversia dialéctica ha generado entre los candidatos es qué hacer con los centros concertados. Sin embargo, sus propuestas no están tan lejos, ya que ambos plantean potenciar el sistema público y reducir progresivamente los conciertos, si bien es verdad que los métodos son diferentes: mientras IU-Unidad Popular apuesta por "la integración voluntaria y negociada de los centros privados concertados en una red única de centros públicos" y por una "moratoria" de los conciertos educativos, el método de Podemos pasa por "paliar las insuficiencias" del sistema educativo público aumentando su financiación a costa de los centros concertados, que sólo recibirán fondos públicos cuando sea "necesario" por la "insuficiencia" de la oferta pública. 

3. Aumento presupuestario hasta alcanzar el 7% del PIB. En este planteamiento, los programas de IU-Unidad Popular y Podemos coinciden hasta en la cifra: ambos abogan por elevar progresivamente el gasto público en educación hasta esa cifra. El partido de Iglesias sostiene que su objetivo es gastar "al final de 2020" 13.700 millones de euros y "a largo plazo" alcanzar los 15.600 millones, "lo que nos situaría en la actual media de gasto de los países de la OCDE, con un 5,6% del PIB".

4.- La religión, fuera de las aulas. El laicismo en el sistema educativo es otra de las banderas compartidas por Podemos e IU. "Las creencias religiosas forman parte de la intimidad de cada persona", se limita a afirmar la candidatura de Iglesias, mientras IU es más contundente a nivel retórico y plantea que "cualquier religión, incluidos sus actos o símbolos, quedará fuera de los centros educativos públicos y las aulas, sin perjuicio de la libertad individual a portar símbolos religiosos".

5. Disminución de la ratio profesor/alumno. Tanto IU como Podemos proponen aumentar el número de profesores para hacer grupos más pequeños. "Abogaremos por la disminución de la ratio de alumnado por aula para volver a la situación anterior al 2008, con máximos de 8, 12 o 16 alumnos y alumnas en primer ciclo" que abarca los cursos de 3, 4 y 5 años, respectivamente, "y con un máximo de 20 alumnos y alumnas en segundo ciclo", que incluyen las etapas primaria y secundaria, explica Podemos. Exactamente la misma ratio propone IU-Unidad Popular en su programa para enseñanza primaria y secundaria.

Vivienda

6. Dación en pago retroactiva. Una de las principales reivindicaciones de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que los deudores que no puedan hacer frente al pago de su hipoteca puedan entregar su vivienda para saldar la deuda, está incluida en ambos programas. Además, al tener carácter retroactivo, se aplicaría a hipotecas firmadas con anterioridad a la aprobación de la norma.

7. Los desahucios a personas vulnerables sin garantizar su realojo, prohibidos. Esta propuesta también es parecida en los programas de Podemos e IU-Unidad Popular. "En ningún caso se podrá realizar el desalojo o desahucio de personas en situación de vulnerabilidad, ya sea por impago de alquiler u ocupación en precario motivada por la falta de vivienda, sin que la administración competente garantice un realojo adecuado", señala Podemos con exactamente la misma redacción que incluye IU dentro de su documento de propuestas programáticas, que sirvieron como base para el programa de IU-Unidad Popular. La candidatura de Garzón plantea la "prohibición del embargo de la vivienda habitual, tanto de los titulares hipotecarios como de los avaladores para exigir su responsabilidad".

8. Límites para el precio del alquiler social. Ambos programas recogen la figura del alquiler social como una medida para paliar la situación de familias desahuciadas o que corren el riesgo de serlo. Y tanto Podemos como IU-Unidad Popular establecen que este arrendamiento no podrá costar a la familia realojada más del una fracción de sus ingresos mensuales –un 30% en el caso de Podemos y un 25% en el de IU–, aunque con algunas puntualizaciones: ambas fuerzas señalan explícitamente que este precio deberá incluir los "suministros básicos" y Podemos también afirma "se tendrá en cuenta la delimitación del número de miembros de la unidad familiar" para reducir, en su caso, el precio. IU, por su parte, sitúa el umbral máximo en el 10% de los ingresos para las familias que tengan una renta inferior al salario mínimo.

9. Suministros básicos garantizados. Agua, luz y gas tienen que llegar a todos los hogares, puedan o no pagar el precio de mercado, sostienen los programas de IU-Unidad Popular y Podemos. "El pago de los suministros básicos para las familias en dicha situación se hará de acuerdo con la capacidad adquisitiva de la unidad familiar", explica el partido de Pablo Iglesias, que asegura que la parte que no puedan sufragar las familias será asumida "por las empresas suministradoras".

10. Aumento del parque público de viviendas a costa de los bancos. Ambos programas hacen hincapié en la necesidad de ampliar el número de viviendas en manos del Estado, y también coinciden en que los pisos vacíos en manos de los bancos deben entrar en este circuito. IU y Podemos plantean movilizar los pisos vacíos en manos de "entidades financieras y filiales inmobiliarias, fondos buitre y entidades de gestión de activos".

Empleo

11. Aumento del salario mínimo. Quizá esta sea una de las propuestas con mayores diferencias entre IU y Podemos a nivel cuantitativo, ya que ambas formaciones plantean elevar el salario mínimo, pero no en la misma proporción. Para Podemos, la primera mitad de la legislatura debería servir para situarlo en 800 euros, mientras que al final del mandato la cuantía tendría que haber sido elevada hasta los 950 euros. El programa de IU-Unidad Popular plantea, por su parte, subirlo de forma "progresiva" hasta los 1.100 euros.

12. Igualar los permisos de paternidad a los de maternidad. Ambos progenitores, según los programas de ambos partidos, deberían contar con las mismas semanas de permiso cuando tengan un hijo. Estos permisos, además, serían intransferibles y los que los disfruten tendrían derecho a cobrar su salario completo.

13. Jornada laboral de 35 horas. Ambas formaciones apuestan por reducir cinco horas la actual semana laboral, aunque con pequeñas diferencias entre ambas propuestas: IU no señala ningún plazo para la aplicación de esta medida, mientras Podemos admite que su implantación sería "progresiva". En este sentido, la candidatura de Garzón plantea un programa de compensaciones económicas "a las empresas menores de 20 trabajadores que establezcan" este tipo de jornadas, así como penalizar las horas extra.

14. Jubilación a los 65 años. Tanto Garzón como Iglesias abogan por derogar el aumento de la edad de jubilación llevada a cabo por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y volver al retiro a los 65 años. El programa de IU, además, señala que la edad "voluntaria" de jubilación se situará en los 60 años, "con tendencia decreciente de la edad mínima".

Economía15. Creación de una banca pública.

Los dos partidos tienen claro que la mejor forma de que fluya el crédito a pymes, autónomos y particulares es, a su juicio, establecer una banca pública. Y para ello, su receta es la misma: aprovechar las inyecciones de liquidez realizadas por el Estado en bancos como Bankia o el Banco Mare Nostrum, actualmente nacionalizados, y no privatizarlos una vez saneados.

16. Renta garantizada. IU-Unidad Popular y Podemos coinciden en poner en marcha una ayuda para personas con bajos ingresos. Ambas candidaturas, sin embargo, difieren ligeramente en las cifras que ofrecen: Podemos plantea asistir a las familias "con ingresos por debajo del umbral de la pobreza", que según el INE se sitúa en 7.961 euros al año para los hogares unipersonales, mientras IU contempla que los beneficiarios de la subvención sean las familias que cobren, como mucho, 6.358 euros anuales –el 70% del salario mínimo–.

Las cuantías a entregar tampoco coinciden. Podemos –cuya medida plantea integrar en la renta garantizada el resto de prestaciones sociales que supongan un ingreso inferior a ésta– la establece en "600 euros mensuales para las unidades de convivencia de un sólo miembro", y propone aumentarla pregresivamente en familias más grandes hasta un máximo de 1.290 euros. IU, por su parte, plantea que la renta a percibir sea al menos el 70% del salario mínimo, lo que supone una cantidad de 529,9 euros al mes.

17. Reformar el IRPF. La reforma fiscal es una de las claves de los programas de Alberto Garzón y Pablo Iglesias, y ambos hacen referencia al impuesto más importante del sistema impositivo español: el que grava la renta. Sus propuestas son coincidentes en aspectos como la necesidad de gravar en una tarifa única las rentas del trabajo y el capital, la eliminación de las deducciones "de carácter más regresivo" –en palabras de Podemos– o la subida impositiva a las rentas más altas.

En las cantidades es en lo que ambas fuerzas discrepan: IU-Unidad Popular no concreta en su programa, pero en sus propuestas programáticas –que se pusieron en común con el resto de fuerzas que componen la coalición–, IU aboga por hacer permanente el decreto que aprobó el Gobierno a finales de 2011, que establecía un "gravamen complementario" para el IRPF que afectaba especialmente a las rentas más altas –quienes cobraron por encima de 300.000 euros vieron incrementado el tipo hasta el 52%, por ejemplo–, mientras Podemos aboga por crear nuevos tramos por encima del que actualmente es más alto –el 47% para rentas superiores a los 60.000 euros– con la intención de "alcanzar un tipo marginal del 55% para rentas superiores a 300.000 euros–.

18. Revisar el IVA. En cuanto al principal impuesto indirecto, la estrategia de Podemos e IU-Unidad Popular es prácticamente calcada: ambos apuestan por dejar los tipos tal y como están, pero aumentar el número de productos básicos que se encuadran en el superreducido, con un gravamen del 4%. Además, el programa del partido de Iglesias plantrea aplicar "el tipo reducido del 10 % a todos los suministros básicos (calefacción, gas, electricidad) a los que se les aplique el tipo general del 21 % en este momento". Las dos organizaciones, igualmente, quieren crear un tipo para productos de lujo, aunque las cifras difieren: mientras Podemos aboga por un tipo del 25%, IU habla de forma inconcreta de "elevar" el impuesto a los "bienes suntuarios".

19. Implantar la tasa Tobin.tasa Tobin El impuesto a las transacciones financieras es otra de las propuestas coincidentes de IU y Podemos, que plantean establecer este gravamen a escala nacional con vistas a que sea sustituido en el futuro por una tasa europea. "Nos comprometemos a que, como mínimo, España sea pionera en la implantación del acuerdo alcanzado en 2012 por once países de la UE, que consiste en aplicar un impuesto del 0,1 % sobre la compra y la venta de acciones y bonos, y otro del 0,01 % sobre los productos derivados", explica el partido de Iglesias.

20. Limitar las deducciones en el impuesto de sociedades.

Las dos formaciones proponen reducir las exenciones de las que se benefician las empresas para acercar los tipos nominales a los reales en el impuesto de sociedades. De igual forma, Podemos plantea "un impuesto mínimo para las grandes empresas", aunque no especifica el tipo mínimo, mientras IU se suma. El programa electoral no da cifras concretas, aunque las propuestas programáticas de la federación sí concretan: quienes tienen un tipo legal del 30% no podrían tributar "menos del 24% de la base imponible", y quienes tienen un tipo del 25% no podrían bajar del 17% en la tasa real a pagar.

Sanidad

21. Aumentar la financiación de la sanidad pública.

En este sentido, hasta las cifras que plantean Podemos e IU son muy similares: la candidatura de Alberto Garzón habla de elevar el gasto un punto del PIB hasta destinar el 6,9% a la sanidad pública, mientras que la de Pablo Iglesias aboga por "recuperar durante el primer año de legislatura los niveles de dotación previos a 2012". Según la OCDE, el gasto público en esta partida en 2011 ascendió al 6,86% del PIB.

22. Garantizar la atención a todos los pacientes. En esto ambas formaciones son tajantes: la sanidad universal tiene que volver a ser una realidad en España, tal y como era hasta la reforma llevada a cabo por el PP en 2012, lo que conllevaría que los inmigrantes irregulares volviesen a tener derecho a tener tarjeta sanitaria.

23. Regular la eutanasia. El acceso a una "muerte digna" está en los programas de IU-Unidad Popular y Podemos como un punto a regular. "Aprobaremos una ley que posibilite la libre disposición de la propia vida y que regule el marco de la toma de decisiones al respecto", asegura la formación morada, mientras que la federación proponer diseñar "un documento de voluntades anticipadas único para todo el territorio nacional" y "simplificar y unificar el procedimiento administrativo para su cumplimentación y registro".

Regeneración democrática

24. Revocabilidad de los cargos públicos. Los revocatorios son otra de las propuestas en las que coinciden Podemos e IU, aunque con matices. La iniciativa de Garzón implica que podrían ser cesados de sus cargos por el voto de los ciudadanos "todos los cargos públicos", mientras que la de Iglesias afecta únicamente al Gobierno central, aunque también señala de forma inconcreta que aboga por un mecanismo que sirva para expulsar de su cargo a "las personas que nos representan" en situaciones de "pérdida de legitimidad".

En sus propuestas programáticas –aunque no en el programa final de IU-Unidad Popular–, IU explica que el procedimiento "se podría poner en marcha transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el cargo público por un número no menor del 20% de los electores"; si se consiguieran las firmas, se celebraría un referéndum. Podemos, por su parte, afirma que una comisión en el Congreso de los Diputados sería la encargada de evaluar el cumplimiento de su programa por parte del Gobierno a la mitad del mandato, y si este órgano encontrase "un incumplimiento sustancial y manifiesto", 158 diputados podrían –si cuentan con el respaldo de las firmas del 15% del censo– solicitar un referéndum vinculante para revocar al Ejecutivo.

25. Reformar el sistema electoral. Una de las reivindicaciones más clásicas de IU, la de cambiar la ley electoral para buscar una mayor proporcionalidad, ha sido asumida también por Podemos. Ninguna de las dos formaciones son especialmente concretas en sus programas al respecto, ya que la candidatura liderada por Garzón plantea corregir "el tamaño de las circunscripciones de forma que permitan una representatividad real y un valor igual del voto" y reducir la barrera de entrada, mientras la de Iglesias especifica que su idea es pasar de la actual circunscripción provincial a una autonómica –algo que implicaría reformar la Constitución– y utilizar "fórmulas de la media mayor que garanticen la igualdad del peso del voto de todos los ciudadanos".

Diferencias

1. Proceso constituyente o reforma constitucional. La divergencia fundamental entre los programas de IU y Podemos gira en torno a qué hacer con la Ley Fundamental. El partido de Pablo Iglesias propone reformar seis artículos de la Carta Magna para incluir los derechos sociales al mismo nivel de protección que los derechos civiles y políticos, reformar la ley electoral, establecer el derecho de autodeterminación o fomentar la independencia del poder judicial. Por el contrario, la candidatura de Alberto Garzón plantea, directamente, un proceso constituyente que redacte una nueva Constitución de índole republicana y federal, que igualmente reconozca el derecho a decidir y ponga los derechos sociales al mismo nivel que los fundamentales.

2. República o monarquía. El modelo de Estado también es una de las diferencias entre los programas de Podemos e IU, ya que la federación de izquierdas se declara netamente republicana y plantea una Constitución en esa clave, mientras el partido de Pablo Iglesias no hace referencia al tema en su documento. El propio secretario general ha asegurado en varias ocasiones que es republicano y que le gustaría que el jefe del Estado fuera elegido en las urnas, pero el partido no considera una prioridad esta cuestión.

3. Renta complementaria. Aunque ambas fuerzas políticas plantean una renta garantizada para los ciudadanos en situación de vulnerabilidad, Podemos propone, además, una ayuda que complemente el salario de los trabajadores con sueldos bajos. La propuesta del partido de Pablo Iglesias establece un complemento a aquellas personas que vivan solas y cobren menos de 900 euros para que puedan alcanzar esta remuneración. La cantidad se incrementaría para las familias de más miembros. "Este complemento solo será efectivo a partir de unos ingresos reconocidos del trabajo por encima de 250 euros, para evitar posibles situaciones de fraude", explica el programa.

4. Salario máximo. El programa de IU-Unidad Popular no sólo plantea una subida del salario mínimo, sino que también propone limitar los salarios máximos tanto en las empresas y administraciones públicas como en las compañías privadas. En las primeras, el tope salarial sería la cuantía del sueldo del presidente del Gobierno, mientras que en las segundas la retribución del trabajador peor pagado no podría ser más de diez veces inferior a la del cargo que tuviera un mejor sueldo.

5. "Controles efectivos" frente al "carácter social" de la electricidad. El propio Garzón dejó claro hace unos días su desacuerdo con "la defensa del libre mercado en el sector eléctrico" que plantea Podemos. La propuesta de IU pasa por "cambiar el marco legislativo para que la electricidad, su producción, distribución y comercialización estén al servicio de la ciudadanía y posea un carécter social" y establecer "infraestructuras de distribución de titularidad y gestión públicas", mientras que la de Podemos se basa en el "establecimiento de controles efectivos que impidan prácticas oligopólicas en el sistema eléctrico".

6. OTAN sí - OTAN no. IU-Unidad Popular es clarísima a este respecto: quiere la "salida de España de la OTAN" y, además, exige revisar el tratado de alianza con EEUU, que autoriza las bases norteamericanas en territorio español. Podemos también ha manifestado pocas simpatías por la organización, pero su programa se limita a promover una "mayor autonomía de España y Europa en la OTAN", lo que conlleva medidas como "neutralizar" su "papel desestabilizador" en Europa del Este, "congelar las fronteras actuales de la alianza y detener la instalación del escudo antimisiles en el este de Europa y el mar Báltico".

7. Diferentes modelos para reestructurar la deuda.

Tanto Podemos como IU-Unidad Popular incluyen en sus programas electorales una propuesta para reestructurar la deuda soberana de España, pero las iniciativas concretas son muy diferentes. El partido de Pablo Iglesias explica que "la reestructuración de esta deuda se centrará no tanto en una reducción de los plazos de amortización o de los tipos de interés acordados, sino en una redefinición de los pagadores últimos de la factura", y hace referencia al "impuesto de solidaridad" que plantea para las entidades financieras rescatadas, que serviría para pagar la deuda. El documento con las propuestas programáticas de IU, por el contrario, incluye la posibilidad de una "quita negociada" –algo que Podemos ya no se plantea– tras auditar la deuda para ver "qué parte puede considerarse 'odiosa' o ilegítima".

Las diez claves del giro a la moderación de Podemos para las elecciones generales

Las diez claves del giro a la moderación de Podemos para las elecciones generales

Más sobre este tema
stats