Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

Primarias del PSOE

Las claves del debate a tres: Díaz necesita una nueva estrategia y Sánchez buscará los votos de López

Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez.

Ibon Uría

15 de mayo a mediodía en Ferraz: el único debate entre los tres candidatos a liderar el PSOE ya tiene fecha, y los equipos de Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López trabajan ya en afinar las estrategias de cara a un enfrentamiento que, según politólogos, podría mover un número importante de votos en la recta final de la campaña. Los afines a la andaluza creen que están ante una "ocasión única" para "pillar a Sánchez en un renuncio", en el equipo del exlíder avanzan que tenderá la mano a los partidarios de López y los colaboradores del exlehendakari confían en que gane enteros si el debate se centra en ideas y propuestas.

El debate, moderado por la periodista Carmen del Riego –corresponsal parlamentaria de La Vanguardia y expresidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM)–, tendrá un formato muy similar al que en 2014 protagonizaron los entonces aspirantes –Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias–: durará aproximadamente hora y media y se desarrollará en torno a tres bloques, uno sobre política, otro económico y social y un último sobre modelo de partido. Díaz será la primera en hablar y Sánchez, por sorteo, cerrará el encuentro.

Objetivo: desmontar a Sánchez

Un miembro del equipo de campaña de Díaz sostiene que los debates "normalmente no te quitan ni te dan mucho salvo que metas la pata" y que "para el día 15 habrá mucha gente ya decidida", pero considera que en esta ocasión el debate será "importante" porque es una "ocasión única" para "desmontar" las "soflamas populistas" de Pedro Sánchez. La andaluza, por ejemplo, atacará al exlíder con la cuestión territorial: "Que explique por ejemplo qué piensa de Cataluña, si defiende el Estado federal o si cree que hay que cambiar la Constitución para hablar de plurinacionalidad", dice esta fuente.

Los afines a la presidenta de la Junta consideran igualmente que hay que presionar a Sánchez y combatir su relato, en el que se presenta como representante de la militancia: "Pedro habla mucho de consultar a la militancia, ¿pero a quién consultó para cargarse a Tomás Gómez o para quitar de las listas a Julio Villarubia o a Laura Seara?", reflexiona un susanista, que apunta que hay que "desmontar la idea de que es Pedro quien conecta con las bases". Díaz tiene igualmente previsto pedir a Sánchez que "explique su modelo de país", según uno de sus hombres de campaña.

Un antiguo miembro de la Ejecutiva de Sánchez alineado con la andaluza añade que "a Pedro no le gustan nada los debates" y que el exlíder "tiene muchas limitaciones" en ese terreno, por lo que considera que Díaz "le puede pillar en un renuncio" y hacer "que se retrate" a pocos días de la votación. "Hay que ir a pillar", sentencia. Entre las cuestiones para las que el equipo susanista ya prepara una respuesta figura la abstención: "Pedro se va a agarrar a eso. Susana le responderá que el país estaba paralizado y le preguntará si su alternativa era gobernar hasta con Bildu. Y si lo niega, le recordará la entrevista en Salvados", apunta.

Tender la mano a López

En el entorno de Díaz hay cierto "miedo" a que Sánchez "intente reventar el debate y acusar a Susana de lo que sea", porque según uno de los miembros de la campaña de la presidenta de la Junta, el exlíder es "capaz de todo". Pero desde el equipo de Sánchez se asegura que el que fuera secretario general del PSOE no irá tanto a "confrontar" como a "explicar su proyecto". "Pedro está muy acostumbrado a los debates, ha ido a muchos formatos diferentes y siempre ha salido bastante bien parado. Creemos que eso se va a notar, y estamos ilusionados", dice uno de los estrategas de su campaña.

Esta misma fuente sostiene que Sánchez "tiene su relato muy bien construido" y confía en que sepa desplegarlo durante los más de 90 minutos de debate previstos. Recuerda además que "tiene detrás un proyecto político", que se presentó en forma de documento en febrero y cuya versión final, tras ser mejorada con más de "90.000 aportaciones de los militantes", se dará a conocer este jueves. "Otros candidatos no tienen proyecto", añade en referencia a Susana Díaz, la única de las tres aspirantes que no ha producido ningún texto con las propuestas de su candidatura.

Para los sanchistas esa es una de las dificultades: "no saber exactamente qué propone Susana", en palabras de un miembro de la dirección de la campaña de Sánchez que explica que, además de pedir a Díaz que concrete sus principales medidas, uno de los objetivos clave para el debate es "insistir" en "tender la mano" a Patxi López, porque "no hay tantas diferencias entre el proyecto de López y el de Sánchez". "Vamos a tender la mano a quienes avalaron a Patxi. Lo que no entendemos es por qué Patxi sigue enrocado. Su posición es muy respetable, pero su papel es testimonial. Esto es cosa de dos", zanja esta fuente.

Menos aparato pero más razones

En el entorno del exlehendakari, por último, confían en que el debate no se embarre y en que se puedan confrontar ideas y proyectos: "Creo que Díaz y Sánchez se van a medir mucho en el tono porque lo que nadie quiere es dar mala imagen, y este es un debate para los militantes", comenta una de las personas que dirige la campaña de Lopez. Los patxistas se dicen "muy seguros" de sus opciones en el debate, porque "cuando se habla de razones, argumentos y propuestas" les va "bien".

Hasta ahora, dice esta fuente, "la campaña ha ido de demostraciones de fuerza con llenos en plazas de toros, mítines con autobuses y con los avales". "Luciendo avales tanto Susana como Pedro tienen más aparato que nosotros, pero si el debate va de razones estoy seguro de que nos va a ir bien", zanja. Este martes, en un acto en Leganés (Madrid), López insistió en la idea de que "la secretaría General debe ser para lograr la concordia, unir el partido y actualizar un proyecto socialista exigente".

La importancia del postdebate

Para los expertos consultados por infoLibre, el debate puede tener un papel importante a la hora de decidir votos en la recta final de la campaña. Así lo cree el politólogo Pablo Simón, que explica que una competición "cerrada" entre Díaz y Sánchez, como la que se reflejó en la fase de avales, "movilizará" previsiblemente a la militancia: "Cuando las elecciones están reñidas, la gente va más a votar", comenta. Simón también cree que le debate puede ser "decisivo" porque "puede marcar toda la última semana de campaña". El enfrentamiento a tres será el lunes 15, y la votación el domingo 21.

Máriam Martínez-Bascuñán también alude a la "volatilidad" del entorno en el que se celebran las primarias y cree que el debate puede "influir": "Estamos en un empate técnico y la cosa está muy polarizada, así que yo sí doy importancia la debate". Menos claro lo tiene otro experto, Lluis Orriols, para quien la duda es "si el mensaje llegará a todos", porque el debate se celebrará a mediodía. De ahí la importancia, que señalan todos ellos, de ganar la batalla del postdebate: esto es, de lograr que los medios interpreten de forma favorable la actuación del candidato propio y de conseguir buena repercusión en las redes sociales.

"Es postdebate siempre es importante, y aquí habrá previsiblemente menos gente que pueda verlo en directo, así que es más importante si cabe", apunta Orriols. "Últimamente hay una guerra de representación en los medios de comunicación y en las redes sociales que, desde el punto de vista táctico, importa ya más que lo que realmente suceda en el debate", coincide Martínez-Bascuñán.

Las estrategias de los candidatos

Puig dice que el PSOE "no va a desaparecer" y que el domingo "empezará una nueva etapa"

Puig dice que el PSOE "no va a desaparecer" y que el domingo "empezará una nueva etapa con espacio para todos"

Hay una coincidencia entre los tres politólogos a la hora de señalar que Díaz necesita una nueva estrategia: "Planeó una gran presentación de su candidatura, una demostración de fuerza con los avales que se leyera como una primera vuelta y un debate tranquilo que reflejara su liderazgo, pero eso se ha torcido. Primero porque su presentación fue a contracorriente de lo que se lleva ahora: hay un movimiento generalizado contra las élites, y ella sentó a la 'vieja guardia' en primera fila. Segundo, porque en la fase de avales hubo casi un empate. Así que tiene que cambiar de táctica", explica Martínez-Bascuñán.

Lluis Orriols comenta que los cálculos de la presidenta de la Junta "han quedado en entredicho" por el resultado de los avales, y advierte de que su estrategia de presentarse como el "caballo ganador" de las primarias "se ha derrumbado". "Ahora está en un contexto muy difícil y cambiar de estrategia a mitad de partido es siempre complicado", añade. Simón, en esta misma línea, avisa a Díaz de que Pedro Sánchez le está "pisando los talones", y considera que las distancias tras el debate "se pueden acortar aún más".

En cuanto a Sánchez, los tres expertos consultados consideran que debe echar el resto para atraer a los militantes que apostaron inicialmente por Patxi López, cuya candidatura "tiene muchas dificultades" y es vista "más como una pieza a integrar" que como una lista "viable", según Simón. "A falta de encuestas, hay sospechas lógicas de que la segunda opción de los votantes de Patxi es Sánchez antes que Díaz", pronostica Orriols, quien aconseja al exlíder aplicarse a fondo para convencer a todos los militantes de que la batalla es "ya cosa sólo de dos" y movilizar el voto útil.

Más sobre este tema
stats