LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Juan Carlos Cueto, empresario en espera de juicio por soborno, figura clave del 'caso Koldo'

Navarra

La exdirectora de la Hacienda foral pone al Gobierno de UPN contra las cuerdas

La presidenta navarra, Yolanda Barcina, en declaraciones a los medios el pasado 4 de junio.

Ibon Uría

Los socialistas navarros han anunciado en la tarde de este miércoles que presentarán una moción de censura si la actual presidenta de la Comunidad foral, Yolanda Barcina (UPN), no dimite de forma inminente. El plazo que le han otorgado es de quince días –"su tiempo ha terminado", ha dicho Roberto Jiménez (PSN-PSOE)–, y de presentarse la moción tendría opciones de prosperar, pues la oposición es mayoría en la Cámara foral.

¿Pero, qué ha motivado la decisión de los socialistas? El último escándalo en Navarra lo han provocado las declaraciones de la ex directora gerente de la Hacienda de la Comunidad, Idoia Nieves Nuin, quien dimitió a mediados de enero y compareció en el Parlamento foral este martes. En su intervención, lanzó tres acusaciones graves. La primera y fundamental, los continuos intentos de intromisión que el equipo directivo de la Hacienda foral habría tenido que soportar.

Así, Nieves puso como ejemplo que se le demandó información fiscal sobre contribuyentes particulares y responsabilizó a la vicepresidenta primera y consejera de Economía y Hacienda, Lourdes Goicoechea, de intentar favores fiscales. También señaló a la propia presidenta Barcina, de quien afirmó que en pleno escándalo por el cobro de dietas dobles en Caja Navarra –algo que la propia Barcina reconoció a posteriori–, pidió datos confidenciales sobre los sueldos del resto de miembros de los órganos directivos de la caja, como recordaba Noticias de Navarra.

Hubo más. Nieves Nuin señaló que el Gobierno de Barcina carece de criterio alguno en materia fiscal y que ha provocado una caída sin precedentes en los niveles de recaudación fiscal, y también que los reiterados retrasos en las devoluciones de lVA han llevado a la ruina a numerosas pequeñas empresas. Finalmente, la que fuera responsable de la Hacienda foral reiteró que todas las presiones lo fueron "en grado de tentativa". "Hacienda ha sabido mantener el principio de independencia", zanjó.

Ante estas acusaciones, Goicoechea ofreció una respuesta que no logró disipar las dudas. Preguntada sobre las acusaciones, afirmó: "En principio, las niego". Goicoechea aprovechó la ocasión para proclamar su inocencia y subrayar que seguiría en el cargo. En esa misma línea, el portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha expresado este miércoles el "pleno respaldo" del Ejecutivo foral a la consejera. Las acusaciones de Nieves, ha insistido, son "falsas de toda falsedad". Sánchez de Muniáin también ha afirmado que Idoia Nieves "va a tener que responder ante los tribunales" por sus acusaciones.

Este miércoles, y a raíz de la comparecencia de Nieves, la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento foral ha tramitado, por unanimidad, la inclusión en el orden del día del pleno de este jueves el debate sobre la creación de una comisión de investigación acerca de las cuentas de Navarra. Será el primer punto que se debatirá en la sesión plenaria. Previsiblemente la creación de la comisión de investigación será aprobada por unanimidad, informa Europa Press.

Inspectores de Hacienda plantean trabajar de incógnito y con confidentes

Inspectores de Hacienda piden trabajar de incógnito y pagar a confidentes

El escándalo de las dietas

No es la primera polémica que pone en tela de juicio la continuidad del Ejecutivo de Barcina. El pasado mes de marzo, la propia presidenta foral reconoció haber cobrado dietas dobles por su participación en la Comisión Permanente de Caja Navarra, incluso con dos reuniones en una misma mañana. "Ha sido un error", confesó. Sin embargo, dijo que "las dietas recibidas por formar parte de los distintos órganos de Caja Navarra eran una práctica habitual", y añadió: "Durante décadas, nadie ha tenido el valor para acabar con este sistema, ni tan siquiera para denunciarlo públicamente"

Tras exponer una jueza navarra que esos hechos "podrían ser constitutivos de un delito de cohecho" y remitir una petición al Supremo para valorar la pertinencia de tomar declaración como imputada a Barcina, que es aforada, el teniente fiscal de Tribunal Supremo, Antonio Narváez, se posicionó en contra de que el TS abriera causa a la presidenta Barcina por el cobro de dietas. Según el fiscal no se apreciaron "indicios racionales de criminalidad".

Más sobre este tema
stats