Política

Expertos sostienen que la inmigración irregular "no es un problema de seguridad"

Rescate de una patera en el Estrecho.

infoLibre

Varios expertos en inmigración sostienen que las entradas irregulares de migrantes no son "en sí mismo un problema de seguridad nacional" de España, al tiempo que rechazan el uso "partidista" que se hace del fenómeno migratorio por parte de las fuerzas políticas en España.

Así lo han puesto de manifiesto durante la presentación del libro El fenómeno migratorio en España. Reflexiones desde el ámbito de la Seguridad Nacional, elaborado por el grupo de estudio de nivel estratégico del Comité Especializado de Inmigración. El libro, que incluye 45 artículos escritos por distintos expertos que plasma distintas "miradas" sobre la cuestión migratoria.

Uno de los que han participado en el análisis es Markus González, profesor Titular de Derecho Constitucional y ex director general de Inmigración del Gobierno, quien ha señalado que el fenómeno migratorio es "estructural" ya que afecta a España de manera especial por su situación geográfica. Además, González ha recalcado que la inmigración irregular es solamente "un aspecto concreto" de este fenómeno global, "una realidad mucho más pequeña" de lo que parece.

En el libro, el profesor universitario expone que "la protección de la libertad, los derechos y el bienestar de los ciudadanos, la defensa de España y los principios y valores constitucionales no se ven amenazados por la inmigración, que es consustancial a una sociedad abierta, plural y democrática".

En este sentido, ha puntualizado que el "problema" y "lo que puede poner en riesgo" la seguridad nacional es "la inadecuada" gestión de las entradas irregulares de personas así como de su integración en la sociedad. "Seguimos careciendo de un modelo adecuado de gestión", ha dicho, para después afirmar que los "medios materiales y personales" empleados "son claramente insuficientes". "Si eso no se mejora, no habrá nada que hacer", ha avisado.

González, que ha precisado que desde el año 2001 hasta el 2018 han llegado a España a través de vías irregulares alrededor de 330.000 personas, ha defendido la necesidad de que España aborde este tema que, según ha incidido, es "estructural, no es partidista".

Por su parte, Javier de Lucas, experto en derechos humanos y catedrático de filosofía del derecho y filosofía política, ha advertido de que, de cara a la gestión de esta realidad, y concretamente en el derecho migratorio, existe un "problema" que es "la ausencia del conocimiento" de la realidad de los emigrantes. A su juicio, esto hace que en la gestión predominen los intereses de las sociedades de recepción de migrantes, y no "los de la sociedad de origen o los de los propios protagonistas".

"Si quienes diseñan políticas migratorias al menos escucharan cuáles son las razones, los intereses, necesidades, expectativas y proyectos de quienes emigran, a lo mejor tendríamos otros instrumentos de política migratoria", ha manifestado.

Así, ha lamentado que la idea de gobernar sobre esta materia sea "unilateral", que "sigue presente" en el Pacto Mundial para la Migración segura, ordenada y regular la negociación para abordar la cuestión migratoria. "La idea de gobernanza sigue siendo unilateral, aunque se hable de cooperación internacional, siga siendo unilateral: mandan los intereses de los estados que reciben, y eso es ineficaz", ha destacado.

El experto en derechos humanos ha defendido que, "en vez de poner barreras" a las personas que llegan, "se debe incentivar su capacidad de intervención" a nivel social. Sin embargo, a su juicio, "la voluntad política es extranjerizar" a estas personas.

"Si no integramos bien a los que están, perdemos una enorme capacidad de regular los flujos en el futuro", ha declarado por su parte Antonio Izquierdo, catedrático de Sociología en la Universidad de A Coruña. Según ha dicho, "una gran parte" de los migrantes que ya están aquí son los que "seleccionan y atraen" a los que vendrán a medio plazo.

Así pues, ha abogado por "conocer bien" a los que llegan, al tiempo que ha denunciado la falta de una "plantilla" con datos sobre sus perfiles, estudios y trabajos en su país de origen. Además, ha defendido que "desde el minuto uno" se les facilite un permiso de trabajo, independientemente del procedimiento administrativo que puede concluir en su expulsión del territorio español.

Para Izquierdo, existe "obsesión" con el control de los flujos migratorios. En su opinión, la "obstaculización" de las llegadas provocan "más muertes", pero "no disuaden" al que deciden iniciar su ruta migratoria.

Por otro lado, Marta Hidalgo, experta en el impacto por el cambio climático ha avisado del "vacío legal" que existe porque "no existe una definición exacta" para una persona "está obligada a migrar" por las consecuencias del cambio climático en su país de origen. "La Unión Europea tiene que ver el origen de las migraciones y las políticas migratorias deben ser transversales", ha incidido.

La secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, Ana Botella, que ha inaugurado el acto de presentación del libro, ha apostado por una política común y "unificada" en materia de inmigración. "Esto no va de cerrar fronteras, sino de estructurar una política europea", ha dicho durante su intervención.

Las llegadas de migrantes a España disminuyen un 5,8% en lo que va de año

Las llegadas de migrantes a España disminuyen un 5,8% en lo que va de año

Más sobre este tema
stats