La portada de mañana
Ver
La resistencia femenina al fascismo: “Los militares hicieron el golpe, nosotras lo transformamos en revolución”

Los abusos de la banca

La Fundación Caja Madrid perdió la mayor parte de su capital fundacional en una inversión de riesgo

La expresidenta de la Fundación Caja Madrid Carmen Cafranga, a la salida de la Audiencia Nacional, donde el juez Fernando Andreu ha interrogado a los exconsejeros de Caja Madrid imputados en la causa de las tarjetas 'black'.

La Fundación Especial Caja Madrid perdió en mayo de 2013 el 71,5% de su capital fundacional, que era de 36 millones de euros, tras producirse el canje de participaciones subordinadas a acciones de Bankia, según la información oficial recabada por infoLibre y confirmada por un portavoz oficial de la institución.

Este agujero lo sufre la Fundación Caja Madrid tras la orden del Fondo de Reestructuración Ordenado Bancario (FROB) de recomprar en mayo de 2013 las obligaciones subordinadas que se convirtieron en acciones de Bankia. El mismo portavoz de la Fundación reconoció, a preguntas de este periódico, la posible existencia de un "desequilibrio" en las cuentas a consecuencia de la decisión del FROB. Sin embargo, negó de forma categórica que la institución "haya estado en quiebra", al disponer de suficientes reservas.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) de 18 de abril de 2013 dio cuenta del acuerdo de recompra de las obligaciones subordinadas sin vencimiento de la matriz de Bankia –el Banco Financiero y de Ahorros (BFA)–, entre las que se encontraban los 36.060.720 euros de la dotación inicial de la Fundación Caja Madrid

Según el BOE, el precio de recompra de los 36 millones en subordinadas fue del 38,58% del total, aunque el valor de reinversión (incluyendo lo que pierden los inversores en la emisión de acciones) bajaba hasta el 28,5%.

Es decir, teniendo en cuenta estos datos, los 36 millones se convirtieron en 10,27 millones en acciones de Bankia, lo que supone un quebranto en el capital de más de 25 millones de euros.

Estas pérdidas suponen un importante problema para la Fundación, habida cuenta de que, según los estatutos de la misma, "los bienes y derechos por valor equivalente a la cifra de dotación fundacional tienen carácter indisponible".

Pérdidas de 23 millones en 2013

Esta cifra es dos millones superior al déficit reconocido por el director de la Asociación para la Gestión de Colegios Infantiles (AGCI) y coordinador del área educativa en la Fundación. Juan Antonio Jiménez Rodríguez, en una carta publicada por infoLibre, reconocía que en las cuentas provisionales de la Fundación se incluían pérdidas de 23 millones de euros en 2013.

La inversión por parte de la Fundación en obligaciones subordinadas tiene su origen en la decisión de los dirigentes de la misma de invertir todo el capital fundacional en este producto financiero complejo, similar a las preferentes. En concreto, la fecha de emisión de los 6.000 títulos (por un valor de 6.000 millones de pesetas y ahora 36 millones de euros) fue el 12 de diciembre de 1990.

A lo largo de 2011, el titular de la emisión de la deuda pasó a ser el BFA, como "receptor de parte de los activos y pasivos de Caja Madrid, entre los que se encontraba esta emisión de deuda, que en su origen fue emitida por Caja Madrid".

En las cuentas de 2012 de la Fundación se reconoce, en el epígrafe 'Otros riesgos de precio', el carácter especulativo de la inversión: "Las acciones y títulos de renta fija cotizadas y no cotizadas y los fondos de inversión están sujetos a variaciones en su valor razonable causadas por el precio de mercado de estas inversiones. La sociedad tiene exposición a este tipo de riesgo a través de la deuda subordinada no cotizada emitida por Caja Madrid por importe de 36.060.710 euros que recoge la inversión de la dotación fundacional”.

Perpetuidad de la deuda

La característica principal de este producto financiero, especifican las cuentas de la Fundación, era la perpetuidad de la deuda, "amortizable, a voluntad del emisor, previa autorización del Banco de España, una vez transcurridos al menos 20 años desde su emisión".

UPyD se querella contra Blesa y su equipo y la nueva Fundación Caja Madrid

UPyD se querella contra Blesa y su equipo y la nueva Fundación Caja Madrid

Pese a la posibilidad de rescatar desde 2010 esta inversión de "riesgo", los dirigentes de la entidad decidieron mantener la deuda subordinada: "A 31 de diciembre de 2012, el plazo desde la fecha de emisión, para la amortización anticipada por parte del emisor se ha cumplido. No obstante, no se estima que esa amortización tenga lugar en los próximos 12 meses, habiéndose registrado la inversión como activo no corriente". Pero, apenas unos meses después, el FROB adoptó la decisión del canje, provocando el agujero en la Fundación. 

Un portavoz de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid (Montemadrid), la resultante de todo el proceso de conversión de la primigenia Fundación Caja Madrid, ha rechazado suministrar a infoLibre sus cuentas y asegura que en la actualidad sus balances del ejercicio de 2013 están en revisión en el Protectorado de Fundaciones de la Comunidad de Madrid.

Según el mismo portavoz, la antigua Fundación Caja Madrid dio paso el 27 de noviembre de 2013 a la Fundación Especial Caja Madrid y, el 12 de junio de 2014, se convirtió finalmente en la Fundación ordinaria Obra Social y Monte de Piedad de Madrid (Montemadrid).

Más sobre este tema
stats