El nuevo curso político

El Gobierno hace frente al desgaste por el precio de la luz con los datos de empleo y la agenda de nuevas medidas sociales

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en un acto para abrir el nuevo curso político, a 1 de septiembre de 2021.

En la Moncloa se ha puesto en marcha el reloj biológico de la legislatura. “Llevamos 603 días de Gobierno”, expuso el presidente durante su conferencia inaugural del curso político este miércoles en la Casa América, dando muestras de que lleva la cuenta al detalle. En el equipo de Pedro Sánchez se tiene el convencimiento de que la gestión de la pandemia y de las malas noticias derivadas de ella, siempre en torno a restricciones sociales o crisis económica, han supuesto un fuerte desgaste que resulta necesario taponar ya. Los planes pasan porque el arranque del nuevo curso se convierta en un punto de inflexión. A partir de ahora la hoja de ruta diseñada se centra una amplia agenda reformista que promete “hacer llegar la recuperación a todo el mundo”.

En esa línea, el primer anuncio de Sánchez ha sido dar oficialidad a la subida “inmediata” del salario mínimo interprofesional, una demanda de sindicatos y de la vicepresidenta Yolanda Díaz frenada hasta ahora por Economía con el respaldo del propio presidente. Tras confirmarse este mismo miércoles que la vacunación ha alcanzado el hito del 70% de la población inmunizada y con los datos récord de creación de empleo que se esperan para este jueves, el Gobierno intenta que ese impulso no sea frenado por el precio de la luz. De récord en récord y en vías de convertirse en un nuevo motivo de desgaste político, Moncloa intenta hacer frente a esa “preocupación social” apretando el acelerador de las reformas.

Subida del Salario Mínimo

Peleado sin éxito desde finales del año pasado por la ministra de Trabajo y por Unidas Podemos, la subida del Salario Mínimo ha vivido este miércoles su impulso definitivo. Mientras Sánchez anunciaba la inmediatez de esa subida, sindicatos, patronal y Gobierno discutían la medida en la mesa de diálogo social. En una entrevista en Onda Cero, Yolanda Díaz aseguraba que el próximo lunes se celebrará la última reunión y que ya después “se tomará la decisión”, en un claro aviso a los empresarios de que en esta ocasión las conversaciones no se prolongarán sine die y que el SMI se subirá ya con acuerdo o sin él.

Preguntada por sus diferencias en torno a este tema con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, Díaz ha asumido que “hay posiciones ideológicas en torno al salario mínimo en el seno del Gobierno” pero que “era conocida” cuál era la suya al respecto. Y ha destacado el impacto de subirlo a 950 a principios de la legislatura: “ha reducido la desigualdad entre jóvenes y mujeres, principalmente, que son quienes más trabajan sin convenios sectoriales y con salarios mínimos. Calculamos que ha reducido la brecha de la desigualdad de género un 2%”, ha asegurado.

Datos de empleo

En su conferencia, Pedro Sánchez insistió en hacer una raya en la legislatura de aquí en adelante y llamó a comparar la situación de este inicio de curso respecto al año pasado: “Los datos demuestran que estamos mucho mejor que hace un año”, aseguró antes de comprometerse a que esa recuperación “llegue a toda la población” para que “nadie pueda quedar atrás”.

El presidente insistió en que el reto es conseguir que la salida de la crisis económica derivada de la pandemia sea no sólo mucho más rápida que la de 2008, sino también más justa: “Tenemos que tener mejores salarios, mejores empleos, mejores pensiones”. Según ha podido saber infoLibre, los datos de creación de empleo que se conocerán este jueves volverán a marcar cifras récord del mes en curso. En marcha también se encuentran otras medidas de esa agenda reformista como la reforma laboral o la de las pensiones, para la que pidió “un amplio apoyo de las fuerzas parlamentarias”.

El precio de la luz

La principal preocupación política del Gobierno en este mes de septiembre tiene que ver con la factura eléctrica. De hecho, el presidente pronunciaba este miércoles su conferencia con registros, un día más, récord del precio de la luz. Algo que definió como “una situación compleja” admitiendo que su ejecutivo “se hace cargo de la preocupación social”.

En la Moncloa tienen asumido que el aumento del precio del megavatio/hora puede ir de la mano de una creciente contestación social que acabe frustrando los intentos de nuevo impulso de la legislatura ensombreciendo incluso el despliegue de la agenda social. Y por eso Sánchez se esforzó en recordar que este Gobierno “ha actuado, actúa y actuará para bajar los precios de la tarifa eléctrica” impulsando un debate en la Unión Europea sobre las reglas del mercado eléctrico. Eso sí, ante las propuestas de Unidas Podemos de establecer unos precios máximos en los distintos tipos de energía, volvió a dejar claro que “siempre se actuará dentro del marco regulatorio”. A juicio del propio Sánchez, las propuestas de sus socios están fuera de ese marco. 

El precio de la luz baja este viernes por primera vez en una semana, hasta los 137,7 euros/MWh

El precio de la luz baja este viernes por primera vez en una semana, hasta los 137,7 euros/MWh

Más sobre este tema
stats