Crisis del coronavirus

Más Madrid tacha de "vergüenza" el protocolo que prohibió trasladar de residencias a hospitales: Es "más que el criterio ético de un gobierno"

La recién elegida líder de Más Madrid en la Comunidad de Madrid, Mónica García, durante una entrevista para Europa Press.

infoLibre

La portavoz adjunta de Más Madrid en la Asamblea y recién elegida líder regional de Más Madrid, Mónica García, ha pedido este domingo a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la factura completa de su estancia en los dos apartahoteles del grupo Room Mate que habitó durante la crisis del coronavirus.

En una entrevista concedida a Europa Press, García cree que esta estancia y la polémica generada por unas contratos sobre Room Mate aparecidos en el Portal de la Transparencia de la Comunidad "tiene que ver con este concepto que tienen de la política de impunidad, que merecen tratos de favor y que conciben la política como una red clientelar en la que se pagan y se devuelven favores, que tienen que ver con los conflictos de interés y corrupción institucional, que deterioran el propio sentido de la institución".

Para la diputada autonómica, Ayuso no ha dado muchas explicaciones de por qué estuvo "más tiempo del necesario" en estos apartahoteles. "En principio era un regalo que no podemos aceptar los políticos ni esa complicidad con una serie de empresarios que se les ha hecho un trato de favor. Más que pedir la factura, debería ser la presidenta en un gesto enseñar la factura y enseñar qué ya ha pagado. A 80 euros la noche a precio político. Y luego está el precio del común de los mortales", ha criticado.

"Todo se basó en no asumir que la sanidad estaba colapsada"

Otro asunto que Más Madrid quiere investigar de la gestión de esta crisis son los protocolos regionales que, a su juicio, impidieron durante el pico de la pandemia el ingreso hospitalario de usuarios de residencias de ancianos. infoLibre publicó de forma íntegra los seis documentos que demostraban  que Ayuso miente sobre la orden de no trasladar enfermos de residencias a hospitales. 

"Podemos estar de acuerdo que de las residencias de mayores no había que derivar a hospitales en una parte pero no estamos de acuerdo en por qué no se les atendió en las residencias, por qué se les dejó. Prometieron que se iban a medicalizar y solo lo hicieron en 14 ¡y tenemos 500! Y ni se les trató ni se les derivó ni en algunas residencias ni se separó a los infectados de los que no lo estaban. Es una discriminación grosera considerar que un paciente mayor de una residencia no puede entrar en un hospital pero un paciente mayor de un domicilio sí", ha calificado.

Para la entrevistada, los que ha llamado "protocolos de la vergüenza" [aquí se puede consultar íntegro]fueron "algo más allá de los criterios éticos que puede tener un gobierno". "Todo se basó en no asumir que la Sanidad se iba a colapsar y estaba colapsada aunque la presidenta decía que eso era un bulo. No fueron capaces de asumir que estábamos colapsados y han querido desviar la responsabilidad hacia criterios clínicos cuando era una responsabilidad política, que era pedir ayuda y gestionar de alguna manera la pandemia", ha proseguido.

Precisamente sobre la medicalización "exprés" supuestamente encomendada durante a una empresa durante esta época, Mónica García señalado que se enteraron por la prensa de que la empresa contratada pertenecía a la familia de Antonio Burgueño, "uno de los ideólogos de la privatización e indirectamente una de las manos derechas de Lasquetty", actual consejero de Hacienda. "Yo pregunté a la Comunidad en petición de información y me respondieron que este señor ni su hija estaban contratados. Pero creo que es bastante revelador de quién lleva las riendas en el gobierno de la gestión sanitaria, que es Lasquetty, que ha venido a terminar lo que no terminó cuando estaba de consejero de Sanidad. Muchas de las decisiones que se han tomado en Sanidad provienen de él", ha apostillado.

La dirigente de Más Madrid espera que este y otros asuntos se traten en la comisión de investigación sobre residencias aprobada en el Parlamento regional. "En la comisión esperamos ser capaces de hacer una diagnóstico fehaciente de lo que ha pasado, cómo ha podido ser Madrid la región que tiene un tercio de todos los fallecidos mayores de toda España y de ahí habrá que depurar responsabilidades en función de las competencias que tiene cada cual, y la Comunidad tiene toda las competencias para haber cuidado de nuestros mayores y no lo han hecho. Y pensar cómo esto no puede volver a pasar", ha dicho.

Según Mónica García, todo esto tiene que ver con el modelo de residencias heredado de los gobiernos del PP de los últimos 20 años en Madrid. "Tenemos un modelo de cuidados low cost que vendemos a fondos buitre [leer aquí la investigación de infoLibre sobre los fondos de inversión, multimillonarios y algún empresario corrupto que controlan los 13 mayores grupos de residencias en España] y de ahí han partido muchos de los problemas que nos hemos encontrado. Era imposible tener ojos en esas residencias ni ser capaces de articular una buena atención", ha finalizado.

Ayuso gastó en el "innecesario" hospital de Ifema al menos 80 millones en contratos "opacos"

Por otra parte, Más Madrid lleva contabilizados hasta el momento 80 millones de euros gastados por el Gobierno regional en el hospital temporal de Ifema, un proyecto que vieron "innecesario" y donde a su juicio se realizaron contratos "opacos". Mónica García asegura que tanto el cerrado hospital de Ifema como el futuro hospital de pandemias "han buscando el efecto propagandístico" y, a su entender, no refleja lo que estaba pasando en los hospitales durante los meses más duros de la enfermedad.

"Donde hemos tratado, hemos tenido que autoorganizar y sufrido el peso de la pandemia ha sido en los hospitales público. Pero cuando hay una epidemia el Gobierno no es capaz de sentirse orgulloso de su sistema sanitario público y lo que hace es desviar la atención a un hospital de campaña que para organizarlo tuvo que desmantelar otros hospitales de campaña y sitios dentro de los hospitales. Los actos que tuvo en Ifema fueron usados como ariete propagandístico. Si luego ves los datos, las cifras de los pacientes tratados, te das cuenta que donde estuvo el peso de la pandemia fue en los hospitales", admite.

En ese sentido, ha criticado la "deslealtad" de Ayuso por poner no poner el foco en la Sanidad Pública, "que es la que nos ha sacado las castañas del fuego" y por no reconocer a labor de los profesionales. "El hospital de Ifema fue la construcción artificial de una infraestructura innecesaria. Tuvo mil pacientes solo durante diez días, cuando proyectaron el hospital más grande del mundo con 5.000. Muchos de ellos pacientes leves que se hubiera podido seguir con atención primaria si no la hubieran desmantelado. Además, sirvió como una plataforma para entregar contratos de manera obscena. Hemos analizado contratos y vamos por 80 millones en un hospital que duros 41 días. Y donde fueron más de la mitad de los presupuestos de los EPIs. No solo ha sido una plataforma publicitarias, sin nuevamente una plataforma para inyectar ingresos sin justificar", ha apostillado.

La portavoz adjunta de Más Madrid en la Asamblea enjuicia también que ahora el Ejecutivo autonómica "se de prisa en meter las excavadora en un hospital de pandemias, que los epidemiólogos dicen que es innecesario, y sin embargo no son capaces de entender que nuestra Sanidad pública se basa es la Atención Primaria, teniendo centros de salud cerrados".

García les ha reprochado también que "dispersen y centrifuguen" el talento de sus propios profesionales sanitarios. "No han sido capaces de retener ni al 50 de los residentes que han acabado en junio. No han entendido nada de lo que va esta pandemia, que va de prevención, Atención Primaria y Salud pública; pero el PP sigue enrocado en el mismo proyecto de Aguirre de pelotazos, ladrillazos, contratos millonarios sin justificar y ausencia de una plantificación de qué es lo que necesitamos en la Sanidad", ha indicado.

No entiende que sigan cerrados "tantos" centros de salud

La dirigente de Más Madrid no entiende por qué a día de siguen sigan cerrado tantos centros de salud y sus unidades de urgencias, teniendo en cuenta que la Atención Primaria es "crucial" para el seguimiento de la pandemia. "No se abren porque no hay profesionales. El mundo del Gobierno del PP gira en torno a las infraestructuras y nuestro mundo gira en torno a los profesionales porque ellos son los que lo sostienen y serán capaces de darnos seguridad en caso de rebrote. Hemos propuesto más contratación de profesionales de Atención primaria, rastreadores, expertos en salud pública, actualizar un sistema informático del siglo XXI y otras propuestas; pero las excavadoras están en el hospital de pandemia", ha declarado.

Más Madrid ha detallado que le resulta "imposible" corroborar los datos que aporta la Consejería de Sanidad o el Ejecutivo regional porque "es imposible confirmar algo en esta Comunidad con transparencia y lealtad". "No sabemos cuántos profesionales han contratado, no sabemos cuántos rastreadores tenemos. Es parte de una manera de entender la política. Cuando te desgranan cuáles son estos 10.000 sanitarios que iban a contratar luego no suman, pero da igual. Es imposible comprobar nada, lo que dice bastante de cómo funciona este Gobierno", se ha quejado.

La diputada autonómica tampoco sabe si los datos facilitados por la Consejería de Sanidad sobre contagiados y rebrotes son correctos. "¿Cómo es posible que haya entre 50 y 100 casos al día de coronavirus y no sepamos dónde están. Ni sabemos si corresponde a un brote, a un foco, si los estamos siguiendo, es imposible saberlo", ha añadido.

Tampoco cree que se esté haciendo bien la vigilancia epidemeológica. "El paso de los casos individuales a la transmisión comunitaria es una línea muy fina, ya cuando has pasado esa línea ya tienen el desastre encima de la mesa, que es lo que pasó en marzo. No entiendo cómo la Comunidad no pone toda la carne en el asador para minimizar ese paso y por qué no hemos contratado a los mil rastreadores que nos hacen falta para que de cada caso seamos capaces de seguir todos los contactos. No lo estamos haciendo y eso nos pone en peligro. Nos han hablado de 40 teleoperadores, de 65, el consejero el otro día 76. Pero necesitamos no el doble, sino diez veces más porque nos estamos volviendo a jugar otra vez tener un rebrote duro", ha augurado.

Mónica García también ha lamentado que en Madrid los médicos residentes MIR sean utilizados como "mano de obra barata", no se asegure correctamente su formación y sus reivindicaciones son "de lógica y sentido común". "Son nuestros futuros profesionales y lo que piden a la Comunidad es trabajar en condiciones dignas para formarse. La Comunidad dijo al principio que eso era inasumible y lo viene demostrando todo el rato con los contratos que han ofrecido para Atención Primaria, etcétera", concluye.

Irene Montero ve muy difícil separar los "casos de corrupción de la familia Borbón" de la monarquía

Irene Montero ve muy difícil separar los "casos de corrupción de la familia Borbón" de la monarquía

Más sobre este tema
stats