Feminismo

El movimiento feminista se reúne tres meses después del 8M para hacer balance y marcar estrategias

Manifiestación del 8M en Santa Cruz de Tenerife.

Llegaron al 8M con la promesa de que aquella primera meta no era el final del camino y con el compromiso de no perder de vista los objetivos a largo plazo. El movimiento feminista se hizo fuerte entonces –o al menos más visible– y aun ahora, con todo el trabajo que resta por hacer y que amenaza con no tener fin, sus fuerzas no flaquean. Este fin de semana, sábado 2 y domingo 3 de junio, diferentes mujeres y colectivos de todo el Estado se reúnen en Mérida para poner sobre la mesa aprendizajes, dudas y retos.

Como anfitriona, la Red Feminista de Extremadura. Sandra Arencón, integrante de dicha red y de la Plataforma 8M de Badajoz, es uno de los nodos que conectan con la comisión 8M estatal y una de las mujeres que organizan el encuentro, que actualmente cuenta con cerca de 250 personas inscritas, entre ellas activistas que vienen de Francia y Portugal. La finalidad de este tercer encuentro, que fue precedido de otros dos en Elche y en Zaragoza, consiste en "poner en común qué es lo que se está haciendo", explica Arencón en conversación con infoLibre. Tal y como detalla la propia comisión en un comunicado, "generar agenda, unirnos, fortalecer y reafirmar los lazos que han surgido tras el pasado 8 de marzo son el objetivo de este encuentro, para reclamar y visibilizar nuestra fortaleza, haciendo sinergias con incidencia desde el ámbito local al global".

Se trata de "marcar algunas líneas a nivel estatal en las que seguir trabajando más adelante" y especialmente de cara al 8M de 2019. Pero el objetivo es también mantener las dinámicas de trabajo de cada territorio. "Durante los meses previos al 8M los esfuerzos se volcaron en sacar adelante el trabajo de forma unitaria a nivel estatal, pero cada territorio sigue su propia hoja de ruta y va en paralelo", explica la activista.

Si bien la estructura de la cita se encuentra ampliamente organizada, existen cuestiones que las asistentes se verán obligadas a abordar de forma más o menos improvisada. El triunfo de la moción de censura que desplaza al PP del Gobierno y aúpa a Pedro Sánchez como nuevo jefe del Ejecutivo insta a repensar el programa. "Estamos todas un poco desconcertadas", admite Arencón, y ya "ha habido conversaciones internas" entre las organizadoras para tratar de "buscar un hueco para ver de qué manera y en qué momento se puede abordar". En todo caso, matiza, las demandas del movimiento no se verán afectadas. "Tenemos las ideas claras y nuestras demandas son también claras", agrega.

 

Cartel para el III Encuentro de la Comisión 8M.

Balance tres meses después

El encuentro del fin de semana está estructurado en tres bloques diferentes. El primero de ellos aborda el principal imperativo tras las multitudinarias movilizaciones del pasado 8 de marzo: hacer balance de los resultados. Tendrá lugar "una presentación de todas las evaluaciones territoriales del proceso del 8M", una vez pasados tres meses desde la huelga. Se trata de "poner encima de la mesa cómo ha ido" para poder mirar con perspectiva los resultados obtenidos, explica Arencón.

Los principales aspectos que analizarán una vez expuestas las experiencias de cara territorio tienen que ver con la forma de construir el proceso hasta la celebración de la huelga, el desarrollo de las manifestaciones, las relaciones internas y la comunicación con terceros. Se hará a través de "metodologías grupales", en las que de forma conjunta analizarán aspectos como "los tipos de huelga, su preparación, las manifestaciones y los piquetes". "Desde los afectos", continúa la activista", se evaluará la relación "con sindicatos, partidos políticos o medios de comunicación" para tener en cuenta "los puntos fuertes y los conflictos" detectados. En cuanto al relato, buscarán "qué ha funcionado a nivel discursivo y qué no", mientras que la parte interna sopesará el modo en que funcionó la organización y coordinación de la huelga. También propondrán una reflexión, añade Arencón, respecto a la comunicación fuera de las fronteras estatales.

Estrategias de futuro desde la diversidad

Un segundo bloque, expone Arencón, buscará "marcar estrategias de futuro desde la diversidad feminista", que es "uno de los puntos fuertes del encuentro". Se pondrá en marcha, en este espacio, "una dinámica a través de un laboratorio feminista activo-reivindicativo", en el que se llevarán a cabo "cartografías corporales". El valor fundamental que marcará este segundo eje es "la diversidad como algo transversal a todos los puntos".

Algunas de las cuestiones que se abordarán desde dicha perspectiva incluyen la cuestión de los cuidados, las violencias machistas, el consumo y la situación de las mujeres en el ámbito laboral y estudiantil. "Todos estos puntos no son iguales para todas las mujeres", insiste la activista, de ahí la necesidad de abordarlos desde la diversidad. "Las violencias y desigualdades son diferentes, por ejemplo, en los entornos rurales", de modo que se impone la necesidad de incluir diversas ópticas en "la reflexión común para tratar líneas estratégicas de acción".

Tal y como reivindica el comunicado de la comisión, "muchas mujeres no han podido o han decidido no participar en el paro y la huelga general convocadas, ya sea por precariedad extrema o por no sentirse representadas por las demandas generales del movimiento". Por este motivo, agrega, "es el momento de hacer un llamamiento específico a diversos colectivos con los que necesitamos forjar alianzas, debatir y analizar sus diferentes necesidades para así consensuar medidas inclusivas y representativas para todas las mujeres".

El movimiento se encuentra ahora "ante el reto y la oportunidad de descentralizar el debate, tanto a nivel territorial como a nivel discursivo, y de implicar a mujeres diversas, rurales y de toda la península".

Movimiento internacional

Las aspiraciones de las feministas incluyen también una mirada hacia lo internacional. El tercer y último bloque lleva pon nombre "utopías feministas hacia un movimiento feminista planetario" y busca "sintetizar cómo ha sido este proceso internacional del movimiento feminista, cómo se ha dado en diferentes continentes". Las mujeres presentes en la cita revisarán la campaña del movimiento feminista internacional respecto a la pasada huelga, para examinar "las fortalezas de las jornadas y qué se puede hacer para mejorar el movimiento y su autogestión", además de analizar las "debilidades, cómo se visibilizan y cómo abordarlas".

Finalmente, Arencón explica que la pretensión del encuentro es también "analizar y ver si el trabajo feminista repercute de alguna forma en las políticas públicas, no sólo a nivel estatal, sino también local". Es necesario, además, detectar "a qué amenazas se enfrenta" el movimiento feminista. "Identificarlas, trabajar y poner el asunto encima de la mesa", añade.

El objetivo final, concluye, será "marcar compromisos a tres y seis meses" y, tras un "espacio de valoración de la jornada más relajado, trazar planteamientos de cara a 2019".

El movimiento feminista se enfrenta al reto de reeditar el éxito del 8M

El movimiento feminista se enfrenta al reto de reeditar el éxito del 8M

Más sobre este tema
stats