El pago de 1,25 millones del Gobierno de Ayuso por tres vuelos sanitarios conduce a una firma de Panamá

Isabel Díaz Ayuso durante un partido este fin de semana del Mutua Madrid Open.

Los 1,25 millones de euros que el Gobierno de la Comunidad de Madrid pagó a la firma estadounidense Sigma Dental Inc. por tres vuelos para el traslado a la capital de material sanitario adquirido por el Ejecutivo regional en China en plena primera ola de la pandemia tuvieron como destino final una cuenta bancaria de otra firma del grupo radicada en Panamá. Así consta en la factura definitiva de la operación, a la que ha tenido acceso infoLibre y que aparece reproducida al final de esta información. Dicho documento está firmado en junio de 2020 por un alto cargo de la Consejería de Sanidad. Por aquel entonces, el Estado caribeño llevaba casi cuatro meses formando parte de la lista de paraísos fiscales elaborada por el Consejo de la Unión Europea.

A finales de abril de 2020, con centenares de fallecimientos diarios, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso decidió adjudicar una serie de contratos para el transporte a España del material sanitario adquirido en suelo chino, que por aquel entonces era el principal mercado de equipos de protección individual. Más de la mitad de aquellos vuelos fueron encargados a Sport Logistics, una desconocida empresa de Zaragoza. Pero entre las adjudicatarias también figuraban Qatar Airways, Golden Exports, DHL Global Forwarding Spain o Sigma Dental Inc, una firma radicada en Florida (EEUU) detrás de la que se encuentra el empresario venezolano Roger Swidorowicz, que, según publicó elDiario.es hace dos años, mantiene vínculos con miembros de la oposición al régimen de Nicolás Maduro.

En concreto, siempre según la información oficial facilitada por la Comunidad de Madrid a este periódico, Sigma Dental se hizo cargo de tres vuelos, a 416.666,67 euros –IVA incluido– cada uno, de los precios más bajos pagados por el Ejecutivo madrileño. Todos ellos aterrizaron en la capital en cuestión de horas. El primero llegó el 8 de mayo. El último, el 10 de mayo. Aquellas aeronaves venían cargadas, fundamentalmente, de mascarillas KN95, tal y como consta en los Air WayBill –documento que acredita un contrato de transporte aéreo de una mercancía– que se elaboraron en su momento.

Pero aunque la adjudicataria fuese una sociedad afincada en Florida –Sigma Dental Inc.–, lo cierto es que el dinero tenía como destino final una cuenta bancaria de una firma panameña del conglomerado empresarial. Así consta en la factura definitiva de la operación, a la que ha tenido acceso infoLibre tras una petición de información al Portal de Transparencia. El documento es oficial. Y aparece firmado por las dos partes. De un lado, el propio Swidorowicz como "Presidente ejecutivo" de Sigma Dental. De otro, quien fuera director general del Proceso Integrado de Salud, Manuel de la Puente, que lo suscribió digitalmente el 10 de junio de 2020 a las 14.32 horas.

La factura aparece reflejada en dólares. Y se divide en dos partes. Primero, 1,17 millones de dólares por los vuelos en cuestión. Y segundo, 180.000 dólares por el servicio en tierra de los aviones: gastos de terminal, tasa de traslado al aeropuerto, tasa de carga y descarga, "paletización" de la carga... En total, 1,35 millones de dólares. Traducido a euros por parte del Ejecutivo regional: 1,25 millones de euros por las tres aeronaves.

"No ha hecho transferencia ninguna a ningún paraíso fiscal"

A comienzos de abril, esta adjudicación fue puesta sobre la mesa de la Comisión de Vigilancia de las Contrataciones de la Asamblea de Madrid. El encargado de dar explicaciones al respecto fue el director general de Gestión Económico-Financiera y Farmacia, Pedro Irigoyen. "El Sermas –Servicio Madrileño de Salud– no ha pagado a ningún proveedor, no ha pagado ninguna..., no ha hecho transferencia ninguna a ningún paraíso fiscal, como usted dice, y menos en relación con esta entidad", aseveró el alto cargo de la administración regional, quien insistió en que se le abonaron "todos sus gastos" con "cargo" a una entidad domiciliada en Estados Unidos.

Efectivamente, la factura hace constar en primer término el Citibank New York. Sin embargo, añade como “Referencia” que “el crédito final” había de ir a una cuenta de Sigma Dental Plan Corporation, empresa ubicada en Panamá. Según el informe mercantil consultado por este diario, dicha sociedad panameña fue constituida el 13 de septiembre de 2004 con un capital social de 10.000 dólares americanos. En Sigma Dental Plan Corp., el mismo día de su constitución fue nombrado presidente Roger Swidorowicz. La compañía tiene, por tanto, personalidad jurídica propia. En otras palabras, no es la oficina sucursal de una empresa de otro país, como defendió en su momento el Gobierno madrileño.

Para cuando el alto cargo del Ejecutivo regional firmó digitalmente aquella factura, era ampliamente conocido que el Estado caribeño formaba parte de la relación de paraísos fiscales comunitaria. En concreto, el Consejo de la Unión Europea introdujo de nuevo a Panamá en su lista negra de países no cooperadores en materia fiscal el 18 de febrero de 2020 –de hecho, en la última actualización todavía sigue–. "No ha obtenido la calificación de 'conforme en gran medida' del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información con Fines Fiscales respecto del intercambio de información previa petición, y todavía no ha resuelto esta cuestión", recogía entonces la resolución.

Una empresa ocultada por el Gobierno autonómico

Durante la pandemia, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso adjudicó por la vía de emergencia media decena de contratos a la Sigma Dental del empresario venezolano por 38,7 millones de euros –el de los vuelos y otros cuatro para la compra de material sanitario–. Sin embargo, tal y como desveló este periódico, durante meses se los endosaron en los diferentes canales oficiales a una compañía con nombre idéntico pero que no era la adjudicataria real. Las cinco adjudicaciones fueron atribuidas a una empresa con un CIF cuya numeración difería solo en un dígito del que realmente pertenece a Sigma Dental SL, una sociedad granadina sobre la que se establece una clínica odontológica.

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid defendieron que se trataba de un "error humano". Sin embargo, fuentes que conocían de primera mano el programa informático usado por la administración regional para subir adjudicaciones al portal de contratación calificaban de "imposible" la introducción involuntaria y errónea de un NIF falso. De hecho, este diario pudo comprobar que el programa SAP que se utiliza muestra de inmediato un mensaje cuando se introduce en el sistema una numeración incorrecta de una empresa.

Pocas horas después de que este diario publicase las diferentes informaciones relacionadas con estos contratos, el Portal de Contratación de la Comunidad de Madrid rectificó la información errónea que durante meses se estuvo difundiendo.

El de los vuelos con material sanitario no es el único documento en poder de Sanidad que señala al Estado caribeño en el marco de la relación comercial mantenida con Sigma Dental Inc. También las diferentes facturas proforma –un borrador previo a las definitivas– que se elaboraron en su momento para la compra de material sanitario a esta compañía iban acompañadas de esa frase en inglés que dirige hacia Panamá: "Reference: For final credit to: Sigma Dental Plan Corporation".

Sin embargo, esa expresión ha dejado de incluirse en las facturas definitivas vinculadas a esos mismos contratos para la adquisición de mascarillas, batas médicas o guantes que la Comunidad de Madrid ha facilitado por Transparencia. ¿Quiere eso decir que, finalmente, solo se utilizó la sociedad panameña como estación termini en el caso de los tres vuelos con material sanitario? ¿O también con las adjudicaciones relacionadas con el material sanitario pero, por algún motivo, no se reflejó en las facturas definitivas?

A preguntas de este diario, la Consejería de Sanidad se limita a señalar lo mismo que en anteriores ocasiones: "Sigma International Group es un grupo de empresas con sede en Florida y con oficinas en diez países, incluido Panamá". infoLibre también ha hecho llegar una serie de preguntas a Swidorowicz a través de una de las empresas a las que aparece vinculado. A cierre de esta edición, sin embargo, no se ha obtenido respuesta.

El Gobierno de Ayuso atribuyó a una firma española contratos urgentes por 38 millones que pagó a un empresario venezolano

El Gobierno de Ayuso atribuyó a una firma española contratos urgentes por 38 millones que pagó a un empresario venezolano

Más sobre este tema
stats