Caso Gürtel

El PP no tiene la orden de dejar de contratar con Correa: "Si el papel existió en algún momento, después de 13 años ya no está"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su declaración en la Audiencia Nacional.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, señaló este miércoles, durante su declaración como testigo en el juicio de la primera etapa de la trama Gürtel (1999-2005), que en 2004, en cuanto supo que Francisco Correa estaba "utilizando el nombre del PP" en algunos ayuntamientos de Madrid, los servicios económicos del partido "remitieron a todas las organizaciones regionales un documento diciendo que no se contratara con este grupo". Nada más terminar la declaración de Rajoy, infoLibre solicitó oficialmente al PP copia de ese documento. La respuesta oficial fue la siguiente: "Si el papel existió en algún momento, después de 13 años ya no está". "A lo mejor se transmitieron las instrucciones verbalmente", añadieron.

El presidente del Gobierno compareció en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) durante casi dos horas. En la declaración, las acusaciones populares incidieron, sobre todo, en la ruptura de relaciones entre la trama corrupta liderada por Francisco Correa y el PP. "Usted se ha vanagloriado de ser el que cortó la relación con el señor Correa, ¿no?", preguntó el letrado de la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (Adade), José Mariano Benítez de Lugo. "Sí, fue en una reunión en mi despacho aproximadamente en el año 2004, hacia la última parte", afirmó el líder del Ejecutivo desde el sitio que el tribunal habilitó a la derecha de su mesa para que Rajoy pudiera esquivar la foto con los acusados de fondo.

Según relató el presidente de la formación conservadora, en esa charla el entonces tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, le dijo "que algunos proveedores del partido estaban utilizando el nombre del PP en algunos ayuntamientos en Madrid". "Entonces yo le pregunté si había algo que él consideraba que no se ajustaba a derecho y me dijo que pruebas no tenía pero que no le gustaba. Le pregunté qué proponía y dijo: 'pues yo creo que deberíamos dejar de trabajar con estos proveedores'. Y efectivamente, yo le dije que dejara de trabajar con esos proveedores, que por otra parte no tenían contrato alguno con nuestro partido", relató.

Las acusaciones trataron de indagar un poco más en esta cuestión. "Estaban utilizando el nombre del partido... Si puede concretar en qué consistía esa utilización indebida...", deslizó Virgilio Latorre, el abogado que representa al PSPV-PSOE en el caso Gürtel. "No, solamente me dijo lo de la utilización", respondió Rajoy, que no pudo explicar tampoco cómo se había enterado Lapuerta: "No lo sé, supongo que alguna gente se lo habría comentado". También descartó tajantemente que en esa reunión estuviera el empresario Joaquín Molpeceres, la persona que, según el extesorero Luis Bárcenas, habría avisado a Rajoy de las "actividades ilícitas" de Correa: "No conozco a ese señor", afirmó el presidente.

Una orden que el PP no logra localizar

Según el líder del Ejecutivo, las instrucciones fueron claras: "No se le vuelve a contratar y punto". En este sentido, y a preguntas de Latorre, el jefe del Gobierno dijo: "Cuando yo doy esa instrucción, son los servicios económicos los que creo que remitieron a todas las organizaciones regionales un documento diciendo que no se contratara con este grupo. Pero tampoco se lo puedo asegurar. Porque claro, yo evidentemente no voy a hacer el seguimiento...". "¿Cómo comunicaron a todos los ayuntamientos o delegaciones que dejaran de contratar con Correa?", insistió Latorre. "Eso quien lo comunica no es el presidente del PP, sino que serán los correspondientes servicios económicos, como también es perfectamente entendible", zanjó.

El presidente del Gobierno, además, fue cuestionado sobre si, tras enviar dicha comunicación a las regionales, recibió contestación: "¿Algún tipo de respuesta por parte de ellos diciendo ya hemos adoptado las medidas o, por el contrario, vamos a seguir contratando?", puso sobre la mesa el abogado del PSPV. En esta cuestión, Rajoy volvió a ser escueto: "No he recibido ninguna".

Durante su declaración el pasado mes de enero en el juicio, que lleva ya más de un centenar de sesiones, el extesorero Luis Bárcenas afirmó que él recibió la instrucción e informó a todas las sedes regionales del partido de que cortaran todo tipo de relación con el líder de la Gürtel. Órdenes que supuestamente no llegaron al exsecretario general Javier Arenas. El exministro y durante años presidente del PP andaluz fue preguntado por la fiscal Concha Sabadell sobre si en las municipales y autonómicas la junta directiva nacional daba instrucciones a los municipios sobre a qué empresas contratar, algo que negó. ¿Y "alguna indicación" de no contratar a una determinada empresa? "Desconocimiento absoluto, no lo he vivido nunca", afirmó.

Según Bárcenas, sólo respondió el expresidente de la Comunitat Valenciana Francisco Camps señalando que él no trabajaba con Special Events, una de las compañías de Correa, sino que lo hacía con Orange Market. Algo que seguiría siendo así debido a la creatividad y ajustados precios que ofrecía "un genio", Álvaro Pérez El Bigotes.

La rueda continuó girando en Madrid y Valencia

A preguntas de la acusación de los socialistas valencianos, el presidente aseguró desconocer que, a pesar de sus directrices, en algunas regiones potentes como Madrid y Valencia "Correa siguió trabajando para el PP", en palabras de Latorre. "Lo desconozco absolutamente", dijo el jefe del Ejecutivo, que afirmó que "no tuvo conocimiento" porque él no se preocupa "de esos temas". En este sentido, tampoco se extendió mucho cuando le preguntaron por el congreso nacional del PP de 2008 en Valencia, el que encumbró a Rajoy y parte del cual organizó el grupo de Correa. "¿Sabe quién lo organizó?", le cuestionaron. "No", sentenció.

A pesar de las órdenes del presidente del partido, la Gürtel continuó funcionando a pleno rendimiento en la capital. Según un informe que la Intervención General de la Administración Pública (IGAE) elaboró en 2013 para el entonces juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, la Comunidad de Madrid mantuvo un trato de favor con las empresas de la trama entre 2004 y 2008. El Ejecutivo regional, según los interventores, tramitó seis expedientes de contratación por 1,14 millones de euros y 657 contratos menores –no sujetos a publicidad– por 5,33 millones. "En al menos 104 actos ha quedado acreditado el fraccionamiento", señalaron los auditores. Adjudicaciones troceadas para evitar el concurso público.

El conglomerado empresarial de Correa se ocupó principalmente de la organización y el montaje de actos institucionales y conmemorativos de diferentes consejerías de la Comunidad de Madrid. En este sentido, el informe de IGAE detectó 686 actos por 6,48 millones de euros. De ellos, 103 pagos carecían de facturas justificativas. La Fiscalía estima que la red corrupta, en connivencia con el ex viceconsejero de Presidencia Alberto López Viejo, consiguió amañar casi 350 actos del Gobierno regional, en esas fechas presidido por Esperanza Aguirre, por un valor que supera los 8,5 millones de euros.

La rueda también continuó girando en Valencia. Orange Market, por ejemplo, se encargó de montar el stand de la Generalitat en Fitur desde 2005 hasta el año 2009. Irregularidades en las contrataciones sobre las que se pronunció el pasado febrero el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. Así, en el fallo por el que condenó a trece años a cada uno de los cabecillas de la trama, el TSJCV consideró probado que "crearon una trama empresarial para obtener distintos contratos de la Generalitat Valenciana en diversas ferias de turismo (...) tras realizar distintas actuaciones encaminadas a manipular, alterar e influir a su favor en la tramitación de los procedimientos administrativos de adjudicación de tales trabajos". Corruptelas que costaron a los valencianos 5,69 millones de euros.

Sin embargo, no fueron los únicos contratos que la trama de Correa logró arrancar a las administraciones públicas valencianas. Según un auto de 2009 del magistrado instructor del caso, la Generalitat adjudicó entre los años 2005 y 2009 contratos a las empresas de la Gürtelpor casi siete millones de euros. Además de Fitur, también consiguieron licitaciones, según se indicó en el auto, para otras ferias como TVC, Intur, SITC o Expovacaciones. "Desde 2005 le fueron adjudicados a esta sociedad por diferentes organismos de la Generalitat numerosos contratos de muy variado objeto", apuntaba el escrito.

Aunque el magistrado instructor no cifró una cantidad exacta, sí señaló que hasta ocho consejerías habían encargado trabajos al conglomerado empresarial de la trama. La de Bienestar Social, por ejemplo, le pidió dos actos de una de sus fundaciones. La de Cultura le dio 100.000 euros por actos del décimo aniversario de Castelló Cultural. Y la de Medio Ambiente, encargó un documental didáctico que ni tan siquiera concluyeron. Según el escrito, también otras entidades como Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) o Feria Valencia contrataron con la empresa de Pérez.

Así ven jueces y fiscales la petición del PP de limitar con “urgencia” la acusación popular

Así ven jueces y fiscales la petición del PP de limitar con “urgencia” la acusación popular

Más sobre este tema
stats