La portada de mañana
Ver
La derecha apoya en Irlanda y Noruega el Estado palestino mientras PP y Vox lo censuran en España

La XII Legislatura

El PSOE “está cada vez más en el 'no' a Rajoy”

La dirección del PSOE dice que el partido "está cada vez más en el 'no' a Rajoy"

Ibon Uría

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, reaparecerá este miércoles tras dos semanas de silencio. Sánchez ha convocado en el Congreso una reunión conjunta de la Comisión Permanente de su Ejecutiva y de la dirección de su grupo parlamentario, tal y como adelantó infoLibre. La cita, con un formato poco habitual, llega tras una escalada de las presiones a los socialistas para que dejen gobernar al PP. El círculo más próximo al secretario general, sin embargo, descarta cambios en la estrategia y afirma que el respaldo al no a Rajoy crece.

Fuentes de la dirección del PSOE consultadas por este periódico avanzan que en el encuentro de este miércoles se reiterará la negativa a apoyar, sea con un voto favorable o con una abstención, la investidura de Mariano Rajoy. "Nadie espera cambios", comenta un dirigente de la máxima confianza de Pedro Sánchez, que añade que el partido "está cada vez más en el no a Rajoy"no . Esta es la opción, sostiene Ferraz, que va ganando apoyos entre la militancia y entre los cuadros socialistas.

Tras las elecciones del 26J, el Comité Federal acordó el 9 de julio que los 85 diputados del PSOE se opondrán a la reelección de Rajoy. Desde entonces, Sánchez siempre se ha remitido a ese acuerdo del máximo órgano entre congresos. En su última comparecencia pública, el pasado 2 de agosto, afirmó que los socialistas no apoyarán aquello que quieren cambiar y aseguró que una "abrumadora mayoría" del partido apoya la posición del no. Posteriormente, señaló a sus cargos más próximos que "aguantará" las presiones y mantendrá el veto a Rajoy.

Para la cúpula socialista, en la actualidad Rajoy se resiste a poner fecha a su investidura en un intento de que los socialistas cedan y pasen a la abstención antes, de modo que cuando acuda al debate tenga los votos necesarios para la reelección garantizados. Por contra, en el PSOE esperan que Sánchez pueda devolverle en esa cita en el Congreso de los Diputados los reproches que el conservador le lanzó durante el debate, a principios de marzo, de la investidura fallida del socialista.

Rajoy, muy duro en aquel enfrentamiento, le espetó: "Ha perdido las elecciones, ha perdido la investidura, nos ha hecho perder el tiempo, ha puesto las instituciones al servicio de su supervivencia y eso también es corrupción, señor Sánchez". En Ferraz creen ahora que Sánchez podría afear al conservador haber sido incapaz de reunir los votos necesarios durante los casi dos meses que han pasado desde el 26J, e incluso que perder la investidura podría reabrir el debate en el PP sobre la figura de Rajoy como candidato. Algunos diputados socialistas piensan, incluso, que no es imposible que los conservadores dejen caer a su líder.

Presiones al PSOE

Lo cierto es que, en los últimos días, se han multiplicado los llamamientos al PSOE para que permita que arranque la legislatura con un Gobierno del PP. El expresidente del Gobierno Felipe González ha apostado reiteradamente por esta opción. Y el pasado martes, cuando Rivera (Ciudadanos) abrió la puerta por primera vez a votar sí a Rajoy, alabó ese gesto como símbolo de "responsabilidad" en declaraciones a El País. Precisamente el periódico de Prisa ha reclamado con insistencia en sus editoriales que los socialistas den su brazo a torcer.

A preguntas de este diario, un miembro de la dirección del partido comenta que estos gestos incluso pueden "venir bien" para reforzar la opción defendida por Sánchez, el voto contrario a Rajoy. En la cúpula socialista hacen además caso omiso de las presiones de miembros del PP para que Sánchez "desbloquee" la gobernabilidad y los llamamientos de Rivera –el último, en un artículo publicado este domingo también en El País– a que los socialistas no se "desentiendan" de la situación y se "sumen" al "sentido de Estado" del partido naranja.

Aunque no de forma tan tajante, otros miembros del PSOE han planteado tras el 26J la necesidad de abrir un debate o replantearse el voto contrario al PP en la investidura. El primero fue el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara, quien planteó la necesidad de una "mínima abstención a última hora" y después se preguntó, en julio,quien sería "el guapo" que se opondría a los conservadores si lograban pactar con Ciudadanos y acudir a la sesión de investidura con 169 o 170 votos a favor.

Abstención socialista

También abrieron la puerta a la abstención del PSOE el exministro José Bono, quien no la descartó "si es necesario" –"si fuera necesario que el PSOE se abstuviera para evitar las terceras elecciones, creo que por responsabilidad de país (...) es lo que tendría que hacer el PSOE", dijo en una entrevista a finales de julio– y el exvicepresidente Alfonso Guerra, que un artículo en la revista Tiempo planteó como "acto colectivo de responsabilidad" la vía de que "todos" los dirigentes de las fuerzas distintas al PP se abstuvieran de forma colectiva.

Más recientemente, fue el expresidente Zapatero quien pidió un proceso de diálogo interno en el PSOE para aunar "el máximo consenso posible", destacó que la democracia "debe tener los instrumentos necesarios para poder formalizar un Gobierno" y advirtió contra unas terceras elecciones. Este mismo martes, el secretario general del PSOE de Aragón y presidente de esa comunidad, Javier Lambán, hizo un llamamiento a que haya Gobierno cuanto antes y reiteró que está a favor de ese diálogo en los órganos del partido que reclamó Zapatero.

Lambán, además alabó las palabras del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que en declaraciones a El País respaldó el voto del PSOE contra Rajoy, pero que también dijo este martes que si el candidato conservador fracasara, se abriría "un nuevo escenario" con "muchas posibilidades a explorar", entre las que el dirigente catalán citó "otros candidatos del PP, candidatos de otros partidos o candidatos independientes". "En estos momentos –recalcó, no obstante– no hay ningún motivo para reunir al Comité Federal (...). La postura que mantiene el PSOE es la correcta".

Sánchez acusa a Rajoy de “mantener cautivas las instituciones de la democracia”

Sánchez acusa a Rajoy de “mantener cautivas las instituciones de la democracia”

Sin cambios

La dirección del PSOE, según las fuentes consultadas por este diario, confirman que de momento "no está previsto" convocar de nuevo al Comité Federal. De la reunión de este miércoles, que se producirá el mismo día en el que el Comité Ejecutivo Nacional del PP está llamado a votar sobre las condiciones de Ciudadanos para negociar un acuerdo de investidura, no saldrá en principio ningún plan para reunir al órgano en el que tendría que debatirse un hipotético cambio de posición de cara a la investidura.

Lo cierto es que incluso los sectores del PSOE que se muestran partidarios de abstenerse en el último minuto descartan cambios por ahora. "Creo que antes de la investidura no habrá Comité Federal. Cuando finalmente se produzca y Rajoy fracase, entonces, ante un nuevo escenario, estaría justificada, e incluso sería necesaria, la reunión de ese órgano", comenta un diputado socialista.

Más sobre este tema
stats