Los correos secretos de Blesa

La representante de CCOO exigió 9.231 euros para que su pareja apoyara la compra de una torre del Real Madrid

Tono Calleja / Alicia Gutiérrez

Los correos secretos del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa muestran que la máxima responsable del sector de banca de Comisiones Obreras (CCOO) entre 1987 y noviembre de 2007, María Jesús Paredes, llamó a Ildefonso Sánchez Barcoj, uno de los lugartenientes de Blesa, pidiendo 9.231 euros de dietaBlesa bajo la amenaza de que su pareja, Francisco Baquero, no acudiría al consejo del lunes en el que se iba a aprobar la compra de "la torre". Al final, según el correo de 27 de junio de 2007 al que ha tenido acceso infoLibre, Sánchez Barcoj consiguió "aplacarla": "Después de casi una hora al teléfono, he conseguido que espere hasta el lunes, y por tanto que Paco [Baquero] asista al consejo. Me ha dicho que apoyará la compra de la torre, y que espera que no tenga que estar siempre dando ella, y recibiendo este trato a cambio. Estaba muy, pero que muy cabreada", especifica Sánchez Barcoj en su mensaje a Blesa.

Este diario ha podido comprobar que el Consejo de Administración de Caja Madrid decidió tan solo tres días después del mencionado correo a Blesa, el lunes 30 de julio de 2007, comprar por 815 millones de euros la torre que la petrolera Repsol construyó en los terrenos de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid para ubicar en ella su sede central. La entonces Torre Caja Madrid estaba llamada a ser la sede corporativa de la caja, y posteriormente, de Bankia. Pero tras la quiebra de Bankia en 2012, la entidad revisó el valor de sus activos y el rascacielos perdió más de la mitad de su valor. Bankia provisionó 410 millones por la devaluación del precio del edificio tras la inyección de dinero público que recibió. En 2012 Bankia hizo público un agujero económico por el que tuvo que ser intervenida con 22.000 millones de dinero público.

Investigación dentro de CCOO

infoLibre adelantó un extracto de la declaración judicial del magistrado Elpidio José Silva en el que éste aseguraba que un representante de CCOO había pedido 9.000 euros al exbanquero en un correo electrónico, a cambio de apoyar una decisión. Esa cantidad quintuplicaba la cuantía normal de una dieta de asistencia al consejo de la entidadf. "Eso es pagar por un voto, eso está en los correos corporativos meridianamente, literalmente... Y obviamente Blesa lo pagó. Compró la voluntad", especificó el juez en su declaración en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

A raíz de esta información CCOO anunció su intención de abrir una investigación para averiguar quién había sido el miembro del sindicato que pidió al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa 9.000 eurosabrir una investigaciónMiguel Blesa de dieta para acudir a un órgano de dirección donde se iba a votar un acuerdo. “Si se confirma”, aseguró el secretario de Organización y Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, “se trata de alguien que, por su cuenta y riesgo, se ha aprovechado de su responsabilidad institucional en beneficio personal y de la manera más deleznable”.

Lezcano dijo que aún no sabe de quiénes se trata, pero precisa que los posibles nombres son pocos: cuatro o cinco. "Los primeros interesados en desvelar lo ocurrido somos nosotros y tomaremos medidas", prometió.

"Hecha una pantera"

En el correo electrónico, Sánchez Barcoj especifica a Blesa que María Jesús Paredes llamó "hecha una pantera". Y el motivo era porque se le había comunicado a su pareja, Paco Baquero, que su dieta en el fondo rumano era de 2.203 euros. También porque se enteró que al otro consejero de CCOO, Pedro Bedia, le pagaban 9.231 euros en Mapfre. "Dice que esto no es lo pactado, que ella había pedido que se repartieran a la mitad y que [José Antonio] Moral Santín le había dicho que tú [en referencia a Blesa] habías comentado que eso no era posible y que era mejor que los dos cobraran 9.231 euros".

Sánchez Barcoj, que ha declarado como imputado en la pieza separada de las preferentes del caso Bankia en la Audiencia Nacional, también asegura en el texto que María Jesús Paredes le dijo que "Paco" había recibido un email "de un tal Arturo Garrido" comunicándole que dejaba el consejo de Global Vía, una sociedad participada al 50% por Caja Madrid y la constructora FCC, y "anunciándole de forma muy sibilina que no va a estar en la ejecutiva del fondo rumano".

Esas no son las formas

La queja de Paredes, siempre según la versión de Sánchez Barcoj que se puede ver en el email al que ha tenido acceso infoLibre, eran las formas: "Dice que esas no son las formas. Que si así se paga la lealtad, que si tú [Blesa] y De la Torre estáis tan ocupados y que su intención es irse hoy de vacacionesBlesa como tenía previsto y que, por tanto, Paco no asistirá al consejo del lunes, que si creemos que nuestro interlocutor es Pedro Bedia, pues que nos las apañemos". Pedro Bedia también está imputado tras la querella presentada por UPyD en la Audiencia Nacional sobre la gestión de Caja Madrid.

Paredes fue la máxima responsable de Banca de Comisiones Obreras desde 1987 y fue un cargo de confianza de José María Fidalgo durante su mandato al frente del sindicato.

Defensa de Miguel Blesa

En 2003, cuando el socialista Rafael Simancas ganó las elecciones madrileñas y proclamó su voluntad de cambiar al presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, la dirigente de Comisiones defendió con ahínco la postura del PP. Y los planes de Simancas no pudieron llevarse a cabo, por culpa de Tamayo y Sáez, los dos diputados elegidos por el PSOE que traicionaron su voto para dar la victoria a Esperanza Aguirre. Tres años después, Francisco Baquero, la pareja de Paredes, se convirtió en consejero de Caja Madrid.

De acuerdo con los datos de diversos registros de la propiedad, a los que tuvo acceso Público, Paredes y su pareja eran dueños de un chalé en una urbanización de lujo de Madrid, una vivienda en uno de los barrios más caros de la capital, un piso en la sierra madrileña, una vivienda unifamiliar adosada en Manilva (Málaga) y dos apartamentos en Denia (Alicante). El valor de mercado de estos bienes superaba en ese momento los dos millones de euros. Ambos han sido durante varios años liberados sindicales por el sindicato Comfia-CCOO.

Uno de los exconsejeros de CCOO que aupó a Blesa a la presidencia de Caja Madrid cobró 1,6 millones de la entidad

Uno de los exconsejeros de CCOO que aupó a Blesa a la presidencia de Caja Madrid cobró 1,6 millones de la entidad

Más sobre este tema
stats