LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Doce asesinatos machistas en quince días destapan fallos en todas las escalas de protección de las mujeres

10N | Elecciones Generales

Sánchez quiere una investidura en diciembre y hará una oferta 48 horas después del 10N

infoLibre

El PSOE ha asegurado que "inmediatamente" después de las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, si es el ganador de los comicios, iniciará las conversaciones con todos los partidos "para desbloquear España". En concreto, según el documento socialista "Plan para avanzar y vencer el bloqueo"[consultar aquí] al que ha tenido acceso Europa Press, el PSOE presentará en el plazo de 48 horas tras el 10N una propuesta a cada fuerza con el objetivo de formar en el plazo de un mes un Gobierno "progresista, unido y coherente" en los grandes temas nacionales y que "no dependa de los votos independentistas".

De este modo, la formación ha destacado que los españoles decidirán en las urnas "la correlación de fuerzas de los partidos", de manera que una mayoría sólida del PSOE "facilitaría las negociaciones y evitaría tentaciones de otras fuerzas de seguir bloqueando". En el documento, el PSOE se ha comprometido a ofrecer a las fuerzas políticas del Congreso, con el objetivo de evitar el bloqueo, un paquete de Pactos de Estado.

Entre ellos, ha destacado un Pacto contra el bloqueo para que quede garantizada en el futuro la investidura de un presidente del Gobierno tras la celebración de futuras elecciones generales. En este sentido, la formación socialista ha puesto como ejemplo el modelo del País Vasco y Asturias, contemplando que gobierne en primera instancia el candidato que obtenga la mayoría de apoyos parlamentarios y, de no lograr dicha mayoría y sólo en ese caso, sería investido el candidato de la fuerza más votada.

Igualmente, ha propuesto un acuerdo de defensa de la democracia española, de la Constitución y de la integridad territorial para asegurar una respuesta unitaria frente a cualquier tentativa unilateral de ruptura de orden constitucional, así como un acuerdo por un nuevo Pacto de Toledo que garantice, mediante su blindaje en la Constitución, la sostenibilidad y suficiencia del sistema público de pensiones, actualizándolas conforme al IPC real y aumentando la cuantía de las pensiones mínimas y no contributivas.

El PSOE también ofrecerá un acuerdo de financiación autonómica y local, y de lucha contra la despoblación, que permita una financiación adecuada de todos los servicios públicos que prestan las comunidades autónomas y las entidades locales, y que ponga en marcha una serie de iniciativas para afrontar el reto demográfico de España.

Para conformar una mayoría progresista, el PSOE ofrecerá un acuerdo programático de gobierno a las fuerzas de la Cámara dispuestas a integrar una mayoría progresista, con el objetivo de conseguir no solo su voto favorable a la investidura de Pedro Sánchez sino sobre todo "fórmulas de apoyo estable" durante toda una legislatura de avance social. Este programa de Gobierno se articulará en torno a prioridades sociales, económicas y medioambientales y contendrá las políticas que unen a los partidos progresistas y a la sociedad civil, para "garantizar estabilidad durante toda una legislatura".

Los socialistas esperan convocar y celebrar una sesión de investidura en la segunda quincena del mes de diciembre, tras las preceptivas consultas del rey Felipe VI. "El Gobierno deberá estar constituido antes de concluir el año. A tal fin, si fuera necesario, se cancelaría la tradicional suspensión navideña del periodo de sesiones del Congreso de los Diputados", ha afirmado la formación.

En la segunda quincena del mes de enero, según el documento presentado por el PSOE, se realizará la preceptiva aprobación del techo de gasto, paso previo de la Ley General Presupuestaria. Así, la formación ha señalado que el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado estará presentado para su tramitación parlamentaria durante el primer trimestre de 2020.

Sánchez pide una "mayoría suficiente" para su plan de gobierno

Este domingo en un mitin en Alcorcón, el líder del PSOE, Pedro Sánchez ha desgranado este programa y ha pedido una "mayoría suficiente" para el PSOE en las próximas elecciones generales del 10 de noviembre porque sólo así podrá cumplirse su plan para que España tenga un nuevo gobierno este diciembre. También ha advertido que el principal problema que tiene España en la actualidad es el bloqueo, porque solo con un nuevo Gobierno progresista con plenas capacidades el país podrá atender desafíos como el empleo, la sanidad, la dependencia, las pensiones, la educación, el cambio climático o la igualdad entre hombres y mujeres.

Todos estos desafíos, ha incidido, no se podrán responder "si vuelve a triunfar el bloqueo". A su modo de ver, el 10 de noviembre están sobre la mesa dos únicas opciones: o avanzar, y el único partido que lo garantiza es el PSOE, o seguir en el bloqueo, si se opta por la "sopa de siglas" que hay a izquierda y a derecha del PSOE.

 

El presidente ha dicho no tener ningún problema con el multipartidismo en sí mismo, pero se ha quejado de que esta multiplicidad de opciones al final en lo que desemboque sea en la imposibilidad de formar gobierno. De ahí que en su plan proponga un pacto de Estado para reformar la ley y permitir que gobierne la lista más votada.

La exhumación de Franco

Como viene ocurriendo en otros mítines de Sánchez en esta precampaña, el auditorio se ha puesto en pie en la primera alusión de la alcaldesa de la localidad, la socialista Natalia de Andrés, a la decisión de sacar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

Andrés ha denunciado que supone una "vergüenza" que los franquistas se vayan a protestar a las puertas del Valle por la exhumación exigiendo libertad y ha advertido de la relevancia de que el próximo 10 de noviembre ningún voto socialista se quede en casa porque es responsabilidad del PSOE "parar a la derecha". "¿Cuántas veces más quieren que ganemos las elecciones para que nos dejen gobernar?", se ha preguntado, antes de advertir al auditorio de que los partidos que han bloqueado buscan "aburrir" a los votantes socialistas para que no vayan a votar el 10N. Por eso, ha abundado, es "imprescindible" acudir a las urnas otra vez, porque éste es el momento "crucial".

También el secretario general del Partido Socialista de Madrid, José Manuel Franco, se ha referido a la inminente exhumación del dictador, ensalzando el "valor, coraje, sensatez y valentía" que ha demostrado Sánchez en esta cuestión. De hecho, cuando el presidente ha subrayado que la exhumación supone una victoria de la democracia española, una mujer ha gritado: "No, tuya, tuya" y ha sido respaldada con los aplausos del resto de asistentes.

Ataques al resto de partidos

Como viene siendo habitual en estos mítines de precampaña, Sánchez ha arremetido contra PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, a los que culpa del bloqueo. A pesar de que Más País, el nuevo proyecto político de Íñigo Errejón, se presenta por Madrid, Sánchez no se ha referido a esta formación, más allá de cuestionar la utilidad del multipartidismo.

Sánchez ha puesto en valor el equipo económico con el que cuenta en su Gobierno, con la ministra de Economía, Nadia Calviño al frente, y una vecina de Alcorcón en el Ministerio de Industria, en referencia a Reyes Maroto. El PP, en cambio, no tiene ninguna figura reconocida en su equipo económico PPdespués de que su fichaje económico para las pasadas generales, Daniel Lacalle, abandonó la formación tras el batacazo electoral y que será recordado por poner en cuestión la revalorización de las pensiones, ha señalado.

De Ciudadanos ha vuelto a decir que han dado "tantas vueltas que ya no saben dónde están", pero los socialistas sí tienen clara su postura, siempre favorable a "apuntalar" al PP de la corrupción y "abrazarse" a la ultraderecha.

Con respecto al líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha advertido de que está utilizando el "trampantojo" de amenazar con una gran coalición del PSOE con el PP o Ciudadanos con el único objetivo de esconder que ha impedido un Gobierno del PSOE hasta en cuatro ocasiones en los últimos cuatro años. "¡Ya está bien de mentir!. ¿A dónde vamos con partidos que se alían con la ultraderecha (...) y de manera muy lamentable vilipendian el buen nombre de las 13 rosas?", ha respondido a Iglesias.

Sánchez ha destacado que, frente a estos partidos, el PSOE combina el "rigor con las cuentas públicas" con el "compromiso social", de manera que ha prometido que, si se mantiene en el Gobierno, no subirá impuestos a la clase media y trabajadora, defenderá el "patrimonio del Estado de bienestar" y hará una "gestión ordenada, honesta, y transparente de los recurso públicos".

El PSOE tampoco va a permitir, ha asegurado, que la bandera de España y la Constitución "sea privatizada por la derecha" porque España "es de todos" y no de los "extremistas" 

Sánchez ha llenado el Teatro Buero Vallejo de Alcorcón, completando el aforo de 900 personas y dejando gente fuera en la calle, lo que ha llevado a la organización a estimar que han superado el millar las personas que se han acercado a escuchar al presidente. Una quincena de activistas de la plataforma Stop Desahucios ha protestado frente a la entrada del teatro, lo que ha obligado a un amplio despliegue de protección de la Policía Nacional, que evitó que pudieran acercarse al presidente, al que acusan de "cómplice" con los desahucios. Además de por Maroto, Sánchez ha estado arropado en este mitin por los ministros de Fomento, José Luis Ábalos; Transición Ecológica, Teresa Ribera, y Ciencia y Universidades, Pedro Duque, además de por la número dos del partido y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra.

Más sobre este tema
stats