Fraude fiscal

EEUU, Bélgica y Francia emprenden acciones contra HSBC mientras España mira a otro lado

Montoro pide a las comunidades autónomas que hablen de sí mismas “y no mirar al vecino”

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró este lunes que la Agencia Tributaria estatal "ya ha sustanciado y ha actuado en la anterior legislatura" sobre los nombres de ciudadanos españoles que aparecen mencionados en la lista Falciani y que, presuntamente, han estado evadiendo impuestos durante años.

Asimismo, Montoro apuntó que la mencionada lista "ya llegó a la Agencia Tributaria en la legislatura pasada", por lo que subrayó que "no se trata de una novedad, pues es una actuación de control y gestión contra el fraude de la anterior legislatura, aunque sí es una novedad que se conozcan los nombres y apellidos". El ministro insistió en que "las personas de esa lista ya se han sustanciado, se han puesto al día y resueltos sus casos a todos los efectos en la anterior legislatura; es un asunto antiguo".

No obstante, Montoro no hizo ninguna valoración sobre la filial suiza del banco HSBC, que ya está siendo investigada en algunos países por ayudar a sus clientes a evadir impuestos. Entre ellos, destacan Estados Unidos, Bélgica y Francia, que analizan con lupa los movimientos de la entidad para determinar si cometió algún delito en materia fiscal.

Así, en Bélgica la justicia sopesa emitir órdenes de detención internacional contra los antiguos directivos de esta rama del HSBC, pero también contra los actuales, debido a una evidente falta de cooperación de la entidad y las autoridades suizas en la investigación de este caso, según informó la fiscalía de Bruselas en un comunicado recogido por Europa Press. Por ejemplo, en diciembre la justicia belga envió una comisión rogatoria a las autoridades suizas a fin de recabar información adicional. Una petición que aún no ha obtenido respuesta.

Solo en Bélgica, el fraude y la evasión fiscal facilitados por el banco HSBC asciende a 6.260 millones de euros, repartidos en 4.612 cuentas bancarias abiertas a nombre de más de 3.000 belgas o sociedades pantallas pertenecientes a belgas, según publica el diario Le Soir. Por ello, la justicia belga sospecha que HSBC ayudó a centenares de clientes privilegiados, sobre todo relacionados con el comercio de diamantes en Amberes, a evadir impuestos. Para ello, ponía a su disposición sociedades offshore, situadas en particular en Panamá y las Islas Vírgenes, que no tenían ninguna actividad económica y cuyo único objetivo era esconder los activos de los clientes.

Por otro lado, la filial suiza está imputada en Francia por blanqueo y fraude fiscal desde el pasado mes de noviembre. Según la acusación, HSBC habría ayudado a sus clientes a evadir impuestos entre 2006 y 2007. Esta investigación es consecuencia del análisis de los datos personales de los clientes de la entidad que fueron entregados a las autoridades francesas. Un proceso similar al que ya se había iniciado en Bélgica días antes.

"Confirmamos que HSBC Private Bank ha sido puesto bajo investigación formal por las autoridades francesas que examinan si la entidad actuó apropiadamente entre 2006 y 2007 en relación con ciertos clientes que tenían requerimientos fiscales de Francia, así como en relación con la forma en que el banco ofertó sus servicios en el país", indicó la entidad en un comunicado. Asimismo, añadió: "Continuaremos cooperando con las autoridades francesas de la forma más completa posible".

De la Mata imputa a siete directivos de HSBC por blanqueo y organización criminal

De la Mata imputa a siete directivos de HSBC por blanqueo y organización criminal

Más sobre este tema
stats