GESTIÓN PÚBLICA

El Gobierno aplaza una semana el acuerdo salarial con los funcionarios

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El Gobierno se ha dado una semana más para alcanzar un acuerdo con los sindicatos sobre la subida salarial de los funcionarios. El aplazamiento de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado hasta el próximo día 29 ha permitido alargar una negociación que este jueves parecía abocada al fracaso. Los sindicatos rechazaban la subida salarial ofrecida por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas e incluso CSI-F había anunciado ya que abandonaba la mesa y empezaba a organizar movilizaciones.

Sin embargo, las declaraciones del portavoz del PNV en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, asegurando que su partido no tiene “ninguna razón” para apoyar los Presupuestos de 2018 –cuyo anteproyecto de ley tenía previsto aprobar el Consejo de Ministros este mismo viernes– ha obligado al Ejecutivo a afianzar sus apoyos parlamentarios. La subida salarial para los funcionarios debe figurar en las Cuentas para el próximo año.

De modo que las reuniones continuarán la próxima semana, pero los sindicatos ya han dejado claro que si el Gobierno no mejora la oferta económica y de jornada laboral, el acuerdo será imposible y convocarán movilizaciones. “El Ejecutivo está en situación de debilidad, sin apoyos para aprobar los Presupuestos, y vamos a jugar esa baza”, avanzó a infoLibre un portavoz de CSI-F.

Este jueves el ministerio ha ofrecido como única mejora redondear al 8% –la cifra inicial era del 7,95%– el máximo de alza salarial en tres años que había propuesto la víspera. Ese aumento sólo se producirá si se alcanzan los topes ofertados en la parte variable de la subida. Así, el Gobierno ofrece a los funcionarios un incremento fijo del 1,5% para 2018, al que se añadirá un 0,25% si el PIB crece este año al menos un 3%. Para 2019, la subida fija será del 1,75% y la variable, siempre que el PIB crezca un 2,6% en 2018, alcanzará el 0,5%. Para 2020, el alza fija será del 2%, y la variable, del 0,5% si el crecimiento del PIB es del 2,5% en 2019. Además, en el caso de que el PIB medre cuatro décimas más de las previstas estos tres años, la parte variable aumentará un 0,5% en 2018 y un 0,75% en 2019 y 2020. Finalmente, pero sólo si el déficit público se reduce hasta el 0,5% del PIB en 2020, ese año a los funcionarios se les subirá un 1% la parte variable.

Es decir, los salarios de los funcionarios crecerán un mínimo del 5,34% y un máximo del 8% en los próximos tres años.

Para los sindicatos, este aumento es “insuficiente”, puesto que desde 2010 los empleados públicos han perdido al menos un 14% de poder adquisitivo, que el sindicato CSI-F eleva hasta un 20%. Ese menoscabo retributivo fue el resultado del recorte salarial del 5% aplicado por el Gobierno del PSOE entre 2010 y 2011 y de la congelación decretada por el Gobierno del PP desde 2012 hasta 2015. En 2016 y 2017 la subida salarial para los funcionarios fue del 1%. Y se les devolvió la paga extra de Navidad que se les había suprimido en 2012.

Además, los sindicatos reclaman “elementos de garantía” sobre la parte variable de la subida. “La manera en que opera el crecimiento del PIB genera incertidumbres”, advierte Frederic Monell, secretario de Organización de la Federación de Servicios Públicos de UGT. Si la economía no se comporta durante los próximos tres años en la medida en que prevé el Gobierno, las subidas salariales propuestas “no cubrirán los objetivos” que persiguen los sindicatos, explica. De ahí que José Fernández, coordinador del Área Pública de CCOO, pida al Gobierno “cantidades reales en materia de recuperación económica”.

Jornada laboral y vacantes

Pero también hay un segundo elemento que los sindicatos consideran fundamental para conseguir el acuerdo: la jornada de 35 horas, que cinco comunidades autónomas –Andalucía, País Vasco, Castilla-La Mancha, Extremadura y Castilla y León– habían pactado con los sindicatos, o al menos que se les permita negociar las 37 horas y media establecidas en el Estatuto Básico del Empleado Público.

Donde si está próximo el acuerdo es en las tasas de reposicióntasas de reposición, el porcentaje de vacantes que se cubren. El Gobierno ha accedido a aumentar la tasa al 115% en las fuerzas y cuerpos de seguridad, también a que la reposición sea del 100% en los servicios considerados esenciales –educación, sanidad, lucha contra el fraude fiscal– y del 75% en el resto de los sectores. Además, habrá un 5% más para necesidades puntuales en todas las administraciones.

El Estado convoca 4.725 puestos de trabajo tras seis años consecutivos de pérdida de empleo público

El Estado convoca 4.725 puestos de trabajo tras seis años consecutivos de pérdida de empleo público

Más sobre este tema
stats