LA CRISIS DE LA PRENSA

Unidad Editorial a sus trabajadores: “Nos estamos convirtiendo en un sector 'low cost”

La sede de Unidad Editorial en Madrid.

“Nos estamos convirtiendo en un sector low cost, lo que nos obliga a replantear los salarios”. Es el argumento que ha esgrimido la dirección de Unidad Editorial ante su comité de empresa para justificar los recortes de sueldo y sociales que quiere aplicar a sus 1.600 trabajadores.

Unidad Editorial pretende bajar los salarios a toda la plantilla un 10% como medida previa a la negociación de un convenio único para todo el grupo que supondrá también rebajas en los sueldos que en algunos casos llegarán al 30%, entre eliminación de pluses y de beneficios sociales. El comité se opone a negociar recortes salariales y ha comunicado a la empresa que sólo van a discutir sobre el nuevo convenio colectivo. También le han presentado su propia propuesta de convenio, que ofrecía en buena parte como condiciones mínimas las de El Mundo y el corporativo, mejores que las disfrutadas en los medios adquiridos al grupo Recoletos.

El futuro convenio deberá unificar salarios, categorías y condiciones para las plantillas de las 12 sociedades que integran el grupo: tanto de las ediciones regionales de El Mundo como de Expansión, Marca o Telva. Cada una de ellas tiene sueldos y beneficios diferentes.

En la reunión que mantuvieron ayer ambas partes, la dirección del grupo mostró su “rechazo total” a la propuesta de los trabajadores porque “no responde a las posibilidades de este momento y supone un aumento de costes que no se puede asumir”, según el comunicado que el comité ha distribuido a toda la plantilla. Las condiciones ofrecidas por los representantes sindicales responden “a un negocio que considera inexistente en sus costes, flexibilidad y simplicidad”.

Nueva propuesta

Pese a que éstos se mostraron dispuestos a negociar sobre su propuesta de convenio, la dirección “ha respondido que las posturas de las dos partes son completamente antagónicas”, por lo que “estudiará otras vías”, diferentes de las planteadas tanto por la empresa como por el comité, “para poder seguir avanzando”.

Para negociar la rebaja salarial del 10%, que considera “ligada indisolublemente” a la posterior firma del nuevo convenio, la empresa ha fijado como plazo el próximo día 30. En el comunicado a la plantilla, el comité expresa su “inquietud” ante las afirmaciones de la empresa sobre la prensa low cost y los salarios.

Aunque Unidad Editorial ha asegurado a los representantes de los trabajadores que no ejecutará un nuevo ERE, la garantía de mantener el empleo que firmó el pasado septiembre concluyó el pasado 31 de marzo. Y hadejado claro querecurrirá a los despidos si cierra o vende cabeceras o unidades de negocio.

Ni antigüedad ni nocturnidad ni IPC

No es la primera vez que Unidad Editorial pone la lupa sobre los sueldos de sus empleados, que considera “entre un 25% y un 30% por encima del mercado”. En otro comunicado a la plantilla, el pasado 25 de febrero, aseguraba que la viabilidad del grupo depende de su “capacidad para adaptar el coste salarial individual a lo que el mercado exige”. De ahí que su propuesta de nuevo convenio incluya, además de la reducción o eliminación del plus de antigüedad, el recorte de la nocturnidad y la creación de una doble escala salarial. Es decir, los nuevos contratados tendrán sueldos inferiores a los actuales entre un 25% y un 30%.

También pretende la empresa recortar los días de vacaciones y de permisos retribuidos, y sustituir el IPC como referencia para actualizar los salarios cada año. A partir de ahora, para que los sueldos suban, los números de Unidad Editorial deberán superar los presupuestos de la empresa en ingresos y en EBITDA –el beneficio bruto antes de impuestos y amortizaciones–. Su objetivo de EBITDA para este año es de 30 millones de euros. En 2013 fue sólo de siete millones. El pasado año el grupo perdió 59,7 millones de euros, resultado de una caída del 10,4% en sus ingresos: la publicidad se redujo un 13% y la venta de ejemplares, un 12,7%.

La crisis de la prensa fuerza el deshielo entre las editoras de 'El País' y 'El Mundo'

La crisis de la prensa fuerza el deshielo entre las editoras de 'El País' y 'El Mundo'

Más sobre este tema
stats