X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

El 21-D no puede ser "normal"

Publicada 05/12/2017 a las 06:00 Actualizada 05/12/2017 a las 13:07    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 82

En la mañana de este lunes, a pocas horas del arranque oficial de la campaña electoral catalana, hemos conocido dos decisiones judiciales y un sondeo del CIS. El Tribunal Supremo mantiene a Oriol Junqueras y a otros tres dirigentes independentistas en prisión sin fianza,  mientras un juez belga aplaza hasta el próximo día 14 su decisión sobre el “autoexilio” de Carles Puigdemont y otros cuatro exconsellers del Govern. Por primera vez, el CIS vaticina un posible triunfo de Ciudadanos, aunque también augura la imposibilidad de que alguien sume apoyos suficientes para poder gobernar. Lo único meridianamente claro, a día de hoy, es que el 21-D no se celebrarán unas elecciones “normales” (por más que Mariano Rajoy proclamara como principal objetivo de la aplicación del artículo 155 de la Constitución una “vuelta a la normalidad”).
 
  • No es “normal” que varios candidatos en estos comicios permanezcan durante la campaña (y probablemente más allá) en prisión preventiva sin fianza. Frente a lo que mantuvo la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de forma colectiva sobre todos los acusados, el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, en un auto de 25 páginas, no aprecia ya riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas en ninguno de los políticos separatistas encarcelados. Sin embargo, individualiza las responsabilidades de cada cual para concluir que cuatro de ellos (Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart) podrían “perseverar en el delito” y volver a cometer “actos con graves, inmediatas e irreparables consecuencias para la comunidad”. Esta variable de justicia preventiva se basa en considerar que los cuatro citados tuvieron un mayor peso que el resto en la “explosión violenta” que Llarena considera que se produjo en Cataluña.
 
  • No es “normal” que el hecho de participar como candidatos en unos comicios autonómicos convocados desde el Gobierno central en aplicación del 155 sea interpretado en contra y no a favor de la presunción de que los inculpados acatan la legalidad. Según el auto, el riesgo de “reiteración delictiva va expresamente unido a las responsabilidades públicas a las que aspiran”. De forma que renunciar expresamente a la vía unilateral de independencia y comprometerse a defender sus propuestas dentro de los cauces constitucionales sí sirve para poner en libertad a la expresidenta del Parlament (y también candidata de ERC) Carmen Forcadell, pero no vale con Junqueras, Forn y los ‘Jordis’, porque su protagonismo anterior en el Comité Estratégico que presuntamente diseñó la hoja de ruta independentista lleva al magistrado a sospechar que en el futuro volverán a las andadas, es decir a la organización de “actos graves” y “tumultos”. (Para mayor detalle, puede leerse pinchando aquí el análisis del auto que el catedrático de Derecho Penal Joan Carles Carbonell hace en el blog Al Revés y al Derecho).
 
  • No es “normal” que la evidente (y argumentada) falta de credibilidad que el juez adjudica a los inculpados le lleve a obviar que decretar su libertad condicional bajo fianza y con otras medidas cautelares no equivaldría (ni en su caso ni en ningún otro) a permitirles reiterar los presuntos delitos de rebelión, sedición y mucho menos prevaricación o malversación, puesto que hoy serían fuera lo mismo que son dentro de la cárcel: simples candidatos a obtener escaño en el Parlament (Cuixart ni siquiera lo es). Es decir, no ostentarían ninguna función pública que les permitiera volver a salirse de la legalidad constitucional, y si esa amenaza llegara a producirse, podrían ser de nuevo encerrados, como el propio Llarena advirtió a los miembros de la Mesa del Parlament a los que sí concedió el beneficio de la duda. El magistrado prefiere respecto a Junqueras, Forn y los ‘Jordis’ “que paulatinamente se vaya confirmando que el cambio de voluntad es verdadero y real”. Sin salir de prisión, a uno no se le ocurre qué forma habrá de comprobarlo, salvo someterlos al polígrafo o 'máquina de la verdad'.
 
  • No es “normal” que haya que insistir en la obviedad de que tampoco ha sido “normal” el comportamiento de los dirigentes independentistas empeñados en una vía unilateral hacia la independencia que incumplía claramente la legalidad constitucional para instaurar una legalidad paralela que nadie en el mundo ha reconocido. Así es, y ese fracaso político es precisamente la base de la que los propios separatistas tendrían que partir en la campaña de este 21-D y tras las elecciones, pase lo que pase. Su responsabilidad en la fractura de la sociedad catalana es innegable. De ahí a impedir que ejerzan sus derechos políticos fundamentales manteniéndolos entre rejas en plena campaña electoral va un enorme trecho en el que la credibilidad en juego es la de la calidad democrática.
 
  • No es “normal” que desde el Gobierno se filtre con insistencia que "lamenta" la decisión judicial, con el argumento de que en realidad fortalece al independentismo y alienta el “discurso victimista”. El ministro de Justicia, reprobado por el Congreso, tiene la misma credibilidad en sus proclamas de respeto a la autonomía de la Fiscalía General como la que puedan tener Junqueras y compañía sobre su propósito de renunciar a la unilateralidad. Y es obvio que la vía penal no estaría hoy en el punto que está en relación con Cataluña sin la cruzada que protagoniza el ministerio fiscal, empeñado en solicitar prisión incondicional para todos los investigados. Por lo demás, el respeto a la separación de poderes y el acatamiento de las decisiones judiciales es simplemente una obligación del Ejecutivo (como de toda la ciudadanía), y en el caso del PP gobernante estaría bien que además de proclamarlo se abstuviera de cambiar de destino a los jueces que fallan en su contra en las múltiples causas abiertas por corrupción.  

No. Definitivamente la campaña electoral estrenada esta madrugada no es “normal”. No puede serlo con un expresident de la Generalitat pretendiendo pasar por “exiliado” como si en España y en Cataluña no tuviéramos memoria de las diferencias entre una dictadura y una democracia, por imperfecta que ésta sea. Y tampoco lo será con candidatos encarcelados indefinidamente de forma preventiva.  De qué forma afecte todo esto al resultado será un misterio hasta la noche del 21-D. El sondeo del CIS augura que el independentismo puede perder la mayoría en el Parlament, que Ciudadanos sería primera fuerza, que nadie contará con apoyos suficientes para gobernar… Pero todo eso era antes de conocerse el auto del Supremo, cuyos efectos pueden hacer variar también la correlación de fuerzas dentro del bloque independentista. ¿Cómo va a ser “normal” que la disputa por el liderazgo nacionalista se produzca entre un fugado y un preso preventivo?


P.D. En la mañana del martes hemos conocido un nuevo auto de Pablo Llarena por el que se retiran las euroórdenes en su día dictadas desde la Audiencia Nacional solicitando la detención de Carles Puigdemont y los otros cuatro ex miembros del Govern que le acompañan en Bruselas. Con esta decisión el magistrado intenta evitar que las autoridades belgas puedan entregar a los dirigentes huidos pero limitando los delitos por los que podrían ser enjuiciados en España. Lo cual, como argumenta Llarena, dejaría en peor situación legal a quienes se han quedado que a los prófugos. El auto obligará a Puigdemont a dar algún nuevo paso. Si no se entregan antes voluntariamente en España, tanto él como los demás tendrán que venir a tomar posesión de sus actas parlamentarias si son elegidos el próximo 21 de diciembre (salvo que prefieran abandonar la política y vivir fuera de España).
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • Giovanni Drogo Giovanni Drogo 09/12/17 16:49

    Nadie, o casi nadie, incluidos los periodistas, habla del paro, del paro juvenil, de las pensiones, de la violencia sobre la mujer, de la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, del cambio climático y de otras cuestiones que requieren una solución urgente. El debate sobre el independentismo ha provocado que estos problemas hayan quedado sepultados. Debemos pedirles a los partidos que se presentan a las elecciones del 21D que nos expongan sus propuestas sobre ellos. Si crees que debe ser así, por favor firma esta petición en Change.or y difúndela.
    https://www.change.org/p/los-partidos-que-se-pesentan-a-la-elecciones-del-21d-en-catalu%C3%B1a-partidos-que-se-presentan-a-las-elecciones-del-21d-se-pronuncien-sobre-problemas-sociales

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • librepensador librepensador 08/12/17 01:41

    Lo absolutamente anormal es que siga gobernando el PP después de todo lo que ha robado y lo que ha atacado a la economía y al bienestar de los españoles. Partiendo de eso, me parece muy normal que haya un gran número de catalanes que quieran vivir en otro Estado. Visto lo visto, se antoja imposible que la sociedad española aspire a un gobierno mejor y a un estado mejor. No demuestran querer hacerlo ni la mayoría social ni los partidos llamados constitucionalistas. No soy catalán, pero les comprendo. Con este panorama yo también quiero salir corriendo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    10

  • Carmen47 Carmen47 07/12/17 14:40

    Efectivamente, Maraña, nada es normal en el panorama político catalán y resulta absurdo oírselo al presidente del gobierno. También el Sr. Albiol utiliza mucho el término, y, en este caso, resulta hasta penoso oírlo. Supongo que el PP catalán bajará estrepitosamente en las urnas y, en ese sentido, me alegra mucho que haya predicciones de una altísima participación.
    La situación no es normal, pero una vez llegados a septiembre de 1917 y al comportamiento del gobierno independentista a partir de entonces, no ha habído más posibilidades en mi opinión que aplicar como se hizo el 155 para convocar elecciones democráticas. Y ahora, que trabajen todos por lo que quieran, pero sin saltarse las leyes.

    Responder

    Denunciar comentario

    15

    8

  • salvafer salvafer 06/12/17 20:00

    Lo que está claro (¿normal?) que el anticatalanismo no lo inventó Puigdemont, ni tampoco el independentismo. Ambos ya estaban en los genes de uno y otro territorio, ahora ampliados.
    Me remito a los aprobados y suspensos que cosechan los comentarios: Si esta estadística se da aquí ¿qué ocurrirá en otras publicaciones (todas)?.
    ¿Hay alguien ahí...?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • bidebi bidebi 06/12/17 13:04

    Irreligión, desde el aprecio, pero también desde la sinceridad que en la amistad está implícita, he de decir que tu respuesta es una salida de pata de banco. Algo muy inapropiado a tu personalidad y que seguro no pensaste demasiado.
    Primera premisa : Se puede ser demócrata de izquierdas oponiéndose a la creación de un nuevo estado desde el existente, por diferentes razones.
    Segunda premisa : No se puede ser ni demócrata ni de izquierdas oponiéndose a que la ciudadanía decida qué ser y dónde estar. No se puede ser de izquierdas sin defender el derecho de autodeterminación de los pueblos.
    Conclusión : Podemos cumple los requisitos según su hacer para considerarlo un partido democrático y de la izquierda. Ninguno más del ámbito estatal.

    Pero es que el tema tiene, a mi entender, más miga. Porque Podemos, oponiéndose a la DUI pero defendiendo el derecho a la consulta, cosechará el 21D sus peores resultados en Catalunya. Y seguramente sea así porque se halla con ello en la mitad sin proponer soluciones viables. Porque el derecho a decidir no es viable en la actual España y es precisamente por ello que otros han realizado la DUI. ¿Qué propone Podemos para Catalunya si el derecho de consulta es y va a seguir siendo inviable?. Poco puede ofrecer salvo la esperanza en un mundo mejor. Y eso, en el estadio radical al que han llegado en Catalunya evidentemente no es suficiente. Por eso no va a tener éxito. Porque no aporta una solución viable en este momento. Porque es una víctima de la falta de democracia en España defendiendo lo que se debiera hacer pero sin embargo no se puede hacer. Se encuentra entre los dos fuegos de quienes prohíben y de quienes ante la prohibición dan un salto adelante. El espacio que le queda es muy estrecho. Con el agravante para UP de que en este estado cavernícola apoyar la democracia en Catalunya le va a reportar pérdida de votos en España. Es decir, tiene las peores cartas. Pero no porque su hacer no sea el correcto en democracia, si no porque en España existe un régimen y una sociología muy peculiares. En España triunfa la mierda y UP no es la mierda y por eso no gana.

    Responder

    Denunciar comentario

    17

    17

  • Rafael María Rafael María 06/12/17 12:13

    Estoy muy de acuerdo en tus conclusiones.... pero lo que no es normar en este país de países que se llama España. 
    ¡Que maravilla sería si un día llagáramos a ser un Estado democrático, republicano y justo! Más allá del nacionalismo o el socialismo necesitamos un nuevo proyecto que se plantee una sociedad evolucionada y humanitaria con una organización consciente al servicio del pueblo. 
    Todo esto aún no se está teorizando, pero más pronto que tarde, como decía el camarada latinoamericano, aprenderemos del 15 M y de Podemos... 

    Responder

    Denunciar comentario

    9

    12

  • jmdkas jmdkas 06/12/17 11:05

    Evidente. No sin normales. Como dice Gabilondo son militares. A por ellos. Dos bloques enfrentados y enfrentando a catalanes. Y sus líderes desconocen la tasa de paro. Si no estás en un bloque eres traidor. Falta hablar de gente, de socialismo de verdad y desterrar a la corruPPcion y al 3% per cent. 
    Verdad que no son normales?  Desde Madrid, moltes gracies InfoLibre

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • Queso Tierno Queso Tierno 05/12/17 20:26

    La situación es de lo más ajena a la normalidad. Es un tiovivo que sube y baja. Que aquellos diputados que en su día, juraron acatar y defender la Constitución y que se la saltaron a la torera apoyando la DUI y renunciando o dinamitando la Generalitat, ahora vayan entusiasmados a dar marcha atrás y a volver a elecciones a la Generalitat, que ni siquiera ellos convocaron y a jurar de nuevo o prometer acatar la Constitución que les importa un pepino, es todo menos normal. Que esa ruptura del solemne acto de posesion de los diputados no tenga consecuencia, cuando menos política, no está en la normalidad y hace que uno se pregunte qué valor y sentido tiene ese juramento. Que después de mentir sobre su aceptación de la Constitución como regla de convivencia, un juez acepte que van a acatar el 155 y no volver a las andadas, es de chiste. Una vez más se demuestra que los políticos viven en un búnker ajeno a las leyes y normas que se nos obliga a cumplir a rajatabla al resto de los mortales. Pero esto sí que es normal en nuestra democracia.
     No me gustan los EEUU, pero esta orgiá de manipulaciones y mentiras allí y en muchos otros países, hubieran significado la muerte política de todos ellos. Tampoco estoy en contra de que uno o tres millones de ciudadanos quieran otra relación con el Estado. Me parece justo, legal y democrático. De lo que estoy en contra es de la forma política y jurídica en que se ha llevado a cabo y de que una vez dado el paso, no hayan tenido el coraje de mantenerlo y defenderlo hasta sus últimas consecuencias. Desde luego, no ha sido ni es normal.  

    Responder

    Denunciar comentario

    17

    32

  • mcn mcn 05/12/17 19:38

    No es normal que en un país europeo como España o Cataluña, un grupo político dé un golpe de estado. Eso sí que es absolutamente anormal, y es la madre de todas las anormalidades que hemos vivido últimamente. El resto, detalles, efectos colaterales.

    Responder

    Denunciar comentario

    24

    33

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 05/12/17 17:36

    Como va a ser normal el 21D, si es la consecuencia de que el gobierno del estado, y a la cabeza su presidente Mariano Rajoy, hayan incitado al resto del mismo contra una parte (Catalunya) que reclama un diálogo y una negociación sobre su status y futuro.....Se pueden olvidar todos los agravios, desde la recogida de firmas contra el Estatut, como las campañas contra productos catalanes, etc,etc,etc., pues éso....

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    37

    51

    • HEREJE HEREJE 05/12/17 18:44

      Efectivamente. "Me cabreo contigo, te saco uno ojo, me cachondeo y luego... ¡Pelillos a la mar!". O sea, normalidad.

      Responder

      Denunciar comentario

      23

      20



Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    ¿Qué tienen en común el PP, Ciudadanos y la CUP?

    Esta campaña tiene exceso de relato y déficit de concreciones sobre cómo salir de esta, por lo que no queda más remedio que acudir a los programas electorales y ver qué propone cada candidatura para gestionar la siguiente fase.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Explico algunas cosas

    Como no soy creyente ni me afectan las ideas religiosas, he encontrado en la poesía mi lugar de lo sagrado, el lugar en el que no puedo mentirme, un espacio de la verdad, del respeto a uno mismo.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    Hay una carta para ti del cardenal Cañizares

    Con motivo del aniversario de la Carta Magna, Antonio, el cardenal más dicharachero de la Conferencia episcopal, ha escrito unas líneas sobre "la dignidad inviolable de todo ser humano" que no tienen desperdicio. ¡Que corra el orujo!
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre